Diario 6059 24.11.2020 | 07:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un análisis de Esther Mascaró

El Gobierno pretende transformar el modelo turístico con calderilla

100 M € para Canarias y 100 M € para Baleares a invertir en tres años y conseguir las "grandes transformaciones pendientes" del modelo turístico 31 octubre, 2020

Análisis/ Si no fuera tan triste sería hasta chistoso. En un momento en que el sector turístico español está en una encrucijada, en la peor crisis de la historia, sumido en una caída de la demanda que nadie sabe hasta cuándo durará, con empresas cerradas, con destinos cerrados, con los trabajadores en ERTE o en el paro, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha previsto una inversión de 100 millones de euros para los próximos tres años para apoyar al sector turístico de las Islas Baleares, y de otros 100 millones igualmente a tres años para las Islas Canarias, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

De esos 100 millones de euros, en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 están previstos 20 millones. O sea, reformulo el subtítulo de ese artículo, el titular puede quedar igual:

20 millones para Canarias y 20 para Baleares para conseguir las "grandes transformaciones pendientes" del modelo turístico...

Es verdad, no les miento. Pueden leer las informaciones que han escrito este viernes mis compañeros: Baleares: inversión del Gobierno de 100 M € para el turismo y Canarias recibirá 100 M € del Estado para la recuperación del turismo. Es suficiente con que se lean una de las dos noticias, porque el Ministerio dice exactamente lo mismo para una y otra comunidad.

¿Qué hacer con 20 millones?

Este dinero tiene que servir para "abordar las consecuencias de la caída del turismo y, además, promover las grandes transformaciones pendientes del modelo turístico balear [y canario] y ahondar en su sostenibilidad"

Y además, y cito literalmente a la ministra Reyes Maroto, "es una prioridad apoyar al sector turístico [balear y canario] y contrarrestar los efectos del impacto de la pandemia con inversiones que van a promover las grandes transformaciones pendientes del modelo turístico"

Bien, vale, grandes transformaciones pendientes... ¿A qué se referirá? ¿Podemos concretar un poco más? Sí, desde luego: el objetivo de esta inversión es "apostar por la modernización de las infraestructuras, la diversificación, la inversión en economía verde, la eficiencia energética y la formación como palancas de desarrollo social y económico, así como mejorar la cohesión social, económica y territorial balear [y canaria]".

Y aquí podría terminar este artículo, porque igual que ocurre con los buenos chistes, no hacen falta explicaciones.

Pero no me resigno...

Vamos a ver... ¿qué se cree la Sra. ministra que se puede modernizar, diversificar, hacer eficiente, desarrollar y mejorar con 20 millones de euros? ¡Pero si la primera fase del famoso tranvía que unirá Palma con el aeropuerto ya tiene un presupuesto de 207 millones! Por cierto, casi 400 en total, y las malas lenguas dicen que es uno de los proyectos estrella de la "reconversión" de la Bahía de Palma con los fondos de la UE. De esto hablamos aquí: Fondos europeos, proyectitos y otra oportunidad perdida. Pero oficialmente nos han dicho desde la Conselleria balear de Turismo que "todavía no hay nada concreto". Veremos.

Lo cierto es que España recibirá de la Unión Europea 27.500 millones, que ya están previstos en los Presupuestos Generales del Estado para 2021. ¿De verdad hemos de pensar que es gente seria la que, en el peor momento de la historia del turismo en España, destina de todo el dinero disponible 200 millones de euros en tres años a los dos principales polos turísticos del país?

Muchas preguntas y una certeza

Porque si enviaran 20 millones a Canarias y 20 a Baleares para 2021 y dijeran que van a servir para encalar los muros, poner cuatro jardineras y renovar las palmeras muertas de los paseos marítimos, desde luego no serían ésos los proyectos que necesitan los dos destinos turísticos de los que hablamos, pero al menos no nos quedaría esa sensación de falta de dimensión, de naufragio total en la mesura, las medidas, la conciencia de la realidad por parte del Gobierno central. Y esa es la certeza.

Y hay una segunda parte, la de las preguntas, quizá igualmente preocupante. ¿A qué proyectos concretos se destinará ese dinero? ¿Cómo beneficiarán a cada una de las islas de los dos archipiélagos? ¿Cómo beneficiarán a las pymes del sector? ¿Cómo conseguirán transformar, modernizar unos destinos turísticos que en ocasiones han estado abandonados durante demasiado tiempo? ¿Cómo queremos que sean Baleares y Canarias cuando pase la pandemia? ¿Alguien lo ha pensado?

Hace unos días el presidente de Canarias Ángel Víctor Torres, cifraba en unos 5.800 millones de euros el valor de los proyectos que, a juicio del Gobierno canario, se han de impulsar en las islas con los fondos extraordinarios que la UE destinará a España para hacer frente a los estragos que está causando la pandemia. Apunto esto simplemente para que nos hagamos una idea de la dimensión de las necesidades.

Y este mismo jueves, los presidentes de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) y de la Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH), María Frontera y Gabriel Llobera, respectivamente, decían que los 100 millones a tres años les parecía poco dinero y pedían más, dada la situación del sector turístico balear. Pienso que todavía deben de estar en shock.

También se mostraban esperanzados en poder "trabajar conjuntamente con el Ministerio de Industria Comercio y Turismo y la consellería de Modelo Económico, Turismo y Trabajo en la selección, planificación y desarrollo de los proyectos que puedan hacerse al amparo de esta línea de financiación"

Y puestos a esperar, también esperan "trabajar igualmente en la misma línea con los fondos de otras convocatorias en curso como son los Next Generation o Fondos Europeos para la Recuperación y Resiliencia". Desde luego, los representantes de los hoteleros son sorprendentemente educados y pacientes.

Porque claro, han tenido que escuchar que el Govern balear "celebra" que en los presupuestos haya 20 millones el año que viene para el turismo de las Islas. Lo celebran. No dicen que es una estafa y se van corriendo a Madrid a negociar con quien haga falta. Lo celebran.

"Y hasta aquí las noticias", como diría el Gran Wyoming. "Ahora vamos a hablar de la verdad". Y la verdad es que no pinta nada bien.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Sí, sí. No es chiste, lo dicen en serio... Es lo que pasa cuando pones al frente de algo a alguien que no tiene ni la menor idea. Y lo peor, me temo, es que con el resto de cosas, el nivel de preparación es el mismo. Con el control de la pandemia, ni comento. Si el virus fuera persona, se moriría en pocas horas, pero de la risa de ver cómo los encargados de controlarlos son tan torpes.