Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. A pesar de la pérdida de visibilidad, Binter Canarias afirma volar ya con normalidad

Enaire activa un protocolo especial en La Palma tras la erupción del volcán

Unos 500 turistas han debido abandonar sus hoteles y ser realojados 19 septiembre, 2021 Premium

El gestor de la navegación aérea en España, Enaire, ha emitido a primera hora de la tarde una recomendación como medida preventiva de que no salgan vuelos con destino a la isla de La Palma, donde este domingo ha comenzado una erupción volcánica, informaron a primera hora de la tarde fuentes de Aena, aunque no ha cerrado el tráfico aéreo. De hecho, Enaire ha activado posteriormente el protocolo de cenizas volcánicas. Unos 500 turistas han debido ser realojados al no poder permanecer en sus hoteles.

El gestor comparte en su cuenta de Twitter un publicación sobre la erupción y explica que se encuentra siguiendo de cerca la situación.

Binter Canarias informó del desvío al punto de origen de un vuelo que salió de Tenerife Norte con destino a La Palma. Añadió en las redes sociales que está pendiente de la situación volcánica y que de momento opera "con normalidad", aunque el humo que emana de la zona de Cabeza de Vaca "puede afectar a la visibilidad". En el Tweet compartido en su cuenta por Binter Canarias se aprecian dichas dificultades.

Protocolo de cenizas volcánicas

Enaire ha activado el procedimiento de actuación para cenizas volcánicas, sin que de momento haya recomendado no operar vuelos con destino a la isla de La Palma ni que haya ninguna zona de tránsito excluida, informaron a Efe fuentes del organismo.

Esta medida, que se ha tomado en coordinación con Eurocontrol, implica que se ha de prestar especial atención a la altitud del humo y la evolución de las cenizas procedentes del volcán que ha erupcionado este domingo en Los Llanos de Aridane.

Además, cada avión que se dirija a La Palma deberá chequear antes del despegue su plan de vuelo y confirmar con Enaire que sigue vigente y aprobado. Las fuentes de Enaire recalcan que de momento no hay ninguna zona de tránsito excluida debido a la erupción de La Palma.

En un primer momento, fuentes de Aena trasladaron a Efe que Enaire había recomendado no operar vuelos a La Palma, aunque en todo caso la decisión final recaía en las propias aerolíneas, y que no se había cerrado el tráfico aéreo.

A través de las redes sociales, Aena recalca que no hay afectación en la operativa del aeropuerto de La Palma

Binter Canarias, que informó del desvío al punto de origen de un vuelo que salió de Tenerife Norte con destino a La Palma, ha confirmado el posterior despegue del vuelo NT633 que cubre la misma ruta. Y ha añadido que por el momento "volamos con normalidad", aunque se han producido "algunos retrasos".

Ashotel ofrece su colaboración

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, se ha puesto a disposición de las autoridades de La Palma y de Canarias para colaborar en todo lo que esté en su mano ante la emergencia generada por la erupción del volcán en el barrio de Las Manchas, municipio de El Paso, desde las 15:10 horas de esta tarde.

El vicepresidente de Ashotel en La Palma, Carlos García Sicilia, mantiene contacto directo y periódico con el consejero de Turismo del Cabildo palmero, Raúl Camacho, desde hace días y de forma más intensa desde el inicio esta tarde de la explosión volcánica. Asimismo, está en contacto con diferentes representantes de varios turoperadores que trabajan en la isla para coordinar la información oficial y trasladarla a sus asociados.

Para recabar todos los datos, mañana por la mañana está prevista una reunión en la corporación insular para colaborar en la organización de aquellos recursos que sean necesarios y trasladar de forma puntual y veraz la información oficial

Ashotel quiere trasladar un mensaje de ánimo a toda la sociedad palmera y contribuir a mantener la calma, siempre atenta a todas las indicaciones de los protocolos oficiales ante una situación como esta.

Ocho días esperando

Después de más de 25.000 pequeños seísmos que no han dejado de sacudir La Palma durante ocho días y habían elevado la isla 15 centímetros, el magma que empujaba bajo el suelo se abrió camino: Desde las 15.13 horas La Palma vive su octavo volcán en tiempos históricos, de nuevo en la Cumbre Vieja.

La erupción ha estallado en el municipio de El Paso, uno de los cuatro que estaban en alerta por riesgo volcánico desde el lunes pasado, en una zona escarpada de pinares conocida como Cabeza de Vaca, sin viviendas en su círculo más próximo, por lo que no ha causado víctimas, según ha explicado el Cabildo de La Palma.

"La seguridad de las personas está garantizada", ha corroborado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se ha desplazado a La Palma para asistir a la reunión del comité director del Plan de Protección ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), junto al jefe del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres.

