La guerra en Ucrania y el efecto en los viajes

Inflación, emociones y la oportunidad de España de ser un destino refugio

14 marzo, 2022

El pasado 24 de febrero Rusia lanzaba un ataque a gran escala contra Ucrania, haciendo temblar a los mercados y también al sector turístico, que confiaba en que el 2022 sería el año de la recuperación. Los analistas económicos pronostican que la inflación se disparará y que eso traerá consecuencias en la capacidad de ahorro de las personas. ¿Qué pasará con los viajes y qué países podrían convertirse en refugio? Expertos de EY Consulting, de la consultora Braintrust y del ObservaTUR creen que España tiene una oportunidad porque, por los precios y la incertidumbre, se reforzará la tendencia de viajes de proximidad y “los europeos viajarán hacia el oeste”. También el Caribe se posiciona como un destino seguro y la competencia con España dependerá, entre otros cosas, del precio de los vuelos.

Artículo exclusivo para suscriptores Premium

Forma parte de la comunidad de líderes de la transformación positiva de nuestro sector.
Elige el plan que mejor se adapta a ti, y accede a todo nuestro contenido, descárgate nuestras revistas y disfruta de descuentos y otras ventajas en los eventos organizados por Hosteltur.

60€ Anual (0,17€ al día) Hazte premium
6€ Mensual (0,20€ al día) Hazte premium

La inflación

El mes de febrero cerró con la inflación más alta desde 1986, ya que la tasa de variación anual del IPC fue del 7,6%, por la subida de precios en electricidad, alimentos y gasolina, como consecuencia de la guerra de Rusia contra Ucrania y las sanciones impuestas a Moscú.

“La guerra lo que hace es crear más incertidumbre. El consumidor sigue teniendo un mejor índice de confianza sanitario y de salud, pero se está preocupando por el tema económico”, comenta a HOSTELTUR noticias de turismo Pedro Valdés, Socio responsable del sector Productos de Consumo y Distribución en EY Consulting.

“La crisis energética, la crisis de las materias primas y el coste de los transportes, que parecían coyunturales, se van a mantener y se van a acentuar. Sabemos que la guerra va a tener un impacto económico, por los precios. Y lo que va a pasar es que los ahorros que teníamos en casa valdrán menos”, dice Valdés.

En Funcas advierten que el conflicto podría disparar hasta dos puntos la inflación anual y hacer que la economía española crezca a una tasa inferior al 5,6% previsto.

En este escenario inflacionista, la pregunta es si se viajará. El experto remarca que hay motivos para ser optimistas porque, a pesar de todo, los viajes siguen entre las prioridades e incluso "aunque haya una crisis o una previsión de incertidumbre económica, hay intención de aumentar el gasto en vacaciones y actividades lúdicas fuera de casa".

Las emociones

"La ralentización económica será un hecho", asegura Ángel García Butragueño director de Turismo de Braintrust, porque "los datos fríos, económicos, a día de hoy dicen que tenemos un IPC del 7,6% en febrero, influenciado por la carestía que están sufriendo los suministros y el precio del petróleo".

"Todos los gastos sobre los que no tenemos control están subiendo y, si todo sigue igual, probablemente también suban los precios del billete de avión y de los hoteles, porque estamos en una industria donde la energía es muy importante", señala García Butragueño a HOSTELTUR.

Pero además de la variante precio, cuando se decide un viaje "también entran en juego las emociones, que no son poco importantes", afirma el director de turismo de Brainstrust. Según el experto, en este momento "hay temor al cierre de espacios aéreos, recelo a la guerra y miedo al botón rojo".

Aunque reconoce que el sector "dependerá mucho" de la situación en Ucrania y "en función de la duración del conflicto, eso afectará en Semana Santa o el verano", también plantea que hay demanda retenida y que "se quiere volver a viajar".

De acuerdo a los estudios realizados por Braintrust, "previo al conflicto de Ucrania, tres de cada cuatro españoles estaban dispuestos a viajar en 2022, es decir en torno al 75%. Les hemos preguntado posterior al conflicto y sale un 68%, quizás porque para los españoles la guerra está en el este de Europa y lo ven lejos".

