Edición España. Con la pandemia, los compradores "tenemos capacidad de negociación en precios"

All Iron refuerza su apuesta por el apartamento de corta y media estancia

Cuentan con 15 inmuebles en propiedad que representan una inversión cercana a los 150 millones de euros 20 octubre, 2021

La socimi All Iron RE I, centrada en la adquisición de inmuebles urbanos para su reposicionamiento como apartamentos de corta y media estancia, ha sido uno de los inversores hoteleros más activos durante este 2021 a pesar del impacto de la pandemia de la COVID-19, que en absoluto ha saciado el "apetito" inversor de la compañía, que mantiene sus planes de alcanzar a largo plazo los 1.000 millones de euros en activos, según han declarado a HOSTELTUR.

La sociedad vasca fundada por Ander Michelena y Jon Uriarte recuerda que su estrategia de crecimiento se estableció antes de que estallara la pandemia en marzo de 2020 en España. Sin embargo, "el buen comportamiento de los apartamentos de corta y media estancia durante el periodo COVID-19 ha reforzado la estrategia definida y el apetito de la sociedad por continuar desarrollando este modelo de negocio", señala. (Ver: La socimi All Iron avanza con el plan de crecer con alojamientos urbanos)

Sobre la situación actual del mercado del alojamiento turístico en España, explican que "seguimos viendo oportunidades de inversión a rentabilidades atractivas, principalmente en el nicho de mercado en el que nos movemos”.

Durante los meses de la pandemia "hemos percibido una menor competencia en los procesos de venta de los activos, que poco a poco se está recuperando".

Además, observan que "a diferencia de la época preCOVID en la que nos encontrábamos en un mercado dominado por los vendedores, ahora mismo desde el lado comprador tenemos capacidad de negociación en precios".

Un segmento "robusto" durante la crisis

All Iron defiende su apuesta por el alojamiento urbano alternativo a los modelos hoteleros tradicionales, que "ha resultado ser muy robusto durante la crisis y está demostrando una muy rápida recuperación una vez levantadas las restricciones”. (Ver: Líbere, la apuesta de All Iron por los apartamentos y el turismo urbano)

Explica que sus apartamentos de corta y media estancia han mantenido ocupaciones de entre el 60% y el 90% durante la vigencia de las restricciones a la movilidad, en su opinión, gracias a la "flexibilidad para ofrecer soluciones a clientes que buscan estancias de varios meses".

Durante el tercer trimestre de este año, y una vez levantadas las restricciones, los inmuebles han sido la opción escogida por muchos viajeros para alojarse gracias a los servicios (cocina, estancias separadas, modelo desasistido, entre otros) y la autonomía e independencia que ofrecen los apartamentos. Esto se ha traducido en ocupaciones del 80-90% durante todo el verano.

El hotel Tryp Chamberí de Madrid, adquirido por All Iron en agosto por 18,5 millones de euros para transformarlo en un edificio de apartamentos.

Del lado del perfil del cliente, la socimi admite que la demanda proveniente del segmento corporativo es la que ha tardado más en recuperarse. "Aun así, estamos viendo un repunte muy fuerte de esta demanda tanto en corta, con la recuperación de eventos, como en medias estancias", apunta.

De cualquier manera, matiza que el hecho de que sus inmuebles estén destinados tanto al viajero de ocio como al corporativo no se han visto tan "resentidos" por la más tardía recuperación del Business Travel.

Actualmente, All Iron RE I Socimi cuenta con 15 inmuebles en propiedad, que representan en torno a 900 apartamentos y 300 camas de hostel, que representan una inversión cercana a los 150 millones de euros.

En el corto plazo, la compañía continuará con sus planes para alcanzar una inversión total de entre 250 y 300 millones de euros y más a largo plazo prevén llegar hasta cerca de los 1.000 millones de euros.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.