Diario 5349 15.08.2018 | 01:11
Hosteltur: Noticias de turismo
Instalaciones de Heathrow, Gatwick y Stansted

Nueva política de tasas en aeropuertos de Londres favorece a los usuarios

2 mayo, 2013

Los usuarios de los aeropuertos de Heathrow, Gatwick y Stansted –tanto pasajeros como aerolíneas- saldrán favorecidos con los cambios significativos que plantea la Autoridad de Aviación Civil (CAA) de Reino Unido y que supondrán el pago de tasas muy inferiores por la utilización de los tres principales aeródromos de Londres para el periodo 2014-19 frente a lo que han pagado en el de 2009-14. Los gestores aeroportuarios apuntan que la nueva política puede afcetar los ingresos y la calidad del servicio de estas infraestructuras.

Las propuestas de la CAA no solo beneficiarán a las compañías aéreas que han estado cuestionando lo que consideran “cobros excesivos” sino que, paralealmente, ha limitado los aumentos de las tarifas que se imponen a los pasajeros en los aeropuertos.

Heathrow, Gatwick y Stansted son los únicos aeropuertos regulados por la CAA y a los que puede limitar las tarifas de despegue y aterrizaje que los gestores imponen a las compañías aéreas.

Rebaja sustancial

Para el periodo 2014-19, la CAA ha propuesto que las tarifas aéreas en Heathrow tengan como límite la tasa de inflación IPC más un 1,3%; mucho menos que el IPC más el 7,5% de aumento anual que estaba establecido para Heathrow durante el lapso anterior 2009-14. También es mucho menor que los cargos propuestos para 2014-19 por los gestores de Heathrow, que habrían aumentado de 19,33 libras esterlinas (22,88 euros) por pasajero para 2012/13 a 27,30 libras (32,32 euros) para 2018/19 .

Nueva política de tasas en aeropuertos de Londres favorece a los usuariosNueva política de tasas en aeropuertos de Londres favorece a los usuarios

Para Gatwick, donde los gestores habían presionado para la desregulación completa, la CAA propone un sistema mucho más flexible, aunque todavía debe ser respaldado por una licencia de la CAA. Aviación Civil ha señalado que este nuevo enfoque requeriría de una efectiva colaboración aeropuerto-aerolíneas y que, hasta el momento, "el aeropuerto aún no ha presentado propuestas aceptables”. Si no puede ser resuelto, la CAA ha planteado que las tarifas entre 2014 y 2019 en Gatwick estén limitadas al IPC más un 1%, de lo que resulta una tasa inferior al cálculo del IPC más el régimen 2% que ha estado en vigor en ese aeropuerto entre 2009 y 2014.

Mientras que en Stansted, la regulación de la CAA se hará supervisando las tasas y la calidad de servicio. La CAA ha señalado que ello aseguraría a los pasajeros una protección tarifaria, mientras se reduce al mínimo las tasas. De no suceder, la autoridad aeronáutica establecerá una fórmula específica.

El consejero delegado de IAG, holding de British Airways, Willie Walsh, también se ha criticado fuertemente los niveles alcanzados por las tasas en Heathrow. Respondiendo a las propuestas de la CAA, comentó que “el Aeropuerto de Londres-Heathrow es demasiado caro, demasiado recompensado e ineficiente, y estas propuestas no tienen en cuenta esta situación. En el pasado, la CAA ha retribuido a Heathrow por su ineficiencia y ahora es el más caro aeropuerto-hub en el mundo. Sus gastos se han triplicado en los últimos 11 años, sobre los aumentos de la inflación año tras año".

La calidad del servicio

Los gestores del grupo Heathrow, filial británica del consorcio español Ferrovial, han cuestionado la medida advirtiendo de que esta limitación de las tasas podría deteriorar el servicio al cliente, si se tiene en cuenta que un retorno sobre el capital de apenas un 5,35% "pone en riesgo" la capacidad del aeropuerto para atraer inversión a corto, medio y largo plazo y dresarrollar las áreas de servicio.

"Nosotros, y todos los interesados en la salud de la infraestructura de transporte de nuestro país, debemos considerar si se trata de un riesgo justificado", han señalado desde la dirección de Heathrow.

Mientras el director general del aeropuerto de Gatwick, Stewart Wingate, ha remarcado que la CAA debería eliminar las barreras regulatorias para fomentar el crecimiento y la mejora de los servicios, en lugar de imponer nuevas normas tarifarias. "Creemos que la regulación económica es perjudicial a la larga para los pasajeros, las aerolíneas y el propio aeropuerto".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.