Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La entrevista de Carmen Porras

Lorenzo Amor: "Los fondos europeos deben llegar a cada tamaño de empresa"

El presidente de la Federación Nacional de Organizaciones de Autónomos (ATA) afirma que las ayudas directas aprobadas por el Gobierno "no han funcionado por burocracia" 3 octubre, 2021 Premium
  • "España es un país de pymes y de autónomos y hay que tener en cuenta sus especificidades"
  • "La Administración, que es quien ha decretado los cierres y las limitaciones, solo ha compartido uno de cada cinco euros que se han perdido"
  • "Hay 80.000 guías turísticos, pero no conozco a ninguno con capacidad para justificar los gastos que se exigen para acceder a las ayudas"

El presidente de la Federación Nacional de Organizaciones de Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, cree que los fondos europeos Next Generation van a ser un importante apoyo para la economía española, pero advierte que para que sean efectivos "tienen que llegar a todos los tamaños de empresa", al tiempo que espera que no suceda lo mismo que con las ayudas directas aprobadas por el Gobierno, "en las que hay importantes problemas de trámites para que lleguen". Urge, asimismo, a establecer las convocatorias para poder solicitar los 12.000 millones de euros que han llegado ya de Bruselas, porque quedan poco más de tres meses para que finalice el año y "no me gustaría que, por la burocracia, tengamos que devolver estos fondos, que suponen un esfuerzo de toda Europa", agrega. Lorenzo Amor preside ATA desde 2004, la entidad más representativa de autónomos en España, compuesta por unas 300 organizaciones tanto territoriales como sectoriales y está presente en todas las comunidades autónomas. Además, desde la integración de la federación en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ocupa una de las vicepresidencias de la patronal.

Pese a su intención inicial de suprimirla, esta semana el Gobierno ha aceptado prorrogar hasta el 28 de febrero la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos que hayan sufrido una reducción significativa en la facturación de su negocio.

Tras 18 meses en los que hemos tenido mecanismos de ayuda al tejido empresarial, no tenía sentido que, a prácticamente cinco meses de la meta, se retirase esta prestación. Es lógico que en estos cinco meses veamos una reactivación mayor e incluso recuperación, y va a ser complicado mantener estas ayudas como están ahora mismo por el COVID, pero, por ahora, hay muchos autónomos que todavía no se han activado, no estoy hablando de que se hayan recuperado. Hemos tenido un buen verano con el turismo nacional, pero hay que ver cómo evoluciona, también el empleo, la economía con los factores de inflación y los precios energéticos, hemos visto la corrección del PIB del segundo trimestre...

¿Cuántos autónomos calcula que se acogerán al cese de actividad en esta fase?

A 31 de agosto, había 226.000, pero estimamos que con la nueva prórroga, hasta finales de febrero, habrá unos 150.000 que se mantengan con la ayuda por cese de actividad.

¿Qué opina de las medidas que se han tomado desde el inicio de la pandemia? ¿Han sido suficientes, teniendo en cuenta la larga duración de la crisis?

Hay medidas que han funcionado y otras que no. Debido a la pandemia, por decreto se ha obligado a muchas empresas y autónomos a cerrar sus negocios y a tener unas limitaciones en su actividad. Esto ha provocado que el tejido empresarial haya tenido una caída de facturación en estos meses superior a los 300.000 millones de euros, pero las ayudas de las administraciones han sido de 60.000 millones. Es decir, la Administración, que es quien ha decretado los cierres y las limitaciones, solo ha compartido uno de cada cinco euros que se han perdido. Por cada 100 euros que se han perdido, las ayudas de la Administración han sido de 20 euros, mientras en Alemania, por cada 100 euros se ha ayudado con 70 euros, y en Francia, Italia o Reino Unido están en torno de los 50 euros.

En España quien ha soportado esta crisis no ha sido el dinero público, sino el sector privado

¿Qué medidas son las que mejor han funcionado?

Las de protección del empleo, los ERTE, las ayudas por cese de actividad y las líneas ICO. Sin embargo, España fue la última en acudir con las ayudas directas y éstas no han funcionado por burocracia. En marzo se lanzó un decreto, que se ha corregido en septiembre, que dejaba fuera a quien tuviera pérdidas en 2019 o a quien, por causa de la pandemia, tuviera deudas con Hacienda o la Seguridad Social. Se castigaba a los autónomos. Por ejemplo, si un autónomo pide 3.000 o 4.000 euros tiene que justificarlos con un gasto. En España hay 80.000 guías turísticos, pero no conozco a ninguno que tenga capacidad para justificar esa cantidad, sin embargo, muchos de ellos han dejado de facturar más del 100% en 2020. Es decir, se ha dejado fuera de estas ayudas a aquellos autónomos cuyo principal valor añadido de la actividad es el individuo, como los guías, intérpretes, fisioterapeutas…

De 3.300.000 autónomos que hay no van a llegar a 200.000 los que solicitan las ayudas directas porque están muy mal diseñadas, incluso con la corrección que ha habido en septiembre

¿Los fondos europeos ayudarán a los autónomos a remontar su situación?

Estoy muy preocupado, este año tenemos 12.000 millones, nos quedan prácticamente tres meses para terminar el año, pero no veo convocatoria para que empresas y autónomos puedan acudir. No me gustaría que, por la burocracia, tengamos que devolver estos fondos, que suponen un esfuerzo de toda Europa. Por eso espero convocatorias cuanto antes, no como las que aparecieron en agosto, cuando hubo 10 o 12 días para revisarlas. Para que estos fondos sean efectivos, tienen que llegar a todos los tamaños de empresa. España es un país de pymes y de autónomos y hay que tener en cuenta sus especificidades, no puedes presentar una convocatoria para que en 10 o 12 días presenten un proyecto. Tenemos gran confianza en que estos fondos tienen que servir, pero no puede pasar como con las ayudas directas, en las que hay importantes problemas de trámites para que lleguen.

