Hesperia intentó la fusión con NH antes de presentar la opa hostil

Hesperia y NH Hoteles exploraron una posible fusión antes de que la primera lanzara una opa hostil sobre el 26,1% de su competidor. Los contactos se produjeron al máximo nivel y hasta muy poco antes de la presentación de la opa, según fuentes del mercado conocedoras de las negociaciones. Las conversaciones fracasaron por la discrepancia de las valoraciones y por no encajar el modelo de negocio de una y otra empresa. La opa en curso, sostienen las mismas fuentes, podría terminar por hacer realidad esa fusión.

Hesperia y NH Hoteles exploraron una posible fusión antes de que la primera lanzara una opa hostil sobre el 26,1% de su competidor. Los contactos se produjeron al máximo nivel y hasta muy poco antes de la presentación de la opa, según fuentes del mercado conocedoras de las negociaciones. Las conversaciones fracasaron por la discrepancia de las valoraciones y por no encajar el modelo de negocio de una y otra empresa. La opa en curso, sostienen las mismas fuentes, podría terminar por hacer realidad esa fusión. Hesperia propuso a NH Hoteles una fusión en la que a la primera le correspondiera el 30% de la empresa resultante. Ese paquete se convertiría en el de control, pues del lado de NH Hoteles no quedaría tras la fusión ninguna participación significativa, esto es, superior al 5%. En consecuencia, Hesperia aspiraba a convertirse en socio de referencia y gestor del grupo resultante. La propuesta de integrar Hesperia en NH fue transmitida a través de diversas reuniones al máximo nivel. La cuestión fue abordada en encuentros intermitentes en los que participaron los presidentes de Hoteles Hesperia, el constructor José Antonio Castro, y de NH Hoteles, Gabriele Burgio. Por parte de Hesperia tuvo también un papel destacado el consejero delegado, Javier Illa, que procede de la propia NH Hoteles. Fuentes autorizadas de Hesperia señalaron inicialmente a este diario que no había habido 'ningún tipo de contacto ni antes ni después de la opa'. Inmediatamente después, dichas fuentes reconocieron que por su procedencia, 'Javier Illa mantiene amistad con el presidente de NH' y que han estado juntos 'en diversas ocasiones, en varias ferias' este mismo año. A renglón seguido, las mismas fuentes admitieron también que Javier Illa había visitado a la alta dirección de NH Hoteles en la sede de esta última poco antes de la presentación de la opa, pero que en esa visita 'no se habló de la opa' ni -'hasta donde yo sé'- de la fusión de NH y Hesperia. Por su parte, fuentes de NH Hoteles declinaron pronunciarse sobre el contenido de las reuniones por estar en trámite la oferta pública de adquisición. Según las fuentes consultadas, sin embargo, las reuniones de este año no son las primeras en que ambas compañías trataban acerca de una posible fusión. Ya hubo un acercamiento en abril de 2000 en el que participó la alta dirección de ambas compañías. La fuerte discrepancia de valoraciones impidió que se avanzase, según dichos medios, que consideran que la opa será la forma de conseguir que, a la tercera, vaya la vencida. Al retomar el proyecto de fusión, la propuesta de Hoteles Hesperia suponía que los accionistas de ésta recibiesen el 30% de la compañía resultante de la integración y los de NH Hoteles, el 70%. Fuentes informadas de las negociaciones aseguran que NH Hoteles se opuso a la fusión por dos razones. En primer lugar, la valoración. La hotelera cotizada consideraba que el canje propuesto no atendía ni al tamaño ni a la rentabilidad relativa de cada parte, y propuso que se encargasen valoraciones a expertos independientes, lo que Hesperia Hoteles no aceptó. Además, los directivos de NH Hoteles expusieron que sólo parte del negocio a integrar -los hoteles urbanos- encajaba en el suyo propio, puesto que Hesperia ofrece un producto heterogéneo que combina el segmento urbano con el vacacional y hoteles de segmento medio a alto bajo la misma marca. Analistas de firmas internacionales han empezado a echar sus cuentas, con la salvedad de que la información disponible sobre Hoteles Hesperia no está actualizada. La compra del 26,1% de NH Hoteles, indican, elevará la deuda de Hesperia hasta situarla entre 320 y 360 millones de euros. Según cálculos de firmas internacionales, eso supone una elevada deuda, superior a 10 veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda).La única salida para soltar lastre del balance, según expertos financieros, sería realizar una ampliación de capital o fusionarse con NH Hoteles. Las fuentes consultadas comparan el caso con el de Bami y Metrovacesa, donde la alta deuda de la primera convierte en casi ineludible la fusión con la segunda, de la que es principal accionista. Hesperia negó perseguir una futura fusión con la entrada en NH y circunscribió la operación a la mera toma de una participación financiera. Acaso la empresa aporte más detalles sobre la finalidad de la operación en el folleto de la opa, pendiente de aprobación por la CNMV.Mientras, la cotización de NH sigue por encima de los 8,3 euros de la opa en espera de una mejora.Los directivos de Hesperia han tenido la habilidad de lanzar la opa cuando el sector en general y la acción de NH en particular atravesaban sus horas más bajas. Hesperia ha aprovechado el momento en que NH procedía a la reorganización de la cartera, la unificación de las marcas del grupo y la reestructuración de los servicios centrales y en que estaba digiriendo la integración de la alemana Astron.Fuentes de inversores institucionales que participan en el accionariado se quejan de que la prima es muy inferior a la de las otras opas, especialmente si se tiene en cuenta que se trata de una oferta parcial, en las que la liquidez y el capital flotante se reducen y el mercado suele penalizarlo. (M.J., Diario Cinco Días, 24/06/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.