Intenciones de viaje 2013 de los europeos

Los mercados emisores se polarizan por la crisis

El eurobarómetro revela las diferencias entre el norte y el sur de Europa

Los vientos de crisis que siguen recorriendo Europa han acentuado una división de los mercados emisores en dos bloques principales. Por un lado, un núcleo duro formado por Alemania y los países nórdicos, que apenas cambiará sus pautas de viaje en 2013. Por el otro, la periferia del sur.

El 75% de los europeos prevé disfrutar de unas vacaciones este año –en su propio país o en el extranjero- aunque el 34% reconoce que modificará sus planes iniciales para adaptarse a la actual situación económica, según ha reflejado una reciente encuesta del Eurobarómetro.

Sin embargo, estos porcentajes corresponden a la media de 30 países donde se realizó el sondeo. Cuando entramos en los detalles, se aprecia una notable polarización del mercado, que se divide claramente en dos grandes bloques.

Por otra parte, entre los destinos extranjeros más citados por los europeos para sus vacaciones de 2013, con una estancia mínima de cuatro noches, destacan España (12%, sube dos puntos respecto al año anterior), Italia (8%) y Francia (7%).

De hecho, el principal motivo para irse de vacaciones es pasar el tiempo bajo el sol en una playa, según reconocen el 40% de los encuestados. Otro 36% dice que viaja para visitar familia o amigos.

Según el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Industria, el italiano Antonio Tajani, “con el 75% de los europeos planificando ir de vacaciones en 2013, la contribución del sector turístico a la economía vuelve a ser muy prometedora. El turismo, con tantas pymes, puede enviar un mensaje fuerte a otras actividades económicas, en el sentido de que podemos salir de la crisis económica”.

De hecho, y según las últimas previsiones del Banco Central Europeo (BCE), el PIB de la zona euro caerá entre un 0,9% y un 0,1% en 2013. Para 2014, la previsión es de un crecimiento por debajo del 2%.

No obstante, Mario Draghi, presidente del BCE, apuntó el pasado 7 de marzo que “una recuperación gradual debería comenzar en la segunda parte de 2013”.

Alemania va bien

Sin embargo, la palabra “crisis” no tiene las mismas connotaciones en Alemania que en Francia, Reino Unido o España.

En la feria ITB 2013 de Berlín, el presidente de la asociación de agencias alemanas DRV, Jürgen Büchy, declaró: "en Alemania vivimos en una isla feliz. La economía va bien. El paro se mantiene bajo. La gente tiene ganas de gastar más que el año pasado en sus próximas vacaciones".

Cabe recordar que la economía alemana creció un 0,7% en 2012, lo que confirmó la desaceleración económica respecto a 2011, cuando se registró un crecimiento del 3%.

No obstante, los indicadores de confianza empresarial señalan un repunte tras varios meses de descenso. La impresión en Alemania es que la crisis será corta en duración y en intensidad por lo que el PIB irá en aumento. Así, se prevé un crecimiento del 0,4% en 2013 y del 1,6% en 2014.

Una imagen de la feria ITB 2013 de Berlín, donde se apuntaron las principales tendencias del año.Una imagen de la feria ITB 2013 de Berlín, donde se apuntaron las principales tendencias del año.

De hecho, un informe elaborado por la empresa de estudios de mercado Gfk sobre el mercado emisor alemán destaca el boom que va a registrar este país en 2013.

Basándose en las reservas de 1.200 agencias de viajes alemanas y 30 operadores online, GfK prevé que este año se producirá un importante crecimiento de las ventas de viajes así como un aumento del gasto por turista, cercano al 6%.

Se prevé, por ejemplo, un aumento de los viajes de larga distancia, del 8%, así como una mayor demanda de destinos de playa en el Mediterráneo oriental, que registran un repunte del 10%. “Grecia vuelve a ser un destino popular en Alemania”, dice Gfk.

En cambio, el norte de África y particularmente Egipto sigue sufriendo. Y es que a los alemanes no les apetece mucho ir a las pirámides o Sharm el Sheikh hasta que la situación política no se estabilice, dado que aún perduran los efectos de la Primavera Árabe. Durante la misma semana en que se celebraba la ITB en Berlín, los informativos de la televisión alemana mostraban nuevos disturbios en las ciudades egipcias.

“Las reservas para viajes que cuestan más de 1.500 euros por persona vienen creciendo desde 2011”, explica Gfk, que prevé que esta tendencia continúe en 2013.

“Aunque las vacaciones son de menos días de media, los turistas alemanes se están premiando a si mismos con un poco más de lujo este año”, dice GfK.

Y otro dato interesante: el 40% de los turistas alemanes, cuando tienen que planificar sus próximas vacaciones en la playa, ahora no toma en cuenta lo que le dice el catálogo del turoperador, sino que prefiere confiar en los comentarios de hoteles que otros usuarios han escrito en internet.

