Diario 6060 24.11.2020 | 10:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los CDC establecen un marco de condiciones para la reanudación segura y por fases

EEUU levanta la prohibición de navegar a los cruceros desde este domingo

31 octubre, 2020

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos no han renovado la prohibición de navegar a las compañías de cruceros que operan en aguas estadounidenses, en vigor hasta el 31 de octubre, levantado así, desde este domingo, 1 de noviembre, las restricciones a este tipo de viajes, siempre que cumplan por fases el marco de condiciones establecidas para una reanudación de actividad “segura y responsable”, entre las que figuran la capacidad de realizar pruebas de COVID-19, cuarentenas y distanciamiento social e inicialmente operar simulaciones de viajes para probar que pueden mitigar el riesgo de propagación del virus, manteniendo la advertencia de que viajar en crucero implica un alto riesgo de contagio.

La orden emitida por los CDC establece una batería de medidas que debe seguir la industria de cruceros para poder reanudar sus operaciones, haciendo énfasis en prevenir una mayor propagación de la COVID-19 en los barcos y de estos a las comunidades que visitan durante sus recorridos, “para proteger la salud y seguridad públicas”. Se aplica a las operaciones en cruceros con capacidad para transportar al menos 250 pasajeros en aguas sujetas a la jurisdicción de EEUU.

Destacan que “los recientes brotes en cruceros en el extranjero proporcionan evidencia actual de que este tipo de viajes facilita y amplifica la transmisión de COVID-19, incluso cuando los barcos navegan con una capacidad de pasajeros reducida” y alertan de que probablemente propagarían la enfermedad a las comunidades estadounidenses si las operaciones se reanudaran en el país sin supervisión de salud pública.

“Este marco mitigará el riesgo de brotes de COVID-19 en los barcos y evitará que los pasajeros y la tripulación produzcan brotes en los puertos y en las comunidades donde viven”, ha afirmado el director de los CDC, el médico Robert Redfield.

"Los CDC y la industria de cruceros tienen el objetivo común de proteger a la tripulación, los pasajeros y las comunidades, y continuaremos trabajando juntos para garantizar que se implementen todos los procedimientos de salud pública necesarios antes de que los cruceros comiencen a navegar con pasajeros”.

Las fases del regreso

El marco de medidas propuesto requiere un enfoque por etapas para reanudar las operaciones de pasajeros. Los CDC señalan que es necesario este protocolo por fases debido a la “continua propagación de la pandemia COVID-19 en todo el mundo, el riesgo de rebrotes en países que han suprimido la transmisión, las preocupaciones actuales relacionadas con el reinicio de los cruceros a nivel internacional y la necesidad de tiempo adicional para que la industria de cruceros pruebe la efectividad de las medidas para controlar la posible transmisión de COVID-19 a bordo de cruceros con pasajeros, sin afectar la salud pública”.

Durante las fases iniciales, los operadores de cruceros deben demostrar el cumplimiento de las pruebas, la cuarentena y el aislamiento, así como los requisitos de distanciamiento social para proteger a los miembros de la tripulación mientras desarrollan la capacidad de laboratorio necesaria para hacer test a la tripulación y posteriormente a los futuros pasajeros.

Las fases posteriores incluirán viajes simulados con voluntarios que desempeñen el papel de pasajeros para probar la capacidad de los operadores de cruceros para mitigar el riesgo de COVID-19, la certificación de los barcos que cumplen con requisitos específicos y el regreso a los viajes de pasajeros de una manera que mitiga el COVID-19 riesgo entre pasajeros, tripulantes y comunidades.

Ante las exigencias establecidas por los CDC, Kelly Craighead, presidente y CEO de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), ha afirmado: “Nuestras líneas miembros están 100% comprometidas a ayudar a proteger la salud de nuestros pasajeros, tripulaciones y las comunidades a las que servimos, y están preparadas para implementar múltiples capas de protocolos, informadas por los últimos conocimientos científicos y médicos". Aregó que revisarán la nueva orden, “somos optimistas de que es un paso importante hacia el regreso de nuestros barcos al servicio desde los puertos de EEUU”.

Los CDC ayudarán a los barcos a preparar y proteger a los miembros de la tripulación durante las fases iniciales:

  • Establecer un equipo de laboratorio dedicado a los cruceros para proporcionar información y supervisión para las pruebas de COVID-19,
  • Actualizar su sistema de codificación por colores para indicar el estado del barco,
  • Actualizar sus instrucciones técnicas, según sea necesario, y
  • Actualización de la “Recopilación de datos mejorada (EDC) durante el formulario de pandemia de COVID-19” para prepararse para la vigilancia de COVID-19 entre los pasajeros.

Los CDC han puntualizado que continuarán actualizando sus guías y recomendaciones para especificar estándares básicos de seguridad e intervenciones de salud pública basados ​​en la mejor evidencia científica disponible.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.