Edición España. La elección del secretario general fue cuestionada por los ex Frangialli y Rifai

España solo necesitaría 53 votos para sustituir a Pololikashvili en la OMT

Existe preocupación interna por la deriva ética de la OMT y las formas poco transparentes de Pololikashvili 3 noviembre, 2021

Si España decide finalmente sustituir al secretario General de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili en la Asamblea General de Madrid, no necesitaría 106 votos, como decíamos en este artículo España: acuerdo con Riad mientras medita si sustituye a Pololikashvili, sino apenas 53 según los Estatutos de la organización y si todos los estados miembros están presentes en la votación. Existe preocupación interna por la deriva ética de la organización, tal y como ha expuesto la Oficial de Ética de la OMT en su informe a la Asamblea, y por las formas poco transparentes del actual secretario general en la gestión de los Recursos Humanos y la ejecución de obras en su oficina por valor de 200.000 euros.

La OMT tiene actualmente 159 estados miembros. Según el Artículo 22 de los Estatutos de la organización "el secretario general será designado por mayoría de dos tercios de los miembros de pleno derecho presentes y votantes en la Asamblea General".

Lo cual significa que España, o el país que empujara la no ratificación del actual secretario general, necesitaría 53 votos negativos para Pololikashvili para bloquear su reelección, si estuvieran presentes todos los países miembros.

Si esto sucediera, el efecto inmediato sería que el Consejo Ejecutivo tendría que poner sobre la mesa un nuevo nombre como candidato a la Secretaría General

Esto nunca ha sucedido en la historia de la OMT, pero según una fuente consultada por HOSTELTUR que conoce perfectamente el funcionamiento de la organización, "las presentes circunstancias son muy especiales".

Recordemos que el nombre de Zurab Pololikashvili fue propuesto para el periodo 2022-2025 por el Consejo Ejecutivo, que había decidido avanzar la elección del secretario general al mes de enero de 2021, en lugar de llevarla a cabo el mes de mayo, como es habitual.

¿Una elección irregular?

Un extenso reportaje de la revista francesa Espaces, titulado "La Organización Mundial del Turismo, ¿sirve para algo?" y publicado este pasado mes de septiembre, explica el contexto en que tuvo lugar la reelección de Pololikashvili por parte del Consejo Ejecutivo en el mes de enero.

Los reglamentos de la OMT prevén que la elección del secretario general ha de tener lugar siempre en la sede de la OMT de Madrid. Según este reportaje, el Consejo decidió avanzar la elección del secretario general al mes de enero para hacerla coincidir en el tiempo con Fitur. Pero como finalmente la feria tuvo lugar en mayo, el hecho de avanzar la reelección de Pololikashvili al mes de enero dejó de tener sentido. Sin embargo, la elección se quedó fijada para enero y no para primavera.

Espaces explica que entonces tuvo lugar un hecho único en la historia de la OMT: que los dos ex secretarios generales, Francesco Frangialli y Taleb Rifai, publicaron en ese momento una carta abierta para pedir un aplazamiento de la elección del secretario general hasta septiembre, con motivo de la Asamblea General o, en todo caso, en mayo.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

Ni en primavera ni en la Asamblea

Los argumentos de los dos ex secretarios generales eran los siguientes: recordaban que esa elección siempre había tenido lugar en primavera, para permitir al Secretariado y al Consejo Ejecutivo aprobar el presupuesto del año siguiente, con la perspectiva de que la Asamblea General se celebra en otoño.

Frangialli y Rifai argumentaban también que "las elecciones precisan de una reunión en persona y no virtual. Las reglas y regulaciones que gobiernan el proceso electoral significan la importancia del principio del voto secreto, algo que será extremadamente difícil de respetar en una reunión virtual". También señalaban que "si son los embajadores los que deben representar a su país en la elección -como efectivamente sucedió-, esto sería particularmente injusto para los países miembros que no tienen embajada en Madrid, lo cual comprometería la integridad de las elecciones".

Además, el aplazamiento debía servir para permitir a los posibles candidatos presentarse y hacer sus respectivas campañas, de cara a la elección

Oposición a Pololikashvili

En la trastienda, dice la revista Espaces, había empezado una batalla entre Zurab Pololikashvili, candidato a la reelección, y Shaika Mai bint Mohamed al Khalifa, miembro de la familia real de Baréin y ministra de Cultura de ese país entre 2010 y 2014, que también presentó su candidatura. Una fuente de ese reportaje francés asegura que tanto Frangialli como Rifai tenían preferencia por la candidata de Baréin.