Más información sobre la guerra y los viajes

-La recuperación del turismo en vilo por la guerra de Rusia contra Ucrania

-Viajar en Europa se complica tras el comienzo de la guerra en Ucrania

-El ataque de Rusia a Ucrania hace caer un 18% las reservas de hotel en España

-Valdés: las previsiones para viajar en Semana Santa son"positivas" pese a la guerra

-Las agencias de viajes esperan una Semana Santa mejor que 2021

La oportunidad

En base a los estudios de la consultora, Ángel García Butragueño detalla que en Europa, en las próximas semanas y meses, “vamos a volver a viajes de proximidad, por el recelo a la inseguridad y por la incertidumbre".

"Los viajes en Europa serán hacia el oeste, por eso la industria española podría verse beneficiada", asegura

“La Semana Santa volverá a ser bastante nacional porque Europa, para el viajero español, supone alrededor del 30% de los desplazamientos y eso se verá minimizado en las próximas semanas, ya que viajar por Europa significa desplazarse hacia el este, hacia la cercanía al conflicto”, manifiesta García Butragueño.

También Marcos Franco, socio fundador de ObservaTUR, plantea que cuanto más próximo al conflicto, más incertidumbre se puede generar, razón por la cual "España puede dar cierta seguridad y tranquilidad a los viajeros".

"Dentro de Europa somos los que estamos más lejos del punto geográfico de conflicto y eso nos hace pensar que podríamos tener ventajas sobre otros destinos”, dice a HOSTELTUR

En los últimos días el vicepresidente y consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Juan Marín, afirmaba que la comunidad autónoma se veía como un destino refugio para este verano, ya que "probablemente todos aquellos centroeuropeos y todos aquellos turistas nacionales que este año pensaban pasar sus vacaciones dentro de unos días, en Semana Santa o en el verano, van a elegir un destino más al sur, en este caso Andalucía o Portugal". Canarias es, tal vez, el destino español más vulnerable ante la guerra por su total dependencia del transporte aéreo y porque el precio de los billetes de avión puede afectar las decisiones de compra de los consumidores.

En palabras del director de turismo de Braintrust, “a efecto del turismo extranjero, vamos a ganar posicionamiento frente a otros destinos tradicionales del Mediterráneo, como pueden ser Turquía o Grecia que, aunque están desplomando sus precios, se les ve muy cercano al conflicto, especialmente Turquía”

Las expectativas respecto al mercado europeo son buenas, pero aclara que no hay que esperar mucho turismo asiático porque, por el cierre del espacio aéreo ruso, los vuelos entre Europa y Asia son hasta 4 horas más largos "lo que podría suponer no solo un encarecimiento, sino también la elección de destinos que no son europeos”. Y lo mismo con el turista americano, que también podría inclinarse por destinos más cercanos.

El Caribe ¿competencia para este verano?

Tanto en Brainstrust como en el ObservaTUR coinciden en que, por la guerra y los precios, la tendencia de viajes de proximidad "se va a seguir acentuando". La incógnita es qué pasará con los destinos de larga distancia.

De cara al verano, “van a triunfar destinos como Latinoamérica, Estados Unidos, Caribe y Centroamérica, porque se percibe que son destinos lejanos al conflicto”, comenta el director de turismo de Braintrust

“Si los españoles tenían como destinos alternativos Grecia o Turquía, que están más cercano de la zona de la guerra, puede ser que los cambien. Pero otros destinos, como el Caribe, todo lo contrario, porque están prácticamente en el otro lado del mundo”, sostiene Mikel Pérez-Ilzarbe, socio de Technology en EY Consulting.

El Caribe se proyecta como un destino seguro y como un competidor capaz de captar a los mercados emisores del Centro Europa, sin embargo, el socio fundador de ObservaTUR asegura que "a día de hoy España está bien posicionada".

"Nuestros estudios muestran que la Marca España no se ha visto afectada con la pandemia y que sigue siendo un país competitivo, desde el punto de vista turístico, y una alternativa de primer nivel para cualquier turista internacional y nacional", concluye Marcos Franco.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.