Lorenzo Amor, presidente de ATA y vicepresidente de la CEOE.

¿Qué opina de la nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aprobada esta semana por el Consejo de Ministros –se incrementa en 15 euros, hasta los 965-?

No tiene sentido en las circunstancias actuales, con una productividad a la baja, con más de 8 puntos todavía para recuperar el PIB anterior, con 226.000 autónomos en cese de actividad y 250.000 trabajadores en ERTE. Va a perjudicar a un sector de la población, que son los jóvenes, y a sectores de actividad, como el agrícola. Va a generar economía sumergida, sobre todo en el ámbito del servicio doméstico y de los cuidados, y va a castigar a unas comunidades más que a otras. Es fácil disparar con pólvora ajena. A las empresas y autónomos no les queda otra que subir los salarios a los trabajadores, pero echamos de menos esa responsabilidad en las administraciones públicas. Tras subir un 31% el salario mínimo en los últimos tres años, no han subido la cuantía de los contratos públicos que tienen con esas empresas y esos autónomos.

Desde el inicio de la pandemia, ATA realiza un barómetro para conocer la situación de los autónomos. Sorprende que en la última edición sea todavía muy elevada la cifra de profesionales que afirma que no ha alcanzado la recuperación de su negocio (el 67,6%), en un entorno de mejora de la economía…

Las recuperaciones a veces son de laboratorio de estadísticas, otra cosa es la economía real. Me recuerda a los brotes verdes de la anterior crisis. Reactivación no es recuperación. Todos tenemos ganas de recuperación, pero estamos en proceso de reactivación, nos quedan 8,4 puntos del PIB para recuperarnos. ¿Cuándo vamos a recuperar todas las pérdidas que hemos tenido durante este tiempo?

Tengamos los pies en el suelo. Los autónomos lo dicen claramente, un 30% se ha recuperado, pero de ellos el 22% pertenecía a actividades esenciales y la crisis prácticamente ha pasado inadvertida para muchos de ellos. Lo que más me preocupa es el 25% de autónomos, en torno a 750.000, que dicen que hasta bien entrado 2023 o 2024 no prevén que esa recuperación llegue a su negocio.

Respecto a la cotización por ingresos, en el citado barómetro las opiniones están muy divididas (el 35,3% está a favor, 34%, en contra, y casi un 31% ns/nc). ¿Cuál sería la situación más favorable para el autónomo?

Depende de los rendimientos netos. Estamos negociando con el Gobierno desde hace tiempo, el problema es que Hacienda tiene que terminar un informe, implementar una cotización por ingresos reales, pero, teniendo en cuenta la heterogeneidad que tiene el colectivo de autónomos, es francamente difícil.

¿Se pueden establecer baremos?

Es muy difícil. En España hay un millón de autónomos societarios y los rendimientos netos no son del autónomo societario, son de la sociedad. Voy a poner un ejemplo, basado en rendimientos netos que nada tiene que ver con un salario, un fotógrafo que tiene un estudio y factura 40.000 euros al año va a pagar la mitad de cotización que un fotógrafo que no tiene estudio y factura 40.000 euros al año, porque el fotógrafo con estudio va a poder introducir gastos, el otro no puede hacerlo. No es coherente.

Hay muchas fórmulas para cotizar por ingresos reales. En lo que estamos de acuerdo es en que hay que bajar la cotización a los autónomos cuyos rendimientos netos no llegan ni a 10.000-11.000 euros, lo llevamos pidiendo desde el Gobierno de Rajoy. Para los que tienen ingresos más altos hay dos fórmulas que ya se tenían que haber introducido. Una es destopar la base, que está topada en 2.000 euros, a los mayores de 47 años, y dos, que la cotización de un autónomo societario pudiera ser un gasto de la empresa, en lugar de un gasto del propio autónomo. Si se quiere cotizar por ingresos reales, ahí tiene la posibilidad.

Con frecuencia se habla del autónomo como el profesional más desprotegido, con menos derechos, pero ¿cuáles diría que son las principales ventajas de trabajar por cuenta propia?

Ser autónomo te da libertad, tienes la capacidad de elegir muchas cosas. En España cada vez hay más autónomos porque ven una oportunidad.

Ser autónomo nunca ha sido garantía de éxito, si fuera así, en lugar de tener más de tres millones de funcionarios y tres millones de autónomos, tendríamos seis millones de autónomos, pero es verdad que ganar a los riesgos, ganar partidas todos los días te fortalece

Es complicado, se siente mucha soledad, sobre todo cuando vienen mal dadas, pero te da autonomía. Soy autónomo desde el 87 y he pasado muy malos momentos, incluso una situación económica delicada, pero lo importante es cuando vas saliendo para adelante.

Preside ATA desde 2004, ¿cuáles son los principales logros alcanzados en este tiempo?

Cuando empecé, el autónomo no podía ponerse enfermo, daban la baja desde el decimoquinto día, hoy los autónomos la cobran desde el cuarto día. No tenían derecho al accidente de trabajo y enfermedad profesional, hoy la tienen. No tenían derecho a la formación, hoy la tienen; no se podían jubilar anticipadamente, hoy sí pueden hacerlo. No tenían derecho al paro, ahora un millón y medio de autónomos han cobrado entre 2020 y 2021… Se han tomado muchas medidas en este tiempo. Hay quien dice que no se ha hecho nada, pero los que somos autónomos desde 1987 hemos vistos muchos cambios.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.