Edición España. Turismo de nieve

Arranca la temporada de esquí con optimismo pese a ómicron

El puente de la Inmaculada es el pistoletazo oficial de salida a la nueva temporada, que se inicia con más de 900 kilómetros esquiables 4 diciembre, 2021

Las excelentes condiciones meteorológicas permiten una apertura masiva de las estaciones de esquí, tanto en España, como en Andorra y el Pirineo francés, durante este fin de semana, coincidiendo con el puente de la Constitución, pero también con la aparición de la nueva variante ómicron.

Pese a ello, las estaciones mantienen su optimismo de cara a la temporada 2021-2020 porque "hay más ganas de nieve que nunca" tras dos inviernos marcados por la crisis sanitaria (el último en su totalidad, con muchas instalaciones cerradas o semicerradas, y el anterior, en su tramo final) y, además, las actividades al aire ganan atractivo en tiempos de pandemia.

Aunque algunas estaciones abrieron sus puertas en noviembre, el puente de la Inmaculada es el pistoletazo oficial de salida a la nueva temporada que se inicia con más de 900 kilómetros esquiables, tanto para la práctica de deportes de invierno como para uso turístico, repartidos por 25 destinos de nieve de los 32 (un 80 % del total) que forman parte de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem).

Perspectivas del turismo de nieve para la temporada de invierno 2021-2022:

- El turismo de nieve espera superar los niveles prepandemia este invierno

- Las estaciones de esquí afrontan la temporada pos-COVID con grandes mejoras

Baqueira Beret es la única estación española que prevé abrir la totalidad de su dominio esquiable, ofreciendo, si la meteorología lo permite, los 162 kilómetros de pistas y los 36 remontes de los que dispone.

En el Pirineo francés, donde en este puente, los españoles son su principal cliente, de las 39 estaciones de esquí alpino y de fondo (1.000 kilómetros de pistas) estarán abiertas 29, con 700 kilómetros esquiables.

La estación de Grandvalira, en Andorra, con 136 kilómetros esquiables, comienza la temporada este fin de semana y se prevé que puedan ampliarse por encima de los 150 durante el puente.

Medidas antiCOVID

Ante la amenaza de la variante ómicron, las estaciones españolas confían en sus protocolos covid, donde destaca el uso obligatorio de mascarillas en remontes, zonas de espera de embarque, espacios cerrados, restaurantes, hoteles, tiendas y alquileres, y que de momento no prevén reforzar con medidas adicionales, según Atudem.

En cambio, Andorra ha anunciado que, debido a la evolución de la situación epidemiológica y con el objetivo de salvar la temporada, el certificado COVID será obligatorio para acceder a las estaciones, tanto para la práctica deportiva incluido esquí de montaña, raquetas y otras actividades, como para acceder a los remontes, restaurantes, escuelas y demás espacios cubiertos del dominio.

El nuevo protocolo tiene una vigencia de quince días, que se irá adaptando en función de la evolución de la situación sanitaria, ha comunicado la estación de Grandvalira.

En cuanto a Francia, la exigencia del pasaporte covid para acceder a cualquier espacio público ya estaba en vigor antes de la irrupción de la nueva variante, medida que afecta también a las estaciones, donde además es obligatorio el uso de mascarillas como en el resto de destinos de esquí.

Caída de los ingresos del 68% el año pasado

Las buenas condiciones meteorológicas y los protocolos sanitarios que garantizan la seguridad de las estaciones de esquí hacen confiar al sector español en poder superar esta temporada los niveles precovid, tras una caída de los ingresos del 68 % el año pasado, la más drástica de la última década.

Además, las estaciones han hecho una inversión de 38,2 millones de euros, la más alta en los últimos años, para seguir con su apuesta por mejorar la calidad de las instalaciones y la preservación de los entornos naturales.

El sector francés también espera superar los volúmenes prepandemia, después de que el cierre de todas las estaciones durante la temporada pasada, ordenado por el presidente Emmanuel Macron, causara pérdidas de 10.000 millones de euros, de los que el gobierno galo financió 3.000 entre los Pirineos y los Alpes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.