Después de dos años sin actividad

España recupera el turismo de festivales tras la pandemia

13 julio, 2022
  • Esta industria facturó 157,6 millones de euros en ventas de entradas en 2021, un 13,7% más que en 2020
  • Suponen un foco turístico que genera importantes impactos en los lugares donde se celebran
  • "Los festivales se reconocen como bien turístico de primer orden" en la Ley de Turismo de la Comunidad Valenciana, según Colomer

El turismo de festivales vuelve este verano a España, tras dos años de inactividad por la pandemia de la COVID-19. La demanda se ha duplicado y hay muchas probabilidades de que al cierre del año su facturación supere incluso el récord de 382,5 millones de euros de 2019, según la Asociación de Festivales Musicales. Además, este tipo de eventos tienen un importante impacto en los destinos turísticos.

La industria de los festivales musicales facturó 157,6 millones de euros en ventas de entradas en 2021, un 13,7% más que en 2020, cuando la irrupción de la pandemia en marzo obligó a cancelar toda su actividad durante meses.

En 2021 registró una ligera recuperación gracias a la progresiva relajación de las limitaciones a la movilidad, aunque los ingresos generados por esta actividad en España fueron menos de la mitad de los logrados en 2019 (un 58,8% por debajo), según cálculos de un informe de la escuela de negocios OBS Business School recogidos por Efe.

“Si la pandemia no hubiera existido, el 2020 habría sido el mejor año de la historia de los festivales musicales”, afirma el autor del estudio Albert Guivernau, que añade que 2022 “puede ser un año para poner el contador a cero”, aunque advierte de que existe cierto riesgo de saturación y de exceso de oferta de eventos.

Las ganas contenidas de viajar y de disfrutar de música en directo se suman a la necesidad de la industria de recuperar lo perdido en 2020 y 2021, lo que ha derivado en una amplia oferta por todo el territorio nacional que hasta la fecha está teniendo muy buena acogida.

El festival Mad Cool, que se acaba de celebrar en Madrid, ha reunido a más de 300.000 espectadores. También el BBK Live de Bilbao ha sido todo un éxito, con 115.000 asistentes. El Primavera Sound de Barcelona congregó en junio a 500.000 personas

Tras su aplazamiento en 2020 y 2021 por la pandemia de la COVID-19, este año se ha podido celebrar en Madrid la quinta edición del Mad Cool Festival. Entre los días 6 y 10 de julio ha reunido a 310.000 personas.

La apuesta de la Comunidad Valenciana

Los festivales musicales también tienen un papel destacado en destinos como la Comunidad Valenciana. De hecho, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, ha señalado que en la Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad de esta región, "los festivales se reconocen como bien turístico de primer orden, se consagran como producto turístico al nivel de otros como las playas, y se insta al resto de administraciones a tomarlo en consideración".

Asimismo, ha destacado el esfuerzo realizado para impulsar estos eventos, con la creación de marcas turísticas como Mediterranew Musix y Mediterranew Fest.

Colomer ha presentado recientemente en Madrid la estrategia de la Generalitat Valenciana para impulsar los festivales musicales como producto turístico en la 'Jornada sobre la industria de la música en vivo', organizada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE).

Fuente de datos

Por otro lado, según destaca The Valley, firma de conocimiento digital, colaborativo y abierto, los festivales de música y eventos deportivos, además de un foco turístico que genera importantes impactos en los lugares donde se celebran, se han convertido en una gran fuente de datos.

Los sistemas de acceso implantados en estos eventos o el envío de correos electrónicos permiten asociar la información de los asistentes a la marca, lo que genera una fuente de información ilimitada, señala dicha empresa. Permite obtener datos como la procedencia, edad, gustos, acompañantes, cómo, cuándo y dónde consume.

“Estos datos medibles generan indicadores como la procedencia de los visitantes, tiempo de estancia, medio de desplazamiento o puntos de mayor interés en una región, que sirven para potenciar sus atractivos, mejorar sus deficiencias y optimizar la gestión de los recursos”, según indica Juan Luis Moreno, CIO de The Valley.

Dicha firma recuerda que las estrategias de big data se ha convertido en una herramienta fundamental para el sector turístico, que ha visto cómo aplicar esta tecnología permite conocer las preferencias de los turistas y las tendencias del sector.

Más datos sobre este tipo de eventos

-Turismo de festivales: más turistas y mayor visibilidad para los destinos

-Turismo de festivales, un nuevo competidor para el sol y playa

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.