Edición España. El Tribunal de la UE confirma la sanción de 2.424 M € al buscador por abuso de posición dominante en su plataforma de Shopping

Las agencias online aplauden la multa de Bruselas a Google, pero piden más

EU Travel Tech califica la sentencia de un paso importante y clama porque se extienda la investigación también al mercado de los viajes 13 noviembre, 2021

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) sentenció el pasado miércoles a favor de la Comisión Europea en su investigación a las grandes tecnológicas para que cumplan las normas de competencia comunitarias, al confirmar la multa de 2.424 millones de euros que impuso en 2017 a Google por abuso de posición dominante en su sistema de comparación de precios en su plataforma de Shopping. La sentencia ha sido aplaudida por la patronal de las agencias online y los GDS, EU Travel Tech, que la califica de "paso importante para que Google detenga sus prácticas abusivas y los daños que infligen a la competencia y a los consumidores", pero reclama que la inspección se extienda también al mercado de los viajes.

La justicia europea rechazó el miércoles el recurso que Google interpuso contra esa decisión y dio la razón a Bruselas, al considerar que efectivamente, acertó en su conclusión de que la empresa estadounidense violó la libre competencia al otorgar a su sistema de comparación de precios un lugar destacado en la página de resultados de las búsquedas, frente a los de sus competidores.

El TGUE dio hoy tres argumentos para justificar su decisión, que se puede recurrir aún ante el máximo órgano judicial comunitario, el Tribunal de Justicia de la UE.

El primero de ellos es que "al favorecer su propio servicio de comparación de precios en sus páginas de resultados a través de una visualización y posicionamiento más favorables, mientras relegaba los resultados de los servicios de comparación de la competencia en esas páginas (...), Google se apartó de la competencia por méritos".

Los jueces señalaron además que la compañía favorecía a su servicio Google Shopping, "incluso si los resultados de los servicios de compra competidores eran más relevantes" para la búsqueda que estuviesen realizando los consumidores.

En segundo lugar, la sentencia rechazó el argumento de Google de que la competencia en el mercado de comparación de precios sigue siendo "fuerte" por la existencia de otras plataformas, como puede ser Amazon.

"Aunque ambas categorías de páginas web ofrecen funciones de búsqueda de productos, no lo hacen con las mismas condiciones (...) y los internautas o los comerciantes electrónicos no las usan de la misma manera", según el tribunal, que subraya que "estas plataformas no están en el mismo mercado".

El tribunal ha corroborado que Google favorece las búsquedas de sus servicios en perjuicio de los competidores.

Una portavoz de Google reaccionó a la sentencia asegurando que la compañía ya hizo cambios en 2017 "para cumplir" con las demandas de la Comisión que "han funcionado de manera exitosa, generando mil millones de clics para más de 700 servicios de comparación de precios", según ha publicado la agencia EFE.

Sin embargo, en el tercero de sus argumentos, la justicia europea consideró que "Google no ha demostrado mejoras de eficiencia vinculadas a esta práctica que contrarresten sus efectos negativos sobre la competencia".

Ampliar la investigación

Por su parte, EU Travel Tech, si bien se muestra satisfecha con la ratificación de la sentencia, considera que la investigación de la UE a Google "no debe terminar aquí".

Desde su punto de vista, la decisión del Tribunal General de la UE "allanará el camino para una nueva inspección de la Comisión Europea sobre las prácticas de Google en el mercado de los viajes".

Opina que "hay pruebas más que suficientes que demuestran el abuso y la constante de posición dominante de Google y sus prácticas discriminatorias no solo en Shopping, sino también en viajes" y considera que con su sentencia "el Tribunal General ha sentado claramente un precedente".

El secretario general de EU Travel Tech, Emmanuel Mounier, ha declarado que "no se puede hacer oídos sordos a la sentencia del Tribunal. Confirma que las prácticas de 'autopreferencia' de Google son una anomalía y han provocado un debilitamiento de la competencia y graves consecuencias perjudiciales para la elección del consumidor".

Añade que estas prácticas van más allá de la plataforma de Shopping del buscador e insta "encarecidamente a la Comisión Europea que emprenda también acciones en el sector de los viajes abriendo procedimientos formales contra Google".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.