Un análisis de Paula Pielfort

Brasil alimenta el riesgo de burbuja turística

Los eventos deportivos impulsan la creación de nuevas infraestructuras

Análisis/ Brasil está impulsando su desarrollo turístico creando nuevos proyectos e infraestructuras, preparándose para la gran afluencia de visitantes que se espera durante los próximos eventos deportivos que acogerá el país: del Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. Pero, ¿qué pasará después?

Ya en 2011 se anunciaba que crecería la inversión hotelera en Brasil, y también en transporte, ocio y entretenimiento. Tal y como informa HOSTELTUR noticias de turismo en "China y Brasil destinan inversiones millonarias a infraestructuras para estimular su economía", el plan de modernización brasileño se desarrollará en un plazo de 25 años, aunque el grueso de las inversiones previstas se llevaría a cabo coincidiendo con la celebración de estos eventos deportivos. Brasil gastará 53.250 M € en mejorar sus infrastructuras.

Según la Asociación Brasileña de Industria de Hoteles (ABIH) Rio de Janeiro tendrá en 2016 el doble de la capacidad hotelera exigida para las Olimpiadas  y alcanzará las 52.000 habitaciones. Actualmente la ciudad cuenta con 32.436 habitaciones y con los hoteles en construcción y en fase de licencia podrá ofrecer otras 20.000 de aquí a 2016, que supondrán una inversión de 1.000 millones de dólares (783 millones de euros) en 250 establecimientos, la mayoría de 3 y 4 estrellas, según ha confirmado el presidente de la ABIH para Rio de Janeiro, Alfredo Lopes.

Son muchos los nuevos desarrollos hoteleros que se están anunciando no solo en Río de Janeiro, sino en todo el país, de manos de reconocidas empresas internacionales.

Brasil es foco de expansión de Accor, que ha comunicado que abrirá en el destino 25 establecimientos cada año. Marriott ampliará también su presencia e introducirá en el destino sus marcas Fairfield Inn y Courtyard by Marriott, con próximas aperturas previstas en Porto Alegre y Curitba. Starwood e InterContinental son otras de las cadenas que están apostando por este destino. Pero también encontramos ejemplos de compañías españolas, que cuenta con cinco hoteles en proceso de apertura (véase "Meliá anuncia otra apertura en Brasil").

Brasil alimenta el riesgo de burbuja turística. #shu#Brasil alimenta el riesgo de burbuja turística. Imagen Shutterstock

Con el objetivo de aumentar su posicionamiento internacional Brasil ha adoptado un nuevo sistema de clasificación hotelera. Y para mejorar su competitividad aérea Brasil ha propuesto endurecer las exigencias para el uso de aeropuertos.

En cuanto a infraestructuras aeroportuarias, Brasil ha anunciado la construcción de más de 800 aeropuertos regionales.Además, mejorará los aeropuertos de Río y de Belo Horizonte, proyectos por los que pujará Ferrovial.

Cabe recordar también los avances en la Alta Velocidad, ya que Brasil ha abierto el concurso para su primer AVE con una inversión de 13.000 M € que unirá Río de Janeiro, Sao Paulo y Campinas, y que será también el primero en Latinomáerica.

Las perspectivas para el destino son buenas. De hecho, Brasil y Panamá encabezan las expectativas de empleo en América. Y los hoteleros ven en Brasil, y también en Chile y Colombia, potencial de crecimiento hotelero. No obstante, hay que ser cauto. En 2012, la economía de Brasil creció a su ritmo más lento en los últimos tres años, con un aumento del PIB del 0,9%, mientras que al inicio del ejercicio, el gobierno había pronosticado un crecimiento del 4,5%.

Tras la celebración de los grandes eventos, el país se enfrentará al reto de rentabilizar toda esta infraestructura nueva. El peligro es que se encuentren entonces con una oferta que no pude ser absorbida por la demanda real. En este sentido, el presidente de los hoteleros,  ha incidido en que las autoridades locales necesitan pensar en un calendario de eventos para los próximos años, con el fin de evitar que la nueva capacidad hotelera de la ciudad quede vacía. Quedémonos con sus palabras: "Nadie construyó un hotel pensando sólo en los Juegos Olímpicos, que es un evento pasajero. Necesitamos organizar un calendario de eventos con espectáculos y ferias, para ofrecer al menos una atracción por mes y garantizar la rentabilidad futura".

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

JMCosta18/04/2013 0:04:10

A mi juicio análisis muy correcto! La burbuja turística-hotelera es casi segura. Las estructuras receptivas actualmente ya tienen una baja ocupación en casi todas las zonas turísticas del país. La temporada turística es extremamente reducida, va de año nuevo a Carnavales, este año poco mas de 40 días. El resto del año se va adelante con finales de semana y puentes. El brasileño no tiene poder adquisitivo para vacaciones y quien lo tiene se va al extranjero. El receptivo de extranjeros es una quimera, las llegadas por varios motivos son números bajas.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.