Foro Hosteltur 2022

Guía para navegar entre las brumas de la temporada turística 2022

Las claves del año, analizadas por el economista Javier Ibáñez de Aldecoa, coordinador del Informe Sectorial de Turismo de Caixabank, y Manolo Molina, director de Hosteltur

12 mayo, 2022
Guía para navegar entre las brumas de la temporada turística 2022
  • A las puertas del verano, el sector se encuentra en un momento crucial para afianzar la recuperación
  • La guerra en Ucrania, la inflación y la evolución de la pandemia son factores de riesgo a tener en cuenta
  • El ahorro que las familias han generado durante la pandemia se lo está comiendo la inflación en parte

A las puertas de la temporada de verano, la industria turística se encuentra en un momento crucial para afianzar la recuperación. No obstante, esas perspectivas se están viendo condicionadas por el conflicto en Ucrania y el modo en que dicha crisis está repercutiendo en un temor a viajar a determinados destinos, en el incremento de los costes de suministros (energía, alimentos…) o en un aumento del precio del transporte aéreo. Sin olvidar la propia evolución de la pandemia. En el arranque del Foro Hosteltur 2022 celebrado ayer miércoles, las claves del año fueron analizadas por el economista Javier Ibáñez de Aldecoa, coordinador del Informe Sectorial de Turismo de Caixabank, y Manolo Molina, director de Hosteltur.

La presentación que puedes ver aquí es interactiva. Para verla con la máxima calidad, sitúa el cursor sobre la imagen, desplázate al menú de tres puntos situado en la esquina superior derecha y haz click en el icono de pantalla. Abajo encontrarás los botones para ir desde la diapositiva 1 hasta la 21.

La economía de las familias españolas

Según expuso el economista de Caixabank, a la hora de analizar la situación económica de las familias españolas hay que tener en cuenta dos contrapesos: ahorro e inflación.

Y es que, por un lado, las familias han estado ahorrando desde que comenzó la pandemia hace dos años, pero, por otra parte, ese ahorro se lo está comiendo la inflación en parte.

"El encarecimiento de la energía que consumen los hogares, como suministros de electricidad, gas y combustible, está absorbiendo parte del ahorro extraordinario que vimos en la pandemia, sobre todo en los hogares más humildes", explicó Javier Ibáñez de Aldecoa.

"Para hacernos una idea, según estimaciones de los compañeros de Allianz Research, un encarecimiento de la factura energética del 30% absorbería todo el ahorro de los hogares que componen los tres primeros quintiles de renta, esto es, excluyendo al 40% de los hogares con más riqueza", indicó.

¿Y cómo seguirá la inflación a lo largo de este año? "Según nuestras previsiones, la inflación empezará a moderarse a partir de mitad de año, apoyada en la hipótesis en que las tensiones que emergen de la guerra en Ucrania comenzarán a moderarse a mediados de año y en un fuerte efecto base, debido a que empezaremos a comparar los precios con un periodo de 2021 en el que ya se inició el repunte de los precios de la energía".

En resumidas cuentas, el incremento de precios, "combinado con una ralentización económica, minará el poder adquisitivo de los hogares y por ende, el consumo se resentirá. Por lo que respecta a la confianza del consumidor, esperamos que ante la incertidumbre del escenario, la liberación de la demanda embalsada se frenará. En otras palabras, el consumo acelerado de bienes y servicios que no hemos podido consumir en 2020-2021 será menos boyante de lo que esperábamos", apuntó el economista de Caixabank.

Perspectivas de recuperación para 2022

A pesar de todo, las perspectivas para 2022 son positivas, en la medida en que los contagios ya no suponen restricciones a los viajes y la inercia de la recuperación se mantiene en los principales mercados emisores de la Unión Europea, según se apuntó durante la presentación.

En este sentido, "la recuperación de los flujos desde Reino Unido es ya clara y se espera que alcance niveles muy elevados en verano", apuntó Javier Ibáñez de Aldecoa.

Además, "el turismo doméstico se mantiene muy fuerte, aunque esperamos que sea el que más sufra el efecto de la estanflación, es decir, la suma de ralentización económica, más inflación".

De acuerdo con las previsiones de CaixaBank, el PIB turístico crecerá un 40% en 2022, alcanzando un nivel del 85% del 2019, "muy similar al nivel de actividad de 2017, que ya fue un año muy positivo para el sector", explicó el economista. "No es necesario recuperar el nivel de 2019 para aseverar que el sector se ha recuperado, puesto que se trató de un año muy extraordinario", matizó.

Manolo Molina y Javier Ibáñez de Aldecoa, ayer en el Foro Hosteltur.

Tendencias de la demanda

En la presentación también podemos ver un gráfico con datos de una reciente encuesta realizada por Statista, la cual revela los aspectos más valorados por los turistas británicos y alemanes para elegir destino en 2022

De acuerdo con dicho informe, destacan criterios de elección como el clima y la seguridad, por encima del “precio barato”. Y podemos fijarnos que el aspecto de “Naturaleza” tiene mucho protagonismo, sobre todo entre los turistas alemanes.

De hecho, según explica el coordinador del Informe Sectorial de Turismo de Caixabank, la sostenibilidad seguirá siendo una obligación en estas circunstancias de elevados costes y beneficios inciertos. "Es un factor que cada vez valora más la demanda y que íntimamente va ligado con la calidad percibida del servicio. En el sector, además, se tiene muy claro que el crecimiento estable se alcanza apostando por la calidad, por lo que el futuro del turismo y de su extraordinaria competitividad y rentabilidad, pasa por apostar por la sostenibilidad", concluye.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Jorge Daries Jorge Daries hace 8 meses
Muy buen trabajo, es una buena base para debatir. Llama la atención que, según la encuesta de Statista, la demanda decide primero por los factores propios del destino: Clima y Naturaleza o Paisaje. Y luego pide seguridad, visitas (actividades entiendo) y precio. Vaya que no hay muchos cambios respecto del periodo previo a la pandemia, salvo que, obviamente, se exige seguridad. Respecto a que la sostenibilidad "es un factor que cada vez valora más la demanda y que íntimamente va ligado con la calidad percibida del servicio. En el sector, además, se tiene muy claro que el crecimiento estable se alcanza apostando por la calidad, por lo que el futuro del turismo y de su extraordinaria competitividad y rentabilidad, pasa por apostar por la sostenibilidad", pues, y lo digo con pena, no lo tengo tan claro porque se ha convertido en una especie de mantra que se invoca porque queda bien. La demanda no tiene claro los criterios que facilitarían que la sostenibilidad sea algo cierto, y la oferta los asume cuando contribuyen a su rentabilidad.