Durante la ITB, varios datos confirmaron la fortaleza del mercado emisor alemán. Por ejemplo, la asociación de agencias de viajes DRV estima que en 2013 se registrará un crecimiento medio de las ventas del 4%, aunque se trata de una "previsión conservadora".

Por otra parte el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, avanzó que las reservas de paquetes turísticos para el verano de 2013 con destino a España crecen un 7% en el mercado alemán.

Cabe recordar que España recibió 9,33 millones de turistas alemanes el año pasado, un 4% más respecto al año anterior, según la encuesta Frontur.

Pero Alemania -con menos llegadas de turistas que Reino Unido- es el primer mercado emisor en pernoctaciones.

Según el INE, los turistas alemanes consumieron el año pasado un total de 45,97 millones de pernoctaciones hoteleras en España, lo que representa el 25,65% del total de estancias realizadas por turistas extranjeros. La cuota de noches de hotel de los turistas británicos es del 25,39%.

El caso de Rusia

Un capítulo a parte es el mercado emisor ruso, cuya economía ha recuperado la senda de crecimiento, tras haber aumentado su PIB un 3,6% en 2012. Además el rublo se mantiene fuerte respecto al euro gracias a los elevados precios del petróleo, lo que favorecerá a destinos como España.

Los indicadores de demanda apuntan a crecimientos del 30% en el número de turistas rusos que visitarán los destinos españoles durante 2013.

España recibió 1,2 millones de turistas rusos el año pasado, lo que significó un incremento interanual del 40%.

Otros mercados

Según la encuesta del Eurobarómetro, las razones financieras son el motivo principal más citado por las personas que este año no saldrán de vacaciones.

Pero los porcentajes varían mucho en función de cada país. Por ejemplo, un 61% de los portugueses que no hará vacaciones este año cita como causa las dificultades económicas. España recibió 1,86 millones de turistas lusos en 2012, un 0,9% menos.

Por el contrario, las razones económicas para no salir de viaje sólo son citadas por el 14% de los noruegos o el 15% de los suecos.

Y es que, tal como puede observarse en el infográfico del Eurobarómetro difundido el pasado mes de marzo, existe un bloque de países donde la actual situación económica apenas influye en las vacaciones para 2013.

Esos países son Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia. Allí son mayoría los ciudadanos que mantienen inalterados sus planes de viaje para este año.

Por ejemplo, en Alemania un 76% de los ciudadanos dice que irá de vacaciones tal como había previsto; otro porcentaje del 14% declara que saldrá de viaje aunque cambiando sus planes, adaptando su presupuesto; y un 6% responde que no irá de vacaciones este año.

Encuesta del Eurobarómetro, marzo de 2013. Click para ampliar gráfico.Encuesta del Eurobarómetro, marzo de 2013. Click para ampliar gráfico.

España, en el otro extremo

En el otro extremo se sitúan los países más afectados por la crisis económica. En España, por ejemplo, un 20% de los ciudadanos dice que irá de vacaciones tal como había previsto; otro porcentaje del 44% declara que saldrá de viaje aunque cambiando sus planes -ajustando su presupuesto, reduciendo días de estancia, viajando más cerca, etc-; y un 29% responde que no irá de vacaciones en 2013.

En cualquier caso, esas intenciones de viaje más pesimistas en el mercado emisor español son un reflejo de la recesión y la devaluación interna que afecta a España.

En este sentido, los trabajadores españoles vieron disminuir un 4,3% su salario en el cuarto trimestre de 2012 respecto al mismo periodo del año anterior, lo que representa el ajuste más duro entre los países de la Unión Europea.

En el conjunto de la UE, los sueldos registraron un incremento medio del 1,4%, según los datos publicados por Eurostat.

Esta debilidad de la demanda doméstica constituye un serio problema para muchos destinos de España, sobre todo del interior y de la cornisa cantábrica, que hasta ahora han dependido en gran parte del  turismo nacional.

También los destinos extranjeros notarán que el mercado español ya no es lo que antaño fue: los turistas españoles que salieron al extranjero en 2012 gastaron 11.906 millones de euros en sus viajes, un 4,15% menos respecto al año anterior, según la balanza de pagos del Banco de España. El gasto del turismo emisor español ha retrocedido a niveles del año 2005.

¿Cabe la posibilidad de que los españoles viajen menos al extranjero en 2013 y opten en cambio por pasar sus vacaciones en la Península o islas? Sí, pero lo harán para gastar menos, lo que se notará en unos presupuestos más reducidos, menos días de estancia, etc. Y de nuevo, el factor precio dominará el proceso de reservas.

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de abril y también puede descargarse en pdf a través del siguiente enlace: Los mercados emisores de Europa se polarizan por la crisis.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.