Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Madrid Aloja presenta un plan de acción para lograr más seguridad jurídica

Proponen un nuevo modelo de alquiler turístico para Madrid

El Ayuntamiento de la capital trabaja en el desarrollo de una nueva legislación para esta actividad 10 junio, 2021 Premium
  • Plantean que el número de nuevas viviendas turísticas se reduzca hasta el 40% de los pisos que alberga un edificio
  • Sugieren un censo de viviendas turísticas, con un sistema de plazas limitado, que solo acepte altas si se producen bajas
  • Para frenar la sobreocupación, aconsejan fijar un límite en el número de huéspedes por vivienda con sanciones a quien incumpla

Tras más de un año sin apenas actividad por la pandemia de la COVID-19, las viviendas turísticas de Madrid se preparan para recibir a los turistas -en los últimos meses, ante la ausencia de visitantes, muchas de ellas se han reconvertido para uso residencial-. En este contexto, y ante la nueva normativa que ultima el Ayuntamiento de Madrid, la asociación Madrid Aloja ha presentado un plan de acción que, entre otras propuestas, plantea que se limite a cuatro de cada diez el número de nuevas viviendas turísticas en edificios.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha avalado el Plan Especial de Hospedaje (PEH) aprobado en 2019 por el Ayuntamiento de Madrid, gobernado entonces por Manuela Carmena, como publicó HOSTELTUR noticias de turismo en La Justicia avala el plan de pisos turísticos de Carmena, pero el consistorio, presidido ahora por José Luis Martínez-Almeida, trabaja en una nueva normativa para regular las viviendas de uso turístico.

Cabe destacar que Madrid, junto a Barcelona, es una de las ciudades con mayor número de pisos vacacionales. Ambas ciudades concentran el 10,2% del total (más datos en Radiografía de las viviendas turísticas en España).

Mientras se conocen los detalles de la nueva legislación, Madrid Aloja, integrada por 3.500 viviendas de uso turístico (VUT), aboga por una regulación más exigente para devolver la seguridad jurídica al sector frente al citado Plan de Hospedaje, así como contribuir a la reactivación del turismo. Defiende un pacto sectorial para reforzar el diálogo y ampliar el consenso ente los distintos actores.

Entre las medidas que propone, plantea acotar el número de nuevas viviendas turísticas hasta el 40% de los pisos que alberga un edificio. Por encima de ese porcentaje, recomienda que se tramite el cambio de uso a apartamento turístico de todo el edificio para garantizar un crecimiento urbanístico ordenado.

Madrid es una de las ciudades de España con mayor número de viviendas turísticas.

Considera necesario un censo de viviendas turísticas, con un sistema de plazas limitado, pero dinámico, y que solo acepte altas si se producen bajas. Su finalidad es acotar el número de viviendas, lo que permitiría controlar la oferta y trasladarla a otros barrios en el marco de una consolidación de la demanda turística. De este modo se lograría mantener un equilibrio entre todos los tipos de oferta tanto de alquiler como residencial, de acuerdo con dicha agrupación.

Combatir la sobreocupación

Con el fin de poner freno a la sobreocupación, propone fijar un límite en el número de huéspedes por vivienda e imponer sanciones a las plataformas que recojan anuncios con ocupaciones por encima de las permitidas, a los gestores que anuncien más de las autorizadas o a los usuarios irresponsables con el número de ocupantes.

Las propuestas de Aloja Madrid incluyen la creación de un depósito de garantía proporcional al número de huéspedes

Uno de los ejes prioritarios del plan es facilitar la convivencia entre todos, pese a que solo un 3,5% de los madrileños considera las viviendas de alquiler vacacional como un problema de la ciudad, según la Encuesta de Calidad de Vida y Satisfacción con los Servicios Públicos del Ayuntamiento de Madrid de 2019.

Otras propuestas son la instalación de sistemas de controles de ruido y vigilante nocturno para garantizar el descanso de todos, el acceso digital -sin llave física- al inmueble o la creación de la Oficina de Servicio de Mediación y Convivencia para que los vecinos se sientan atendidos. Una medida, que según Aloja Madrid, ya ha demostrado en otras ciudades más de un 90% de eficacia para resolver los problemas más comunes.

"La nueva normativa debe conciliar la recuperación de la economía y el empleo con el bienestar de todos los ciudadanos y ello supone dar encaje a un modelo de turismo de calidad y sostenible cada vez más demandado y que, sin duda, ha venido para quedarse en la capital y en todas las ciudades punteras del mundo”, afirma el presidente de Madrid Aloja, Adolfo Merás.

Esta imagen forma parte de la presentación realizada por Aloja Madrid.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.