Diario 5352 17.08.2018 | 15:12
Hosteltur: Noticias de turismo
Envuelto en una maraña de trámites, su financiación enfrenta a Gobierno y concesionaria

Aeropuerto de Murcia, otro fuerte candidato a infraestructura 'fantasma'

17 mayo, 2013

Envuelto en una maraña de trámites y permisos, el nuevo Aeropuerto Internacional Región de Murcia (AIRM) comienza a retrasarse. La obra está concluida desde hace 15 meses y, al parecer, es una fuerte candidata a convertirse en otra infraestructura ‘fantasma’. Mientras su financiación enfrenta a la concesionaria, el Gobierno regional y la oposición; su puesta en marcha está bloqueada por similares causas que otras infraestructuras: las certificaciones de Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y tampoco hay un acuerdo cerrado con Aena sobre las operaciones de San Javier.  

El nuevo aeropuerto está ubicado entre las pedanías de Corvera, Valladolises y Martínez del Puerto, a 25 km de Murcia capital y 32 km de Cartagena. Tiene una capacidad inicial para 3 millones de pasajeros y gestionar 2.030 pasajeros/horas punta.

Según fuentes locales, socios de la concesionaria adelantaron el capital para iniciar la obra mientras comenzaban a disponer del crédito de 200 millones de euros concedido por un consorcio bancario liderado por CaixaBank y Banco Espirito Santo, avalado por la Comunidad Autónoma.

Con el tiempo encima, en estos momentos la sociedad teme que se ejecute el aval sin un acuerdo sobre la mesa que lo evite, una vez que habría empezado a incumplir con las obligaciones de pago. Esto pasaría el aeropuerto a manos de la administración regional, así como los compromisos financieros, según publicó el diario La Opinión. La sociedad ha presentado dos recursos contencioso-administrativos ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) contra el Gobierno regional por haber desestimado el restablecimiento del equilibrio económico-financiero y por haberle requerido para que aportara garantías adicionales por valor de 197,2 millones de euros, el equivalente al aval que concedió la Comunidad Autónoma; según La verdad.

Los socios buscan una salida para recuperar los 50 millones por cabeza invertidos en la obra. El Gobierno regional considera que lo importante es abrir el aeropuerto cuanto antes, dado que la obra lleva 15 meses terminada. De haber comenzado operaciones esta primavera, la sociedad habría empezado a rentabilizar su inversión con las rutas del Aeropuerto de Murcia-San Javier que estaban apalabradas, pero ahora Aena tampoco quiere cederlas al nuevo aeropuerto de Corvera.

La sociedad inicial estaba participada por Sacyr (60,67%), Banco Mare Nostrum (6,67%), Banco CAM (6,67%), Infucapital (6,67%), Inprisma (6,67%), Cementos La Cruz (6,67%) y Montoro e Hijos (6,67%). Ahora, además de Sacyr que continúa siendo el accionista mayoritario, están presentes Cajamurcia, Sabadell-CAM, Grupo Fuertes, Terrazos El Pilar, Monthisa e Inocsa.

Nuevo Aeropuerto de Murcia: fuerte candidato a infraetsructura 'fantasma'Nuevo Aeropuerto de Murcia: fuerte candidato a infraetsructura 'fantasma'

Según la prensa local, la sociedad concesionaria ha comunicado al Gobierno regional que el proceso de certificación está bloqueado porque no se ha ejecutado el protocolo para que Aena cierre su actividad comercial en el Aeropuerto de Murcia-San Javier y tampoco cuentan con todos los requisitos para solicitar la autorización ante la AESA para iniciar la explotación del aeropuerto. Es decir, aún falta que la Agencia de Seguridad Aérea verifique la documentación con todas las acreditaciones de diversos organismos públicos -impacto ambiental, programa de seguridad y un largo etcétera- y la propia certificación de la AESA, nueve trámites en total. Mientras tanto, corre el tiempo, no hay explotación, ingresos, pagos.

Habla el Gobierno

Desde el Gobierno de Murcia aseguran desconocer si la concesionaria ha incumplido pagos o no; pero sí consideran que hay un evidente incumplimiento del contrato de concesión. Lo que está claro, según el portavoz del Ejecutivo murciano, José Ballesta, es que la Administración regional "no va a dar ningún tipo de ayudas" a la sociedad concesionaria del futuro aeropuerto de Corvera "porque no está contemplado en el contrato" y "no existe ese deseo ni tampoco la voluntad de hacerlo, ya que hay un contrato que cumplir", si bien “busca soluciones ante una situación sobrevenida de una sociedad concesionaria que presuntamente ha incumplido las condiciones establecidas en el contrato suscrito en su día tras el correspondiente concurso público".

