Diario 5379 19.09.2018 | 05:12
Hosteltur: Noticias de turismo
El regulador de la competencia objeta la forma de vender el seguro de viaje

Multan a Ryanair y easyJet con más de 1 M € por prácticas engañosas

19 febrero, 2014

Ryanair y easyJet han sido multados con más de un millón de euros por el regulador italiano de la competencia por la venta engañosa del seguro de viaje en sus páginas web.

La Autorità Garante della Concorrenza e del Mercato (AGCM) dijo que ambas aerolíneas habían infringido el Código del Consumo italiano al no suministrar información adecuada o dando información engañosa; según una información de The Guardian.

Ryanair, que recientemente se ha comprometido a "detener su innecesaria tendencia a enojar a la gente” como parte de una renovación de imagen, fue multado con 850.000 euros y un plazo de 30 días para responder sobre la forma en que iba a cambiar sus "prácticas comerciales engañosas". EasyJet fue multada con una cantidad mucho menor, de 200.000 euros, debido a que, según aseguró el regulador, la aerolínea británica había hecho los cambios necesarios al proceso de reserva.

Las prácticas engañosas objetada incluyen la falta de transparencia acerca de las pólizas de seguro que ambas aerolíneas estaban vendiendo y los obstáculos que ponen para que el pasajero haga una reclamación.

Multan a Ryanair y EasyJet con más de 1 M € por prácticas engañosas Multan a Ryanair y EasyJet con más de 1 M € por prácticas engañosas

La AGCM destaca que las aerolíneas no dejan claro el excedente a pagar por la póliza ni si los impuestos y tasas aeroportuarias están cubiertas, mientras que las dificultades a las reclamaciones se refieren principalmente a tener que llamar a un número telefónico de tarificación adicional y pagar por un certificado que demuestre que habían viajado, con un coste de 20 euros en el caso de Ryanair y de 12 euros en el de easyJet.

El regulador dijo que esto era “una información que las empresas que ya tienen y podría ser fácilmente dada a la compañía de seguros sin ninguna carga a los consumidores".

Agrega que los costes de las llamadas telefónicas y los altos extras se combinan para actuar como factores disuasivos de no reclamar. La AGCM observó que, incluso, tales recargos podrían ser más altos que la propia póliza de seguro y relativamente altos en comparación con el precio del vuelo. De hecho, los datos recogidos por la AGCM durante sus investigaciones muestran que un muy bajo porcentaje de los viajeros cubiertos había tratado de reclamar.

La autoridad también cuestionó la práctica "injusta, engorrosa y engañosa" de Ryanair de darle a los clientes la opción de comprar su seguro de viaje de forma predeterminada. Las personas que no desean comprar el seguro de la low cost irlandesa tienen que seleccionar la opción de "No Grazie" situada entre Malta y Noruega en una lista desplegable de los países de residencia.

Apelaciones de las aerolíneas

EasyJet dijo que estaba en desacuerdo con que la autoridad italiana hubiese decidido multarles por la forma en que vende el seguro de viaje. Un portavoz de la compañía británica dijo que “todas las cuestiones planteadas en la decisión ya habían sido subsanadas en consulta con la AGCM y nuestro socio de seguros, Allianz. EasyJet examinará la decisión y revisar sus opciones” .

Un portavoz de Ryanair dijo, por su parte, que “tomamos nota de esta decisión, no estamos de acuerdo con sus conclusiones y mientras hemos instruido a nuestros abogados para apelar, vamos a modificar nuestra página web adecuadamente”.

Vender servicios auxiliares se ha convertido en una parte cada vez más importante del modelo de negocio de Ryanair, en el que el total de ingresos auxiliares o ancillary revenue asciende a más de 1.000 M € que representan alrededor de 22% de los ingresos totales de la aerolínea irlandesa en 2013. Sin embargo, easyJet informó el año pasado que la comisión por la venta de seguros de viaje continuaba disminuyendo, mientras reportaba "ingresos no asentados" de sólo 64 millones de libras esterlinas (77,6 M €).

Los cargos adicionales de las aerolíneas de bajo coste, así como lo que se considera publicidad engañosa, han llamado la atención de los reguladores en el Reino Unido y de la Comisión Europea (CE) que han ordenado colocar el precio final en las páginas web, sin excluir los recargos por tasas o por el pago con tarjetas de débito.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.