Diario 6004 19.09.2020 | 11:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Foro organizado en Palma de Mallorca por Exceltur y el Govern balear

El sector turístico espera que la recuperación llegue en 2021

4 septiembre, 2020
  • “Se presenta un otoño y un invierno complicado y duro, va a haber una constante, una falta de demanda", dijo el presidente de Balearia
  • La consejera delegada de Riu, Carmen Riu, considera que no hay que preparar solo 2021, sino que hay que ir más allá en las previsiones
  • "Nuestro horizonte está en garantizarnos la Semana Santa y que el verano que viene empiece a cambiar la tendencia", indicó Encarna Piñero

Tras un verano "aciago”, como lo ha calificado Exceltur, las expectativas de las empresas del sector no son mucho mejores para los próximos meses, ante la incertidumbre que genera la pandemia de la COVID-19. De hecho, la gran mayoría de ellas pone ya su esperanza de recuperación en 2021, en Semana Santa y sobre todo en verano. Así lo indicaron ayer en un foro celebrado en Palma de Mallorca bajo el título “Estrategias de futuro para la recuperación del sector turístico español”, organizado entre dicho lobby turístico y la Consellería de Modelo Económico, Trabajo y Turismo del Govern balear.

Tanto las autoridades de Baleares como las empresas piensan ya en la próxima temporada. Incluso la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en la inauguración del encuentro, señaló que "debemos centrar los esfuerzos en hacer planteamientos viables de cara a la próxima temporada porque, aunque no todo está en nuestras manos, hasta que no haya una solución sanitaria al problema podemos seguir trabajando conjuntamente e intensamente de la misma manera que hemos hecho hasta ahora para hacer viable el turismo”.

No está en nuestras manos su reactivación inmediata porque ésta es una enfermedad de consecuencias mundiales, ajena a la gestión turística de los territorios”, añadió.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, inauguró el encuentro.

El presidente de Exceltur y CEO de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, se mostró convencido de que Baleares recuperará los 15 millones de visitantes que ha recibido en los últimos años y España, los casi 84 millones que nos visitaron en 2019, y “ser, lo que hemos sido, el país, turísticamente hablando, más competitivo del mundo”.

Pero ¿cuándo se logrará ese objetivo? Por el momento, los empresarios que participaron en el foro creen que los próximos meses van a ser duros y ponen la esperanza de un cambio de tendencia en 2021.

Gabriel Escarrer, presidente de Exceltur, participó también en la apertura del foro.

Abel Matutes Prats, presidente y CEO de Palladium Hotel Group, fue claro: “vienen meses malos, esto es evidente, todos tenemos ganas de que salga pronto la vacuna, pero luego se tiene que distribuir y tiene que funcionar". Si se consigue, "seguramente 2021 se pueda salvar, sobre todo en sitios donde tiene más peso el verano. Yo creo que sí, que ya se llegará a un verano mejor. Lo que tenemos que hacer ahora es dotar de liquidez a las empresas”, añadió.

Se presenta un otoño y un invierno complicado y duro, va a haber una constante, una falta de demanda generalizada, acuciada por la situación sanitaria y vamos a tener que fajarnos de manera intensa para aguantar esta situación”, indicó el presidente de Baleària, Adolfo Utor.

A la pregunta formulada por el moderador del encuentro, José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, ¿cómo ves la realidad a corto plazo?, Carmen Riu, consejera delegada de Riu Hotels & Resorts, fue también muy clara: “yo no veo nada. Todo dependerá de lo que pase con la pandemia”. En cualquier caso, a su juicio, lo importante es mirar en el largo plazo, “no preparemos solo el 21, hemos de preparar más hacia adelante”, añadió.

El encuentro tuvo lugar ayer por la tarde, tras la asamblea que Exceltur celebró en Palma de Mallorca, a la que siguió un almuerzo con las máximas autoridades de Baleares y un encuentro con la ministra de trabajo, Yolanda Díaz.

Canarias en invierno

En opinión de Ginés Martínez, CEO de Jumbo Tours Group -la división española de Alpitour Group, el turoperador internacional número uno en Italia-, nos encontramos en “una crisis de paciencia” porque los recursos turísticos están ahí, pero “tenemos que esperar a que aparezcan las soluciones, médicas y económicas, que también harán falta”.

Explicó que su compañía analiza en estos momentos qué hacer de cara a los próximos meses, “porque los destinos del invierno son larga distancia y Canarias, y nuestra apuesta principal ahora, si va bien, es concentrarnos en Canarias”.

"Vamos a poner aviones a Canarias que hasta ahora no habíamos puesto, los 787, que normalmente los tenemos dedicados al largo recorrido, y vamos a meter más rotaciones"

Para conseguir este objetivo, "la clave va a estar en la confianza” en el mercado español, explicó Martínez.

El mercado nacional

El mercado doméstico ha sido el principal cliente de muchas compañías este verano, pero no ha sido la salvación para todos. “Yo no sé a quién le ha ido bien, a nosotros desde luego no nos ha ido bien el turismo nacional, estamos en una bajada de un 95% con respecto al año pasado. Es decir, prácticamente a cero y con las expectativas bastante negativas con respecto al otoño, cuando siempre pensamos que iba a haber recuperación”, afirmó Encarna Piñero, CEO del Grupo Piñero.

El verano ha acabado con una expectativa muy mala, incluso muy mala también de cara a Navidades. Nuestro horizonte está en garantizarnos la Semana Santa del año que viene y que el verano empiece a cambiar la tendencia. En esto dependemos de las compañías aéreas y sobre todo de la confianza, la seguridad y la certidumbre. Esas tres variables son las que harán que una persona decida comprar unas vacaciones por adelantado”, indicó.

Reconoció que no puede mirar más allá de tres o seis meses en lo que se refiere al mercado español. No obstante, cree que "lo más positivo y que me hace pensar en que nos vamos a recuperar es que nadie va a dejar de hacer vacaciones”.

El sector aéreo

Tampoco se mostró muy positivo Javier Sánchez-Prieto, presidente de Vueling y próximo presidente de Iberia: “No soy especialmente optimista de cara al otoño y al invierno hasta que no haya un verdadero avance en el tratamiento de la enfermedad o que exista una vacuna que permita que los niveles de infección y contagios actuales se controlen”.

Explicó que en el sector aéreo “todos vivimos con la angustia de ver cómo la demanda, por unas cosas o por otras, fundamentalmente por una crisis sanitaria que está debajo de todo, no existe”. Y con el fin de hacer frente a esta situación, “estamos tratando de adaptar nuestros medios de producción a la demanda existente y al mismo tiempo, como sucede dentro de la iniciativa empresarial, arriesgar un poco y tratar de dinamizar esa demanda poniendo un poquito más de oferta, tomando riesgos aquí y allí para poder revitalizarlo”.

Un proceso de adaptación a la demanda que está llevando a muchas compañías a reducir su tamaño, pero “el objetivo no es ser más pequeños. Ser más pequeños es un escenario plausible en la recuperación de esta crisis”, aseveró el presidente de Vueling. "Lo que nosotros decimos es que tenemos que estar preparados por si somos más pequeños", agregó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.