Certificado COVID digital de la UE a la llegada y mascarilla en ciertos espacios

Austria levantará todas las restricciones COVID-19 desde el 5 de marzo

2 marzo, 2022

A partir de este sábado, 5 de marzo, tanto los visitantes internacionales como los residentes de Austria ya no estarán sometidos a restricciones por la COVID-19 ni obligados a seguir la gran mayoría de las medidas de protección; según ha anunciado el Gobierno austríaco, después de evaluar la situación epidemiológica actual en el país y teniendo en cuenta el aumento de las tasas de vacunación. Las autoridades han precisado que, exclusivamente, se mantendrán dos medidas: el certificado COVID digital de la UE a la llegada y el uso de mascarillas FFP2 en el transporte público y en comercios de primera necesidad. En la misma fecha, serán reabiertos los clubes.

“El 5 de marzo se levantarán todas las medidas de protección contra la COVID-19, excepto las mascarillas FFP2 obligatorias en los transportes públicos y en los comercios esenciales -supermercados, oficinas de correos, bancos, farmacias-”, explican en un comunicado del que informa el portal europeo SchengenVisaInfo.com.

Esta flexibilización de medidas supone que todas las personas podrán entrar en todo tipo de establecimiento, bien se trate de alojamiento, restaurantes, cafeterías, instituciones culturales o centros de ocio, sin tener que presentar un certificado válido de vacunación o recuperación. Tampoco se requerirá de una prueba COVID-19 negativa.

Certificado para entrar

Austria actualmente aplica la Regla 3-G para ingresar al país que significa que pueden entrar todos los viajeros que posean un certificado válido que demuestre que el titular se ha recuperado, vacunado o ha dado negativo recientemente. “Para probar su estado “3-G”, puede usar la aplicación NHS Covid o el EU COVID Pass. También se aceptan versiones impresas y certificados médicos de vacunación o recuperación”, señalaron las autoridades.

Un certificado de vacunación se considera válido al llegar a Austria siempre que el documento indique que el titular ha completado la vacunación con una de las vacunas aceptadas en los últimos 270 días. Quienes hayan sido vacunados hace más de nueve meses necesitan haber recibido una vacuna de refuerzo para que se extienda la validez de su pase de vacunación.

Por otro lado, un certificado de recuperación se reconoce solo si el titular ha padecido la enfermedad en los últimos 180 días. En cuanto a aquellos que planean ingresar a Austria presentando un resultado negativo de la prueba COVID-19, las autoridades han destacado que aceptan resultados de pruebas rápidas de antígenos dentro de las 48 horas previas a la llegada o una PCR, en las 72 horas antes de la entrada.

Los viajeros que no tengan un certificado de estas condiciones deberán seguir las reglas de autoaislamiento a su llegada y están obligados a registrar su entrada en la autorización previa al viaje.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.