Sin embargo, sí hay núcleos de casas ladera abajo, que ya han sido evacuadas porque están expuestas a las coladas de lava, y hay algunas viviendas afectadas, al menos ocho, pero su número irá creciendo a lo largo de la noche. Las coladas de lava, a 1.075 grados de temperatura, avanzan sin que se pueda hacer nada para detenerlas, pero de forma relativamente lenta: 700 metros por hora.

El volcán comenzó a rugir en forma de una sacudida y una fuerte explosión que generó una columna de cenizas, a la que pronto siguieron borbotones de lava elevándose decenas de metros sobre el suelo desde varias bocas eruptivas. Hasta ocho bocas alineadas en dos fisuras, han contado los expertos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán).

Imposible preverlo con exactitud

Desde hace días, Involcán y el Instituto Geográfico Nacional (IGN), los dos organismos científicos que tenían monitorizada la isla, venían advirtiendo de que el proceso sísmico se estaba acelerando, de que los terremotos tenían focos cada vez más someros (20 kilómetros, 10, 8, 5, hasta solo 100 metros los últimos), por lo que no descartaban que pudiera terminar en una erupción.

Pero sus diferentes portavoces insistían que no se podía predecir ni dónde ni cuándo iba a estallar el volcán... ni siquiera si iba a hacerlo, porque reactivaciones como la que había sufrido la Cumbre Vieja también se pueden detener de repente. Ha sucedido antes.

El Involcán calculaba que bajo el suelo se había acumulado un reservorio de magma de 11 millones metros cúbicos que presionaba por salir. Esta noche, ha actualizado sus estimaciones: el nuevo volcán lo alimentan entre 17 y 20 millones de metros cúbicos de magma, la mitad del volumen de materiales volcánicos que emitió en sus 24 días de fuego el Teneguía (1971), el último volcán que había vivido La Palma hasta la fecha (43 millones de m3).

Cuando el volcán estalló, las evacuaciones ya habían comenzado: en El Paso, Mazo, Los Llanos de Aridane y Fuencaliente las autoridades estaban sacando de sus casas a los vecinos con problemas de movilidad. Y el resto de habitantes de la zona había recibido charlas todos estos días de cómo prepararse para abandonar su casa.

"Me alucina y al mismo tiempo me da muchísimo miedo", ha relatado a Efe María del Pino Hernández, una de las vecinas evacuadas en Los Llanos de Aridane, consciente de que está presenciando "un espectáculo increíble, que da pánico"

Siete erupciones en La Palma

La Palma había sufrido hasta la fecha siete erupciones desde que hay registros históricos, desde la Conquista de Canarias del siglo XV, todas en el entorno de la Cumbre Vieja. Las últimas fueron en el siglo XX: el volcán de San Juan (1949), donde duró 47 días, y el volcán de Teneguía (1971), donde se prologó 24 días.

Hasta el momento, unas 5.000 personas han sido evacuadas: básicamente los vecinos que viven en las zonas más cercanas y, sobre todo, los que tiene casa en el corredor por donde se espera que va a bajar la lava. Y, según el presidente de Canarias, no es previsible en ese momento que sea necesario sacar a nadie más de su vivienda.

De momento, se ha visto que las coladas avanzan despacio, no son muy fluidas, lo que facilita las evacuaciones.
Su aspecto es el del clásico "malpaís", como se denomina en Canarias a las viejas coladas de lava que miles de turistas pueden ver cada día en los Parques Nacionales del Teide y Timanfaya, en Tenerife y Lanzarote.

Uno de los principales expertos en vulcanismo del país, Joan Martí, de Geociencias Barcelona (CSIC), cree que es una erupción "clásica" de las que se han vivido en Canarias, con un tipo de coladas de lento avance, que entrañan poco peligro para la población. Sí podrían ocasionar problemas en la zona más cercana, ha añadido, los gases, las emanaciones de azufre y dióxido de carbono.

Por lo que está viendo, se trata de una erupción que podría durar semanas; como mucho dos meses, bajo su criterio

El semáforo de riesgo volcánico en la isla ya ha pasado de amarillo (nivel 2 de 4) a rojo (3) y se ha pedido a los ciudadanos que no hayan sido evacuados que se protejan de las cenizas, quedándose en casa.

Por precaución, mañana no habrá clases en ningún centro educativo de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte.

La Unidad Militar de Emergencias, la Cruz Roja y varios cabildos han enviado personal de refuerzo en La Palma para ayudar al despliegue de protección civil y los habitantes de la isla están recibiendo la solidaridad de numerosos representantes políticos.

Desde el rey hasta los portavoces de los principales partidos se han puesto en contacto con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, para expresarle su solidaridad. Y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, suspendió su viaje a Nueva York para trasladarse de inmediato a Canarias, donde ha elogiado el trabajo realizado por científicos y equipos de protección civil para anticiparse.

Este nuevo volcán ha surgido cuando estaban a punto de cumplirse diez años de la erupción submarina de El Hierro, que formó el volcán Tagoro bajo el Mar de Las Calmas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.