Diario 5330 23.07.2018 | 14:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Una de las conclusiones de la cumbre internacional de pilotos en Madrid

Las presiones laborales afectan a la seguridad aérea

La política de ahorro de costes de las compañías de todo el mundo debilita la seguridad 19 octubre, 2011
  • Las empresas buscan aumentar la rentabilidad aún a costa de la seguridad, según los pilotos

La tensión laboral entre compañías y pilotos puede desembocar en un incremento de la siniestralidad. Así lo ha declarado Don Wykoff, presidente de IFALPA (Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Aerolíneas), cuyos comités anuales se reúnen esta semana en Madrid para analizar el futuro de la aviación bajo el lema seguridad vs. rentabilidad. En su opinión, “la carrera por ahorrar costes en todas las aerolíneas debilita las condiciones de seguridad”.

Las malas relaciones laborales a las que hoy en día están sometidos los pilotos, según Wykoff, “pueden distraerles en sus tareas habituales, aumentando el número de incidentes que no llegan a ser graves pero que sí que tienen que ver con el rendimiento en su labor”. El presidente de IFALPA ha comparado la seguridad con una cadena en la que cada elemento es un eslabón que se puede ver afectado por excesivas horas de vuelo, fatiga, tensión laboral, reducción de costes, etc.: “la cadena puede continuar aunque se debiliten uno o dos eslabones, pero es importante que se fortalezcan para que no se rompa”.

Desde el Sepla denuncian que "las compañías quieren que los pilotos vuelen más horas aunque aumente la fatiga en sus tripulaciones, quieren menos control por parte de las autoridades aeronáuticas y mayor libertad a la hora de contratar. En todos los casos el objetivo es el mismo: aumentar la rentabilidad aún a costa de la seguridad. Un objetivo cuyo logro, en el caso de la aviación, supone una clara reducción de los umbrales de seguridad".

Y es que, concluye Wykoff, “las aerolíneas llevan en ‘modo supervivencia’ los últimos diez años, con presiones comerciales que afectan a la seguridad. Y ahora que se aprecian los primeros signos de recuperación de la industria aérea, es importante para seguir adelante que sus directivos se centren en dirigir sus respectivas compañías, en lugar de inventar fórmulas que se ha demostrado en otros países que no funcionan, como cambiar de modelo de empresa”.

Helicópteros

Los pilotos se muestran preocupados por la elevada siniestralidad de los helicópteros, aunque reconocen “la peligrosidad de sus operaciones, por ejemplo en salvamento o emergencias médicas, que también estresa al profesional”. Por ello admiten que es un tipo de riesgo que “no se va a poder erradicar por completo, pero hay factores que sí deben evitarse”. Todo con el fin de bajar un índice de siniestralidad que en España es nueve veces superior al de la aviación comercial, con 81 accidentes en la última década, a razón de siete anuales, aunque en lo que llevamos de 2011 se han producido 10 con 18 víctimas mortales.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.