Diario 5353 19.08.2018 | 00:13
Hosteltur: Noticias de turismo

La revisión del turismo rural ha comenzado

Unificar la clasificación facilitará la promoción exterior 13 mayo, 2013

Aldabas, bellotas, olivas… Todos estos símbolos que venían ordenando la oferta rural en España quedarán en desuso a favor de una nueva clasificación unificada en cinco niveles bajo estrellas verdes. Este puede ser un primer paso dentro del camino que aún le queda por recorrer al turismo rural para ser rentable y atractivo no solo para los turistas nacionales, sino también para los extranjeros.

 

Comercialización, internacionalización y reordenación de categorías. Estos eran los tres retos ineludibles para el turismo rural que señalaba este medio en el reportaje: “Turismo rural, un producto a revisar” de la revista HOSTELTUR de diciembre.Hoy, cinco meses después de su publicación, este segmento ha dado un gran paso con la aprobación de un documento base de homogeneización de la normativa de alojamientos rurales al que se acogerán todas las Comunidades Autónomas de España, excepto Cataluña.

Una clasificación en cinco niveles y con estrellas verdes como símbolo común ha sido la propuesta que finalmente ha triunfado en la iniciativa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Han elegido las estrellas por considerarlas un distintivo de fácil identificación que facilitará la comercialización del sector. No obstante, el símbolo seleccionado ha sido tema de debate tras hacerse pública esta unificación.

Expertos y profesionales de este segmento han acogido positivamente la iniciativa, aunque algunos han cuestionado que las estrellas sean el símbolo más adecuado, ya que podrían inducir a confusión al usuario si éste identifica las características correspondientes para cada uno de los niveles a los de las estrellas de los establecimientos hoteleros. Jesús Marco, presidente de la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur), defendía la categorización por espigas, ya que es un sistema muy reconocido en otros países europeos, como Francia, Bruselas, parte de Alemania y parte de Austria. Éste será el sistema que siga utilizando Cataluña. Además, la espiga quedará como un sello de garantía para los establecimientos catalogados por Asetur (que son ya casi 1.200) y coexistirá con la clasificación oficial por estrellas verdes. Las espigas han sido también el símbolo escogido por la mayoría de los propietarios (54%) encuestados en el Observatorio de Turismo Rural -promovido por EscapadaRural, la Escuela Universitaria de Hostelería y Turismo CETT adscrita a la Universidad de Barcelona y Netquest- mientras que las estrellas solo han sido escogidas por un 14%.

De cualquier forma, en EscapadaRural afirman que “sea cual sea el símbolo que se escoja, lo importante es avanzar hacia una estandarización que beneficie al sector”, ya que el objetivo es facilitar al cliente la comprensión de la oferta. Desde TopRural ven plausible la medida y esperan que “tenga un impacto positivo en la demanda”. La asociación AUTURAL-UPTA también se ha pronunciado a favor de la iniciativa y considera que será un importante paso para luchar contra la oferta ilegal, si bien a su juicio habría sido mejor optar por otro símbolo que se diferenciase “de forma más contundente”.

En la misma línea, el presidente de Asetur, aunque lamenta que no se haya reconocido la labor que venían desarrollando en la clasificación por espigas durante seis años, muestra su satisfacción porque “finalmente se haya conseguido hacer una homogeneización”, ya que ve en ello una solución para la promoción del sector.

La estandarización beneficiará al sector. En la imagen: Alojamiento Mas Moreta, en Girona/EscapadaRural.La estandarización beneficiará al sector. En la imagen: Alojamiento Mas Moreta, en Girona/EscapadaRural.

Mercados internacionales, formación y comercialización

Precisamente de Promoción del Turismo Rural es el nuevo plan que ha presentado el Gobierno, que prestará especial atención a mercados internacionales. Asetur revela que se tratará de promocionar el turismo de interior de España con sus características propias y diferenciadas del sol y playa. La asociación explica que es importante que cuenten con su colaboración, ya que son los grandes conocedores del sector, y ha resaltado la importancia de luchar contra la estacionalidad y la oferta ilegal.

Además, ahora que se va a desarrollar esta homogeneización, Marco cree que es imprescindible que exista una formación común y unos parámetros de calidad unificados. Para ello la organización trabaja en la puesta en marcha de un Libro Blanco del Turismo Rural, que marcará los estándares y servirá de referencia a los profesionales del sector.

Joseba Cortázar, director de Comunicación de TopRural, señala la necesidad de que se homogenicen además las regulaciones autonómicas para facilitar el contexto legislativo en el país. Apunta como otro de los retos de este producto la comercialización, en el sentido de que se consiga que reservar una casa rural sea tan fácil como reservar un hotel.

No obstante, desde Asetur, Marco recuerda las limitaciones que tienen actualmente muchos alojamientos rurales para acceder a las nuevas tecnologías que dificultan los avances en comercialización. Y aunque desde la patronal ofrecen facilidades tanto a sus asociados como a los que no lo son en temas de promoción y comercialización, recuerdan la importante labor que se tiene que ejercer desde la Administración para mejorar esta situación y llaman a la firma de un convenio con Turespaña para agilizar el acceso a las tecnologías en estos lugares que quedan fuera de la red.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.