En dicho contrato "no se contemplaba el cierre del aeródromo de San Javier", aunque estaba previsto que retomara su uso totalmente militar y traspasar su tráfico comercial al nuevo aeropuerto. Con respecto al aval concedido por el crédito de 200 millones de euros, el portavoz del Ejecutivo regional ha recordado que fue "en virtud de una ley regional que se tramitó en la Asamblea Regional, autorizado por las autoridades europeas", precisando que "hay que tratar con las entidades concesionarias del préstamo si van a ejecutarlo o no". No obstante, asegura que "no hay un peligro inminente en relación con esa ejecución del aval, además de que se están analizando alternativas en el caso de que esto sucediera para afrontar esa situación", ha destacado.

La oposición

La secretaria de Infraestructuras del PSRM, María José Lajarín, ha calificado de "impresentable" que Aeromur, la concesionaria del Aeropuerto Internacional de Murcia "pretenda que todos los ciudadanos financiemos su negocio".

Asegura que "hoy nos encontramos con un presunto ultimátum del Gobierno regional a la concesionaria para que abra Corvera, y, por otro, con que el director del aeropuerto de San Javier anuncia que va a abrir nuevas líneas con el norte de España porque Aena apuesta por el crecimiento y desarrollo de ese aeropuerto", ha criticado Lajarín, que se pregunta "a quién da Ramón Luis Valcárcel el ultimátum: a la concesionaria, o a los ciudadanos, que tendremos que pagar un eventual rescate. Con este juego de presiones entre la concesionaria de Corvera y el Gobierno regional, quien puede salir perdiendo al final son nuestros ya acosados bolsillos".

Aena: giro inesperado

A toda esta trama, se suma el giro inesperado que viene dando Aena -o el Gobierno central- con respecto a la transferencia de operaciones del Aeropuerto de Murcia-San Javier. Situado junto al mar Menor, es una base aérea militar del Ejército del Aire abierta al tráfico civil como aeropuerto público. Fue remodelado para ser usado provisionalmente como aeropuerto civil en 1995. Con el fin de aumentar su capacidad para atender vuelos comerciales y potenciar su actividad, en los últimos años Aena Aeropuertos ha realizado importantes inversiones: 67 millones de euros en una segunda pista, inaugurada en marzo de 2011, para que pudiese operar como aeropuerto civil las 24 horas al día, una nueva torre de control, las ampliaciones de la zona de salidas de la terminal de pasajeros, de la plataforma de estacionamiento de aeronaves de uso comercial y del aparcamiento público, y una nueva central eléctrica. De hecho, en junio de 2011, llegó un nuevo director anunciando que el aeropuerto no se cerraría luego de la apertura del nuevo. "Serán las compañías aéreas las que decidan si quieren ir a San Javier o a Corvera", dijo entonces.

En 2012, Murcia-San Javier gestionó 1.181.490 pasajeros, una cifra que supone una caída del 41% (821.459 pasajeros menos) en los últimos cinco años.

Un proyecto que comenzó en 2001

En julio de 2001, se constituyó la Sociedad Aeropuertos de la Región Murcia (Aeromur). En mayo de 2003, la Secretaría General para el Medio Ambiente aprueba el estudio del impacto ambiental y el Ministerio de Fomento autoriza su construcción, declarándolo "de interés general". Un año después, también es declarado "de interés regional" por el Consejo de Gobierno de Murcia. En 2005, el Gobierno regional presenta el plan director, aprobado seis meses después por el Ministerio de Fomento y se licita la concesión para su construcción y explotación por 40 años que, en marzo de 2007, es adjudicada a Aeromur. En mayo, tras un cambio en el accionariado, se incorpora la Sociedad Concesionaria Aeropuerto de Murcia SA y es con ésta que, en julio de ese año, el Gobierno regional firma entonces el contrato de concesión.

Casi un año después, junio de 2008, Murcia obtiene la autorización del proyecto de construcción del aeropuerto de la Dirección General de Aviación Civil (AGDC) órgano dependiente de Fomento. El 3 de julio, s epone la primera piedra. En 2009, la concesionaria es designada como gestor aeroportuario. Al año siguiente, en 2010, la Secretaría de Estado de Cambio Climático formula la declaración de impacto ambiental de la fase II del proyecto del aeropuerto.

El año pasado, la presidencia de la Agencia Estatal de Administración Tributaria habilita el recinto aduanero del aeropuerto y finalmente, se concluyen las obras de construcción del aeropuerto.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.