La neumonía atípica constituye una amenaza para el turismo en un mundo global, asegura presidente de Zontur

El presidente de la patronal de zonas turísticas Zontur, José Guillermo Díaz Montañés, considera que la neumonía asiática "constituye una amenaza para el turismo en general porque vivimos en un mundo global" y añadió que "hoy por hoy, los ciudadanos de todos los países están muy sensibilizados, y todo lo que daña la confianza acaba afectando la industria turística, porque sin confianza no hay turismo".

El presidente de la patronal de zonas turísticas Zontur, José Guillermo Díaz Montañés, considera que la neumonía asiática "constituye una amenaza para el turismo en general porque vivimos en un mundo global" y añadió que "hoy por hoy, los ciudadanos de todos los países están muy sensibilizados, y todo lo que daña la confianza acaba afectando la industria turística, porque sin confianza no hay turismo". Según Díaz Montañés, "si no evoluciona a más y se controla, esta epidemia no tendrá efectos negativos para el sector turístico, pero, si se desborda, tendrá resultados imprevisibles". El presidente de Zontur hizo estas declaraciones en Ciudadela (Menorca), con motivo de la asamblea general de la Asociación de Zonas Turísticas de España, que coincide con el 25 aniversario de la creación de la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome). Acompañado por los presidentes de las asociaciones hoteleras de Mallorca, Pere Cañellas; Menorca, Francisco Mercadal, e Ibiza y Formentera, Pedro Matutes, José Díaz Montañés indicó que las previsiones de ocupación hotelera para este año en España "son moderadamente optimistas". Tras admitir que "cada vez dependemos más de las ventas de última hora, fenómeno que se agudiza cada año y que tiene mayor incidencia", Díaz Montañés señaló que, "en líneas generales, se constata una reducción significativa del mercado alemán y el mantenimiento del mercado británico", aunque confía en el aumento de los mercados italiano y nacional para "compensar la bajada de los visitantes germanos". Por zonas, explicó que "Canarias está funcionando razonablemente bien, con una bajada porcentual del 2 ó 3 por ciento, aunque debe tenerse en cuenta el incremento que ha registrado la planta hotelera", mientras que en la costa catalana dijo que se inició la temporada con un descenso acusado, de diez a quince puntos, "pero esperamos que la temporada alta sea como del año anterior". Respecto a la Costa Blanca (Valencia, Benidorm), dijo que "ahora mismo registra una ocupación de unos tres puntos menos respecto al año anterior, pero hay un buen volumen de ventas y somos optimistas", y de la Costa del Sol señaló que "está funcionando bien, con un 80-85 por ciento de ocupación". De Baleares, comentó que "el inicio de la temporada ha sido malo, con un descenso en la ocupación por la bajada del mercado alemán, mientras que el mercado británico registra un buen comportamiento, aunque al mismo tiempo nos está presionando pidiendo reducciones de precios". Según Díaz Montañés, "el principal problema del sector hotelero español es que aumenta la ocupación, pero disminuye la rentabilidad de las empresas; ya ocurrió en el 2002 y este año se repetirá, de forma más acusada en zonas como Baleares, porque el futuro no depende sólo de los precios, sino de la competitividad". Una segunda cuestión que abordó hoy la asamblea de Zontur fue estudiar la viabilidad para la creación y puesta en marcha del Instituto Tecnológico Hotelero de Menorca, con el apoyo de la dirección general de Pymes. Por último se debatió la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, con el desacuerdo unánime del sector hotelero español por la tasa que quiere cobrar el Ministerio de Cultura en concepto del uso de la televisión en la habitaciones de los establecimientos. Díaz Montañés aseguró que "este coste supondrá el 27 por ciento del beneficio de explotación, con un gran impacto fiscal que generará una desventaja competitiva. Constituye un amenaza para el sector, cuando nuestro planteamiento es claro: una habitación de un hotel es asimilable a un domicilio privado y, por lo tanto, no se produce ningún acto de comunicación pública". "Tenemos dos opciones: quitar los aparatos de televisión de las habitaciones de los hoteles o que sea el propio cliente quien pague el canon televisivo, pero estoy convencido que al final prevalecerá el sentido común y alcanzaremos una solución aceptable, dado que el vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, nos indicó que comprende la naturaleza del problema", concluyó. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.