Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Informe de Eurocontrol

La mitad de las emisiones viene de los vuelos de largo radio que son el 6%

22 febrero, 2021

En 2020, los vuelos de largo radio (superior a 4.000 km) desde aeropuertos europeos representaron el 6,2% del total de movimientos de aeronaves que fueron, sin embargo, responsables del 51,9% del total de emisiones de CO2 de la aviación comercial en el continente. Por el contrario, los vuelos de una distancia inferior a 500 km supusieron el 30,6% de las operaciones desde las infraestructuras europeas, aunque solo produjeron el 4,3% de las emisiones contaminantes. No obstante, para llegar a los destinos de larga distancia en tiempo oportuno, solo es posible por vía aérea.

Así lo muestra el informe de Eurocontrol, la agencia europea para la seguridad aérea, sobre emisiones de CO₂ por distancia de vuelo. Efectivamente, para los pasajeros y para la carga urgente o de alto valor a destinos de larga distancia, existe poca o ninguna alternativa en tales rutas, bien por vía terrestre o marítima, o la combinación de ambas, debido al tiempo que tomaría la jornada.

La importancia de los vuelos de larga distancia es aún más clara cuando se mide en capacidad, en lugar de vuelos, dice la agencia. Según el informe, ese 6,2% de vuelos transportan el 10% del total de asientos ofertados y más del 40% de los pasajeros por kilómetro transportados (PTK), la medida habitual de capacidad de pasajeros en la industria aérea

El gráfico elaborado por Eurocontrol muestra el coste ambiental de cada segmento. Las distancias más largas, naturalmente, significan vuelos de mayor duración, operados principalmente por aviones más grandes de cuerpo ancho, de ahí la mayor proporción de asientos, con mayor consumo de combustible, por lo que tienen un coste significativo en términos de CO2.

En 2020, más de la mitad de las emisiones de CO2 de la aviación europea provinieron de esta pequeña proporción del número total de vuelos, pero esta concentración de las emisiones por algunos vuelos de larga distancia no está relacionada con COVID: en 2019, el 6% que eran de larga distancia tenía una participación del 48% de CO2, muy similar a 2020.

En el extremo opuesto de la escala, el 31% de los vuelos de menos de 500 km tenían solo un 4% de participación de la generación de CO2 que, en 2019, fueron el 24% de los vuelos con 3,8% de CO2. “El corto radio es un excelente candidato para la electrificación temprana, entre otras iniciativas para reducir su impacto ambiental. Estas mejoras serán necesarias para que la aviación cumpla sus objetivos de sostenibilidad. Sin embargo, estos datos muestran que el ahorro máximo posible en distancias cortas es de alrededor del 4% del CO2 total”, advierte Eurocontrol.

El gestor de la navegación aérea europea agrega que aumentar el suministro de combustible de aviación sostenible para cubrir solo el 10% de las necesidades de larga distancia haría más de lo que nunca se podrá hacer en distancias cortas para reducir las emisiones netas de CO2 dada la generación de gases contaminantes de las rutas en el largo radio.

Las estadísticas en el gráfico muestran los datos de salidas desde aeropuertos en los 40 Estados europeos que participan en la zona de gestión de Eurocontrol Central Route Charges. Los datos sobre asientos y km-asiento corresponden al año 2019. Los datos se estiman partiendo de la base de que el combustible de aviación sostenible (SAF) ahorra entre un 75 y un 80% de CO2 en comparación con el carburante de origen fósil.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.