Diario 5350 16.08.2018 | 16:19
Hosteltur: Noticias de turismo
Según el portal especializado Turismodelvino.com

El enoturismo podría generar en España 50.000 empleos directos

Más de 15 millones de españoles han visitado alguna vez una bodega 7 marzo, 2013

El enoturismo podría generar unos 50.000 puestos de trabajo directos en España a medio plazo si afronta con éxito los dos desafíos que se le presentan: su internacionalización, abriendo la oferta a la demanda extranjera, y el incremento de los visitantes repetidores. No en vano más de 15 millones de españoles han estado alguna vez en una bodega, según el portal especializado Turismodevino.com.

“La cifra es alta pero no nos ha sorprendido”, asegura el responsable de la página, Luis Lechuga, quien afirma que a ello contribuye el que haya bodegas en casi todos los destinos de España, especialmente en lugares eminentemente vacacionales como las costas catalana y gaditana.

La demanda internacional y el aumento de visitantes repetidores son los grandes retos del enoturismo en España.La demanda internacional y el aumento de visitantes repetidores son los grandes retos del enoturismo en España.

El reto por tanto para el sector no está tanto en aumentar el número de personas que alguna vez han visitado una bodega, sino en aumentar los visitantes asiduos a sus instalaciones, pues el enoturismo mueve 1,5 millones de personas anuales, según cifras de Acevin publicadas por HOSTELTUR noticias de turismo. Una mayor repetición de las visitas ayudaría a incrementar la venta directa, elemento altamente deseado por el sector bodeguero.

El problema es que en muchas ocasiones el público que ha visitado una considera que todas son iguales. “Pero el paisaje del viñedo en España es tremendamente variado”, señala Lechuga Núñez.

Atraer a los jóvenes

Otra de las recomendaciones del portal es focalizar los esfuerzos en llevar la cultura del vino a los jóvenes, despertando su curiosidad por la elaboración, los paisajes y las catas. De este modo la actual crisis podría convertirse en una buena oportunidad para las bodegas y el enoturismo, dados sus precios competitivos (ver ‘El Priorat es el destino enoturístico con las visitas más caras a bodegas’).

Lechuga Núñez considera que sería necesario desmitificar el vino y no tratarlo como algo serio, sino como algo “divertido y ameno. Las visitas deben ser también oportunidades para que la gente compre vino: a nadie le gusta hacerse 200 kilómetros para encontrar que el vino en la bodega es más caro que en una tienda”.

Parte sustancial de la cultura española

Las bodegas se confirman así como una parte sustancial de la cultura de España, primer país del mundo en extensión de viñedo y tercer productor tras Francia e Italia (la menor producción se explica por un menor rendimiento de la producción en España). Jerez, Cataluña y La Rioja siguen siendo las regiones preferidas por los turistas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.