Turismo urbano

Barcelona puede igualarse a Roma, dice Jordi Clos

El presidente del gremio de hoteles plantea su hoja de ruta

La siguiente meta para Barcelona sería captar 10 millones de turistas anuales, frente a los 7,5 millones que atrajo en 2013, y de esta manera situar la ciudad al mismo nivel que Roma como gran referente turístico global, según sostiene el presidente del Gremio de Hoteles de la ciudad, Jordi Clos.

En una conferencia en el desayuno coloquio Primera Plana, Jordi Clos ha incidido en que no existe una burbuja hotelera en la ciudad, y en que Barcelona puede seguir creciendo en establecimientos, aunque de una forma progresiva y "razonable". Ver también Turisme de Barcelona aboga por prohibir nuevos hoteles en el centro así como  Barcelona y la masificación turística en un nuevo documental.

Clos situó en Roma, la capital italiana que recibe 10 millones de visitantes anuales, el próximo reto a igualar por Barcelona. “Más lejos quedan París o Londres, pero si algún día somos capaces de situarnos al nivel de Roma, estaremos en la primera división del turismo internacional” comentó. Ver Barcelona batió su récord de turistas alojados en hoteles el año pasado.

Recordó que en 1990, antes de los Juegos Olímpicos, Barcelona llegó a los 3,8 millones de pernoctaciones, mientras que el año pasado se registraron 16,5 millones de pernoctaciones con un 75% de ocupación media. Ver Barcelona mantiene las tarifas pese a ganar 11 nuevos hoteles así como  Barcelona lidera la rentabilidad hotelera entre las ciudades de Europa.

El presidente de los hoteleros barceloneses ha considerado que el precio medio de 110 euros por habitación tiene margen de aumento, y que actualmente la relación calidad/precio respecto a otras grandes ciudades turisticas europeas es "extraordinaria".

Temas a mejorar

Como aspectos a mejorar, ha apuntado a crear "un verdadero Museo Gaudí", a permitir la apertura de las terrazas de playa más horas por la noche dado que allí no hay peligro de molestias a los vecinos, a crear nuevos polos de atracción para repartir al turismo por toda la ciudad y a seguir avanzando en la libertad de horarios comerciales para abrir en festivos.

En este sentido, Jordi Clos considera que la posibilidad de abrir las mañanas de los domingos de julio y agosto pactada a partir de este verano es totalmente insuficiente porque no se adapta a la necesidad real, y ha destacado que Barcelona es una ciudad turística y que por ello la libertad de apertura comercial llegará "con el tiempo".

Respecto a la tasa turística, ha reconocido que pese a ser un gran detractor al principio porque Barcelona iba a ser la única ciudad española con este pago, ahora se ha demostrado "un acierto extraordinario" con el modelo de aplicación en toda Cataluña y que ha permitido contar con recursos para promoción turística durante la crisis y los recortes presupuestarios de las administraciones. Ver Cataluña: la tasa turística entra en vigor.

Jordi Clos, presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona.Jordi Clos, presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona.

Oferta de alojamiento en viviendas

Preguntado por las viviendas de uso turístico, Clos ha reclamado un mayor control sobre estos establecimientos (de condiciones sanitarias, calidad y pago de la tasa turística, entre otros) y de limitar su apertura en bloques de vecinos por los problemas de convivencia que pueden surgir con los habitantes habituales.

Respecto a la oferta ilegal de alojamiento, ha pedido "poner medidas para que la enfermedad no se convierta en epidemia".

"Estoy absolutamente a favor de edificios de apartamentos turísticos, pero no de viviendas particulares para turistas", ha constatado, y ha añadido que este tipo de alojamiento representa el 20% de la oferta de la ciudad y limita el crecimiento de ocupación en los hoteles porque son una competencia más barata, pero que puede ser perjudicial para la imagen de la ciudad cuando defrauda las expectativas de los usuarios.

Barcelona World

El presidente del Gremio de Hoteles ha opinado que la instalación del macrocomplejo turístico y de ocio BCN World junto a PortAventura en la costa de Tarragona puede generar sinergias con Barcelona, pero también competencia en el ámbito de los eventos profesionales.

Asimismo, ha entrado en el debate sobre las dudas del uso del nombre de la capital catalana para el resort que prevé aglutinar hoteles, casinos, teatros y comercios: "Barcelona es un patrimonio que se ha creado, que se ha ganado y que se debe preservar. A veces hay que saber decir que no a algunas cosas".

En todo caso, ha mostrado su confianza en que si la construcción de BCN World ha sido avalada por los políticos es porque han calculado los beneficios que supondrá para el territorio.

Ver también Las 100 ciudades del mundo que más turistas reciben.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.