Pero el Consejo Ejecutivo de la OMT no optó por el aplazamiento y, finalmente, la elección tuvo lugar en enero, fuera de su momento habitual y también, lejos de Fitur, dejando la reelección de Pololikashvili sobre la mesa para ser ratificada por la Asamblea General

Toda esta historia ha hecho que repetidamente, fuentes cercanas a la OMT hayan hablado de "graves irregularidades" en la elección del actual secretario general. Un asunto que, ligado al hecho de que Pololikashvili habría favorecido los intereses de Arabia Saudí para llevarse a Riad la sede de la OMT, estarían haciendo que España se plantee si intenta sustituir al actual secretario general, teniendo en cuenta que, además, necesitaría solamente 53 votos.

Nombramiento de la directora ejecutiva

Este lunes publicábamos que existe preocupación interna por la deriva ética de la OMT, hasta el punto de que la Oficial de Ética de la organización, Marina Diotallevi, habla en el informe de Recursos Humanos que lleva a la Asamblea General de Madrid, de que "ha podido observar con creciente preocupación y tristeza que las prácticas internas transparentes que existían en anteriores administraciones, entre otras cosas, en materia de ascensos, reclasificaciones de puestos y nombramientos, se han interrumpido repentinamente, dejando amplio espacio para la opacidad y para una gestión arbitraria".

De hecho, esta semana, HOSTELTUR ha sabido que el secretario general ha nombrado a Zoritsa Urosevic como directora ejecutiva de la OMT, un cargo que de hecho la convierte en la número tres, tras el secretario general y el otro director ejecutivo, el chino Zhu Shanzhong. El nombramiento es efectivo desde el 19 de octubre.

Según han aegurado varias fuentes a HOSTELTUR, "este tipo de nombramientos debían ser oficialmente anunciados antes del Consejo Ejecutivo de la organización, para su aprobación"

El último Consejo Ejecutivo se celebró en enero de este año en Madrid, y entre sus decisiones no consta este nombramiento. El siguiente será el día 30 de noviembre, también en Madrid, y todavía se celebrará otro el 3 de diciembre. Se celebran dos o tres reuniones al año del Consejo Ejecutivo de la OMT.

La directora ejecutiva, un cargo que era hasta ahora político, es quien controla ahora los departamentos de Ética, Cultura y Responsabilidad Social; Innovación, Educación e Inversiones; Estadística; Desarrollo Sostenible e Inteligencia y Competitividad del Mercado Turístico.

Obras en la oficina del secretario general

Por otro lado, HOSTELTUR ha sabido que los 200.000 euros que fueron aprobados para "obras de mejora de la infraestructura de la sede", han sido destinados exclusivamente a las obras de mejora de la oficina del secretario general, sin que conste un concurso público para la adjudicación a pesar de que así lo exige el reglamento de la OMT.

Las obras de este proyecto debían haber sido autorizadas por dos órganos: el Comité de Programas y Presupuesto y el Consejo Ejecutivo reunido en pleno, según se puede leer en los documentos de la Asamblea, pero según nuestra fuente "ninguno de los dos órganos se reunió para autorizar las obras, que se iniciaron en julio de este año"

Así se establece en los documentos de la Asamblea, en el Orden del Día que puede ser descargado al final de este artículo. Orden del día Provisional A/24/5(b), Informe sobre la situación financiera de la Organización - reserva y otros proyectos del Fondo general (página 14 del documento adjunto): "Proyecto de la reserva de reposición - mejora de la infraestructura de la sede - Al 31 de diciembre de 2020, el Secretario General propone asignar la cantidad de 200.000 euros procedentes de la reserva de reposición para un nuevo proyecto de mejora de la infraestructura de la sede, con sujeción a la autorización del Presidente del Consejo Ejecutivo y la posterior confirmación del Comité del Programa y del Presupuesto y del Consejo Ejecutivo".

Entre las decisiones tomadas por el Consejo Ejecutivo de enero de este año, no figura la adjudicación de las obras ni nada relacionado con ellas

Es importante recordar que España tenía previsto desde hace meses el traslado de la sede de la OMT a un nuevo edificio, tal y como quedó claro en la visita realizada a la futura sede del Palacio de Congresos de La Castellana, en septiembre, por parte de la ministra de Turismo Reyes Maroto, el ministro de Exteriores José Manuel Albares, y el secretario general Pololikashvili.

Además, según señalan las fuentes, el personal de la Secretaría General sigue teletrabajando, y así lo hará al menos hasta final de año, según está previsto.

Documentos adjuntos

Puede descargarse aquí el reportaje de la revista Espaces sobre la OMT, de septiembre de 2021.

Orden del día provisional donde se refieren los 200.000 euros para las obras de infraestructura de la nueva sede.

Decisiones tomadas por el Comité Ejecutivo de la OMT en enero de 2021 (reunión nº 113).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.