Diario 6066 01.12.2020 | 12:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. A pesar del impacto de la COVID, las estaciones de Atudem facturaron solo 3 M € menos

Turismo de nieve: el aumento del gasto medio frena la caída de los ingresos

A punto de iniciar una nueva etapa en plena crisis sanitaria, estas instalaciones defienden esta actividad como una de las más seguras 14 noviembre, 2020
  • Se registraron 4,8 millones de visitantes en el periodo 2019-2020, un 15% menos que un año antes, al adelantar el cierre por el virus
  • En la temporada 2019-2020 estas instalaciones invirtieron más de 36 millones de euros, un 33% más que en el ejercicio anterior
  • Además de garantizar la seguridad, las estaciones han flexibilizado  sus políticas de cancelación y han ampliado la tecnología contactless

Las estaciones de esquí agrupadas en la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem) cerraron la temporada 2019-2020 con unos ingresos de 118,75 millones de euros, 3,3 millones menos que un año antes como consecuencia del impacto de la pandemia de la COVID-19. La interrupción de la actividad por el confinamiento -96 días de apertura frente a los 114 días de un año antes- se compensó con un incremento del gasto medio diario, que impidió acrecentar la caída de la facturación, según destaca el informe "El esquí español, valor seguro”, que presentó ayer dicha agrupación.

Aunque la cifra de ingresos fue menor que la de la temporada anterior (122,1 millones), la media diaria fue superior: 1.227,44 euros entre noviembre de 2019 y marzo de 2020, frente a los 1.071,18 euros del año anterior. Un incremento que se debe a la mejora de la facturación por visitante, que fue la más alta de la década, al situarse en 24,78 euros .

También el empleo registró un mejor comportamiento. Sumando contratos fijos y de temporada, las estaciones asociadas a Atudem dieron ocupación a 3.108 personas, 64 más que en el ejercicio anterior -2.421 de temporada y 687 fijos-.

El estudio recuerda, además, que el esquí genera miles de empleos indirectos, como personal de restauración, hoteles, servicios, pequeño comercio o guías, entre otros. Este deporte es un importante motor económico en numerosas áreas de montaña del país e incluso muchas de ellas difícilmente podrían subsistir sin la presencia de las estaciones.

Pinchar en la imagen para ampliar su tamaño.

En cuanto a la ocupación, se registraron 4.792.639 visitantes, un 15% menos que un año antes, ya que no se pudo abrir en las vacaciones de Semana Santa. El promedio de usuarios diarios fue muy similar en las dos últimas temporadas: 49.536 en 2019/2020, frente a 49.805 en 2018/2019.

Pese a las circunstancias adversas, un tercio de las estaciones registró un aumento de afluencia, al tiempo que el Sistema Pirenaico se mantuvo como el destino más visitado, concentrando el 71.9% del total.

Las cinco estaciones con más visitantes:

  1. Sierra Nevada: 958.164
  2. Baqueira-Beret: 813.683
  3. Formigal/Panticosa: 636.140
  4. Masella: 402.079
  5. La Molina: 357.465

Un deporte seguro

Con el objetivo de que los usuarios puedan disfrutar del esquí de forma responsable y con todas las garantías de salud, las estaciones han aprovechado el verano para incorporar medidas de prevención que eviten la propagación del virus.

El resultado ha sido la elaboración de un protocolo de actuación común en todas las estaciones, la ‘Guía de buenas prácticas’, que recoge los criterios de seguridad e higiene en todas las pistas e instalaciones. Entre ellas destacan la obligatoriedad de respetar la distancia social, el uso de mascarilla y gel hidroalcohólico, la limitación de aforo, la señalización especial, la digitalización del forfait y la implantación de tecnología contactless.

El esquí se posiciona como uno de los deportes más seguros en la actual situación sanitaria. El espacio amplio y abierto, la distancia que suele haber entre los esquiadores y la protección que ofrece una vestimenta integral son los mayores aliados del esquí para evitar el virus, según destacan desde Atudem

Por otro lado, el informe destaca que las estaciones de esquí españolas han hecho un esfuerzo tanto económico como humano para adaptarse a las nuevas circunstancias. En la temporada 2019-2020 invirtieron más de 36 millones de euros, un 33% más que en el ejercicio anterior, de acuerdo con el estudio.

La mayor partida de la inversión, 15,2 millones de euros, se destinó a los remontes. Además, se gastaron 10,4 millones en mejorar las pistas y 10,7 millones para otros propósitos

Además de garantizar la seguridad, las estaciones también han flexibilizado sus políticas de cancelación y han ampliado aplicación las tecnologías contactless en las instalaciones para reducir las posibilidades de propagación de la enfermedad.

Las estaciones “han trabajado más que nunca en la puesta a punto de las instalaciones y también en las medidas y adaptaciones para garantizar la seguridad de los usuarios”, según destacó ayer Jesús Ibáñez, presidente de Atudem, en la presentación del informe, que se llevó a cabo en el marco de la cuarta gala en honor a los deportes de nieve, organizada por la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), en las instalaciones de Madrid SnowZone.

El estudio indica también que el verano fue excepcional para estas instalaciones. Las que ofrecieron actividades sin nieve registraron cifras muy positivas a pesar de que algunos servicios en grupo no se pudieron llevar a cabo debido a las restricciones.

“Las estaciones de esquí asociadas a Atudem han demostrado, esta temporada más que nunca, su resiliencia y capacidad de adaptación” aseveró Jesús Ibáñez.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.