Diario 6008 25.09.2020 | 06:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El 65% de la oferta hotelera en España está en mano de 250 cadenas

La pandemia acelerará la concentración hotelera... y ya hay movimientos

4 agosto, 2020

En la hotelería española el grado de concentración de la oferta es “notablemente bajo”, ya que el 65% está en manos de 250 cadenas y el 35% restante pertenece a operadores independientes, según un informe de Banca March. Pero eso podría cambiar a partir de la COVID-19, por la “complejidad del nuevo entorno”. Como viene publicando HOSTELTUR, desde el comienzo de la pandemia la consultora Deloitte advierte que poscoronavirus se observarán procesos de consolidación de marcas y operaciones para conseguir liquidez. En las últimas horas ya empezaron a observarse movimientos: las cadenas Be Live (Globalia) y Bluebay Hotels estudian su fusión y, de concretarse, el grupo resultante gestionaría un inventario de cerca de 100 hoteles y más de 21.000 habitaciones, la mayoría en categoría 4 y 5 estrellas, distribuidos en más de 15 países.

En el estudio “Los retos financieros del sector hotelero en el contexto de la COVID-19”, Banca March plantea que las compañías hoteleras hoy se encuentran en una situación económico-financiera “más favorable que en la pasada crisis”. Sin embargo, para hacer frente al golpe que ha supuesto estar sin actividad por tres meses, las empresas “explorarán fuentes de financiación alternativas y se plantearán operaciones corporativas”, que podrían derivar en “una aceleración en la concentración de un sector que se encuentra muy fragmentado”.

"Se prevé una aceleración en la concentración de un sector que se encuentra muy fragmentado", dice Banca March

En una entrevista concedida a HOSTELTUR, Gabriel Escarrer, CEO de Meliá Hotels International, aseguraba que al igual que ocurrió tras la crisis del 2008, una vez superado el golpe del coronavirus “se producirá una redimensionamiento del sector, con un consecuente endurecimiento competitivo y se acelerará la concentración en un sector tan fragmentado como el turístico”. (Ver: Gabriel Escarrer: "Tenemos confianza en que el sentido común triunfará").

Banca March detalla que “ante desafíos como el reajuste del modelo de distribución y comercialización, los cambios de hábitos en los clientes, la digitalización o los nuevos protocolos sanitarios, el estudio señala que se acelerarán los procesos de consolidación”.

Si bien a corto plazo las nuevas obligaciones financieras asumidas harán inevitable alguna situación de insolvencia, "a corto y medio plazo las compañías se plantearán explorar fuentes de financiación alternativa que puedan darles mayor estabilidad y robustez”, explica la banca.

Incorporar un operador con marca, desinversiones de activos no estratégicos, operaciones de sale & lease back o la integración de socios financieros o industriales, serán algunas de las operaciones corporativas que se observen. Y esto porque “a pesar de la crisis, se mantiene el interés de los inversores por el sector hotelero”.

De una encuesta realizada por Banca March a 100 empresas hoteleras se desprende que la mayoría está en fase de reactivación, aunque estiman que no recuperarán el nivel de ingresos de 2019 hasta el año 2022

“Obtener liquidez para afrontar los compromisos a corto plazo en un escenario de ingresos nulos, mantener los niveles de solvencia, volver a situar los ratios de endeudamiento en niveles previos a la crisis y mejorar la eficiencia figuran entre los retos más acuciantes de las empresas”, según la encuesta de la banca.

Como señalaba al comienzo de la crisis Bruno Hallé, profesor del Master en Dirección de Empresas Hoteleras de HTSI y socio de Cushman & Wakefield, si bien "no vamos a ver ventas masivas de grupos hoteleros, porque no va a haber necesidad, se van a vender unidades cuando se necesite cash flow". La nueva normalidad traerá integraciones en el sector hotelero. "Concentración sí que veo, ya hablamos con varias compañías que tienen interés en fusionarse para ser más fuertes, reducir costes y mejorar servicios". La idea de "trabajar más juntos, compartir más información, es algo que nos está enseñando esta crisis. Al sector hotelero le ha costado mucho. Ha habido un cambio generacional en los últimos 10 años que ha empezado a hacerlo posible, pero todavía queda un camino importante por recorrer".

Por lo antes expuesto, no es de extrañar que empiecen a verse movimientos como los de este lunes, en el que Globalia y Bluebay comunicaron su intención de fusionarse “para crear un líder en el sector con una fuerte vocación de expansión internacional”.

De hecho, meses atrás, en El rol de la financiación en la viabilidad del negocio hotelero pos-COVID Arturo Gayoso, socio de Financial Advisory de Deloitte, responsable del área de Transporte, Hostelería y Servicios, advertía que en la "Fase de avance”, que llegaría con la progresiva evolución de la demanda, “es probable” que se generen operaciones corporativas “y con ello oportunidades para reforzar el posicionamiento de algunos grupos en el mercado”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.