Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La aerolínea española se reinventó con medidas laborales, operativas y de prevención de riesgos

Iberia se arma de flexibilidad en 2020 y logra asegurar su sostenibilidad

29 diciembre, 2020

Haciendo un balance de este extraño y nefasto año 2020, Iberia ha destacado que su flexibilidad empresarial y capacidad de adaptación fue puesta a prueba por la pandemia de la COVID-19 -como la de otras muchas empresas- y, en un tiempo récord, estableció medidas en los ámbitos laboral, operativo y de prevención de riesgos para asegurar su sostenibilidad. Ha reducido su flota, conservando los modelos más eficientes y sostenibles; ofrecido bioseguridad y política comercial flexible para ganar la confianza y estimular la demanda, estrenado una nueva organización y comenzado a recuperar su producción después del desplome de capacidad en verano.

Reducción de capacidad

Iberia redujo su producción en más del 95% en abril, mayo y parte de junio, lo que supuso un fuerte impacto en su programa de vuelos, gestión de las tripulaciones y atención a clientes millones de cambios, bonos y reembolsos.

La aerolínea asegura que está recuperando gradualmente su programa de vuelos, pasando de operar en verano un 25% de la capacidad prevista antes de la COVID-19 a un 40% en diciembre respecto al mismo mes de 2019 (ver: Iberia opera en agosto el 27% de los vuelos previstos antes de la COVID y Grupo Iberia se ubica a la cabeza en tráfico y suben las compañías canarias).

Ojo con los costes

Este año, Iberia ha implantado la congelación de todas las contrataciones externas y servicios de consultoría, la cancelación de gastos discrecionales, el aplazamiento de formación corporativa y la supresión de todos los gastos no esenciales, entre otras medidas de ahorro y contención de costes.

Asimismo, se acogió a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de fuerza mayor aprobados por el gobierno en todas sus áreas de negocio relacionadas directamente con la operación, según ha ido reduciendo su capacidad mes a mes. No obstante, la compañía ha abonado un complemento a todos los empleados afectados por el ERTE. También ha distribuido proporcionalmente la actividad dentro de cada colectivo. Al personal de fuera de convenio, no afectado por el ERTE, ha asumido una reducción salarial (ver: Iberia abonará un complemento a sus empleados afectados por el ERTE).

Bioseguridad y flexibilidad

Para generar confianzas y estimular la demanda, Iberia ha estado trabajando en distintas líneas de acción. Por un lado, ha reforzado todas las medidas de seguridad, higiene y prevención a lo largo de toda la experiencia de viaje del cliente para prevenir nuevos contagios de la COVID-19, lo que ha situado a la compañía entre la 10 aerolíneas del mundo más seguras según el Safe Travel Barometer. También en esta área, diseñó un plan integral de seguridad e higiene con el que ha obtenido la certificación como centro de trabajo seguro frente al COVID-19 en las instalaciones donde desarrolla su actividad: oficinas, hangares de mantenimiento y aeropuertos nacionales (ver: Las 10 aerolíneas más seguras del mundo frente a la COVID-19, una española).

Paralelamente, está ofreciendo amplia flexibilidad para generar confianza en los clientes, facilitando cambios o reembolsos. (ver: Iberia combina precio y flexibilidad para traer de vuelta a los pasajeros).

Y, por último, Iberia destaca su programa estable de vuelos, que dé certeza a los clientes sobre que aquello que han reservado, efectivamente se concretará (ver: Iberia relanza el 70% de sus destinos en 30 países incluyendo Latinoamérica).

Flota más eficiente

En cuanto a su flota, Iberia ha retirado los Airbus A340/600 y ahora opera una flota de largo radio compuesta por Airbus A330 y A350, aviones de nueva generación, avanzados tecnológicamente, más eficientes en el consumo de combustible y más sostenibles.

Nueva organización

Tras su incorporación a la compañía el pasado 9 de septiembre, el nuevo presidente y CEO de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, estableció una nueva organización en la compañía, con la prioridad de recuperar paulatinamente la demanda y la actividad (ver: Iberia estrena organización para enfrentar los retos de la COVID-19).

“En esta nueva organización se valora especialmente la experiencia y la austeridad, dentro de la estrategia de contención de costes necesaria para superar los efectos de la crisis sobre los negocios”, señalan desde Iberia.

Vuelos solidarios

Por otra parte, la aerolínea española cifró en 50 vuelos de repatriación desde más de 20 destinos internacionales, algunos a los que ni siquiera volaba, y en cerca de 100 operaciones de carga sanitaria desde China a España y parte a Latinoamérica su principal contribución a la lucha contra la pandemia de COVID-19 (ver: Iberia: 30 vuelos especiales para repatriar 8.000 españoles desde 20 países).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.