Diario 6039 30.10.2020 | 17:03
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista al director general del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, Luis Alberto Barriga

El nuevo Imserso podría tener salidas escalonadas y más flexibilidad

Los destinatarios de los viajes seguirán siendo las personas mayores, asegura 9 octubre, 2020

El Imserso aprovechará esta pausa en el programa de viajes para mayores, obligada por la pandemia, para repensarlo pero desde luego sin eliminarlo ni transformarlo en un producto distinto destinado a otro público. En una entrevista para "65 y más" realizada por Fernando Ónega, el director general del Imserso, Luis Alberto Barriga, asegura que el programa seguirá destinado a las personas mayores aunque habrá novedades cuando se reasuma, como una mayor flexibilidad en las reservas y probablemente salidas escalonadas.

Barriga explica que los actuales contratos con las adjudicatarias -las UTE Mundosenior y Mundiplan-, "se acabarán resolviendo", pero añade que "ya estamos preparando los nuevos pliegos de contratación con suficiente flexibilidad para que pueda articularse un turismo más progresivo en su puesta en funcionamiento".

Posibilidades abiertas

Todavía no hay nada cerrado, explica: "Esto son posibilidades abiertas que debemos hablar con los agentes implicados y las organizaciones de mayores, pero que tenemos que ver opciones para que a lo mejor no se haga al estilo habitual y que las 900.000 plazas no tengan el pistoletazo de salida a la vez, sino pensar en que salgan poco a poco, en grupos de 20.000…. o alargar las temporadas.... ¿Qué va a ser temporada baja a partir de ahora?", plantea en la entrevista.

Dada la situación creada por la pandemia y sus efectos, y en espera de una vacuna, Luis Alberto Barriga apunta que "en 2021 puede que agosto sea todavía temporada baja, lo cual es aprovechable para los viajes del Imserso, o en julio. ¿Qué pasaría si alargamos los meses en los que se puede viajar o los espaciamos? Vamos a darle muchas vueltas, a tener ideas originales que sirvan para recuperar el programa y también ver qué opciones hay para apoyar al sector turístico, que ha sido castigadísimo por la Covid. No hay que hacer siempre lo mismo, hay que adaptarse a las circunstancias".

"Simplemente se tratará de reestructurar, poner en funcionamiento progresivamente en cuanto haya oportunidad. Ya desde este momento estamos trabajando en ello. Otra cosa es que en estos momentos sea completamente irrealizable, considerando la movilidad, que son grandes grupos de personas y las características de las personas beneficiarias –más de 900.000 por temporada"

¿El Imserso rejuvenecerá?

"No entra en nuestros cálculos", asegura.

"Sí que es verdad que hemos tenido planteamientos desde la Secretaría de Estado –de Turismo– y desde el sector hotelero, agencias, etc., que apuntaba a una reconversión del programa. Se ha llegado a hablar de turismo de sanitarios, de jóvenes… No estamos en absoluto en contra de ese tipo de planteamientos, pero este es el Instituto de Mayores y Servicios Sociales. Esto son prestaciones complementarias de la Seguridad Social, el destinatario es y seguirán siendo los mayores".

Y añade que "nosotros defenderemos este programa en cuanto a lo que son sus destinatarios, su razón de ser. Otra cosa es que haya otras iniciativas, en otros sectores, ante lo que estaríamos encantados de la vida. Pero los tendrá que gestionar Turismo o los operadores turísticos, no el Imserso".

El director general del Imserso, Luis Alberto Barriga, en la foto realizada por Gilsey Homet y publicada en "65 y más" con la entrevista de Fernando Ónega.

¿Y el dinero que no se gaste en el programa cancelado?

"La gestión de presupuesto público nunca pasa a bote", explica.

"Otra cosa es que, a sabiendas de que hay un presupuesto que no se va a gastar, –el de campaña de otoño y la primavera siguiente–, se genere un remanente. La intención de Vicepresidencias Segunda de Derechos Sociales y del Imserso es que eso redunde siempre en las personas mayores. Es decir, existe un concepto lógico de caja única cuando hay un sobrante, que luego se redistribuye".

Se entiende, por lo tanto, que ese dinero no será para los viajes del próximo ejercicio, cuando se reanude el programa.

El programa de Termalismo

"El programa de Termalismo tiene una configuración un poco distinta, y me explico. El programa de Turismo Social es envejecimiento saludable y ahí, lo que se ofrece a las personas son paquetes turísticos, que conlleva desplazamiento, alojamiento, actividades..., mientras que en el programa de Termalismo, lo que el Imserso subvenciona son tratamientos termales a personas individuales, que además viajan por sus medios, nadie organiza el viaje, etc. O sea, organizativamente la actividad es muy distinta. Otra cosa es que también se haya suspendido", explica el director general a Fernando Ónega.

Y añade que "la operativa en cuanto a las operadoras es completamente distinta, porque ahí se tiene si no recuerdo mal 96-98 contratos abiertos con instalaciones de termalismo que tenemos ahora que rehacer para iniciar la temporada 2021 en cuanto se pueda"

Aún así, el Consejo de Ministros también suspendió el programa de Termalismo: "Es una operativa distinta, pero el Consejo de Ministros ha sido también contundente con este programa. Es decir, también está en suspenso, y desde luego no se va a iniciar hasta que haya seguridad".

¿Será más fácil de reiniciar? Al parecer, sí: "También es verdad que por no ser una actividad masiva, nos puede dar para canalizar cómo hacer las cosas con seguridad, con más facilidad que el programa de Turismo. Entonces, misma contundencia en anteponer la seguridad de las personas, pero quizás mayor facilidad de puesta en marcha".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.