Un post de Joan Gou

Ryan, ¿qué pasará con los borregos?

Mucho se viene hablando estos días de la compañía de bajo coste, en especial con sus relaciones con la entidad gestora de Girona, además de otros destinos. Comencemos por fijar un punto de partida, esta compañía de aérea tiene poco, son ante todo un grupo financiero que para conseguir sus objetivos tienen que volar.

La atención al cliente no es la prioridad de esta compañía.La atención al cliente no es la prioridad de esta compañía.

El principio básico de cualquier compañía aérea es la atención al cliente y satisfacer sus necesidades. Éstos, nada más lejos de la realidad, su estrategia es clara y contundente te llevo punto a punto y cuanto menos me molestes y mas te ayudes a ti mismo,  mejor para ti.

Ryan, ¿qué pasará con los borregos?Ryan, ¿qué pasará con los borregos?

Ahí andamos la panda de borregos abducidos por la tarifa, ninguno apreciamos la compañía, más bien la denostamos, pero todos la utilizamos, como paradoja nada desdeñable.

La mayoría de nosotros somos ejecutivos responsables en comercialización y distribución, pasándonos el día en Internet alabando las nuevas tecnologías que facilitaran al cliente información y mejor precio para que compre nuestros servicios que son los mejores, hablamos del cliente como del oro negro, a los pocos minutos nos olvidamos de la tarea y efectuamos una reserva para la semana que viene con el amigo Ryan….. No haré comentarios.

Analicemos también lo que sin saberlo han hecho bien, en primer lugar acercar los aeropuertos con sus destinos a millones de ciudadanos europeos, que de otra manera difícilmente hubieran volado en compañías estándar.

Han conseguido bajar las tarifas a todas las compañías de solera, y situarlas más cerca del usuario,  en tierra firme, demasiado tiempo anduvieron por las nubes con tarifas opacas.

Internet ha tenido que ver mucho en ello, lo que en principio debía cumplir una tarea comercializadora, género un efecto viral lanzando a la irlandesa más allá de las previsiones.

Hábito que han adoptado las demás, con sus matices, con un dato negativo para todas ellas están confundiendo bajo coste, por “no quiero hacer nada por ti que no te cobre” llegando a cobrar por el aire que respiramos en cabina, algún día cobraran un fee para subir y el doble para bajar.

Con este panorama que sucede en un espacio de tiempo de más o menos diez años, toda una década, el merito de abrir mercados en destinos inverosímiles, no hay que negárselo, un Baden-Baden –Girona por ejemplo, pues llegaron a tener dos vuelos al día.

Llega el momento de renegociar el pago por borrego, y la Generalitat no puede pagar lo que pide Ryan por cada uno de ellos, con lo que el proveedor de borregos ha dicho que sin pienso los borregos se quedaran en el establo.

Durante estos diez años Ryan ha sido el único operador del aeropuerto de Girona, The Boss, mientras, surge una pregunta, ¿porque no hay mas compañías compitiendo con ellos? ¿Hay clausulas que lo impiden? ¿Incapcidad?,  No hay información al respecto (al menos no me consta).                Los TTOO (tour operadores) se fueron cuando ellos llegaron, por ahí anda bibliografía suficiente cantando las alabanzas del recién llegado, y algún sector frotándose las manos con la posibilidad de obtener Clientes directos, se llegaron a ver luces y tuneles.

Parece ser que ahora se quiere convencer a la aerolínea de “Bandera” Catalana (Spanair,  el logo ya es toda una declaración de intenciones ) que sustituya a Ryan en lo que el amigo  deja, y se fijan en el Girona-Madrid aunque cuando lo intentaron al inicio tuvieron que abandonar ya que no les salían los números, el día que lo comienza Ryan (años más tarde) no,  un vuelo diario, tres y llenos.

El modelo de Ryan está  ahí, ya no tiene secretos, gustara nada o nada de nada, solo basta con copiar el proceso y voila, el mercado esta receptivo, conoce las instalaciones, le gusta volar desde cerca de casa, le da igual que no le traten bien, o se conforma con que lo maltraten poquito,  aun así está dispuesto a subirse a un avión.

Gente preparada con modelos de negocio y estrategias a medio y largo plazo según cuentan en sus charlas evangelizadoras, con un claro defecto desde mi punto de vista, para ellos es más importante el donde (El Prat) que él quien (los mercados), me cuesta entender que un terreno allanado, limpio de piedras, ordenado, con amplios servicios y con datos suficientes como para tener una valoración concreta,  no sean capaces aprovechar una oportunidad única de debilidad mientras dura  la discusión Ryan-Generalitat.

No sé como acabara el “culebrón” o tour de forcé como dirían los vecinos Franceses, o  tal vez habrá  que aplicar uno británico  su……. “wait and see”.

Saludos desde la Costa Brava

 

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

juanfra2/03/2011 15:03:01

Yo tengo claro que con Ryan air y con cualquier otra compañía, si me paso en el equipaje y llevo más de lo autorizado, tengo que pagar. Si yo no me salto sus normas, soy atendido exquisitamente. A todas las compañías les interesa que sus clientes san bien atendidos. No sé donde está el malestar,..¿porque no me dejan llevar más que un solo equipaje de mano? pero si eso ya lo sé!! si llevo de más tengo que pagar y se acbó la cuestión. Bamos hombre dejemonos de chorradas con lo del sevicio malo.
Si usted cumple con su compromiso, ellos sonríen, si usted pretende tomarles el pelo, ellos le dicen que no. ¿Donde está lo malo en exijir, el cumplimiento de las normas, que todos conocen cuando compran?...El no saber no exime en cuanto a la obligación de cada cual. Bienvenidos los señores que sacuden el mercado con nuevas ideas y con precios competitivos. Luego cada cual compramos donde nos parece.

00 Más comentarios del lector Responder

SERRANO2/03/2011 17:03:24

Estas compañías tendrían precios tan competitivos si no estuvieran subvencionadas hasta las orejas? Por qué se marchan entonces de Gerona?

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.