Reduce rutas y deja en tierra 15 aviones

Air Nostrum aplicará un severo plan de ajuste

La franquicia de Iberia Regional Air Nostrum anuncia un plan de ajuste para hacer frente a la crisis, luego de registrar una caída de un 26% en su negocio. Otra medida es la reducción salarial a 1.800 empleados.

Air Nostrum aplicará severo plan de ajustes.Air Nostrum aplicará severo plan de ajustes.

La aerolínea Air Nostrum, franquicia de Iberia para vuelos regionales aplicará un de ajuste para hacer frente a la crisis que supondrá el abandono de la mayor parte de rutas deficitarias, la parada de 15 aviones y la reducción de jornada y salario para sus 1.801 empleados.

Así lo ha explicado el consejero delegado de la compañía, Carlos Bertomeu, quien ha explicado la necesidad del plan para poder hacer frente al incremento del coste del combustible, la caída del ingreso medio por pasajero y la depreciación del euro, en un entorno de feroz competencia, especialmente de las compañías de low cost, y garantizar el futuro de la compañía, según ha informado la aerolínea en un comunicado.

Las previsiones no son nada buenas para la compañía valenciana. 2011 cerrará con una pérdida de 10 millones de euros, aunque aumenta su tráfico hasta 4,8 millones de pasajeros. La facturación alcanzará 545 millones de euros, cifra que supone una caída del negocio de un 26%.

Disminución de capacidad y rutas

Una de las medidas incluidas en el plan será la disminución de las plazas ofertadas. En la próxima temporada de verano, Air Nostrum pasará a operar 42 aviones en vez de los 57 actuales, una reducción que supone una disminución de un 9,2% en Asientos por Kilómetro Ofertado (AKO), ya que solo afectará a las aeronaves de módulo más pequeño (50 plazas).

Desde el 25 de marzo, la flota operativa de Air Nostrum se compondrá de 16 aviones CRJ 200 (50 plazas), que son los aparatos menos rentables y de los que retirará mayor número; 11 modelo CRJ 900 (90 plazas), cinco ATR 72 (72 plazas) y 10 CRJ 1000 (100 plazas).

En este periodo, la empresa continuará el proceso de sustitución de los aviones de 50 plazas por aeronaves de 70 a 100 asientos, aunque este proceso se ralentizará, y si a lo largo de 2011 se han incorporado siete CRJ 1000, en 2012 lo harán cinco ATR 72-600 y un CRJ 1000.

En cuanto a las rutas que abandonará, Beromeu afirma que "la compañía tiene muy avanzado el plan de reducción de rutas que conlleva esta disminución de la producción y lo ultimará en los próximos meses".

A finales del pasado noviembre, Air Nostrum cesó dos rutas: Badajoz-Madrid y Badajoz-Barcelona debido a la fuerte caída de la demanda y las reservas, en la primera del 25% y en la segunda del 29%, dejando al aeropuerto extreño sin operaciones regulares. Ya había hecho lo mismo a principios de octure, cuando Albacete se quedó sin vuelos comerciales, luego que la aerolínea cesó sus operaciones en ese aeropuerto.

Reducción salarial

Paralelamente y a consecuencia de la disminución de su producción, Air Nostrum comenzará un proceso de negociación con sus 1.801 empleados para reducir su jornada y salario y evitar así despidos. "Con esta medida se pretende reducir los costes salariales sin perder capital humano, de modo que se puedan recuperar los niveles de actividad actuales de forma paulatina, conforme el mercado y la coyuntura económica lo permitan", ha apuntado la compañía.

Además, con el objetivo de incrementar ingresos, a partir de marzo el servicio de catering será gratuito para la clase Business y se realizará la venta a bordo para el resto de los pasajeros.

Según la aerolínea, este paquete de medidas pretende hacer frente al descenso de la demanda; el persistente encarecimiento del carburante, que ha supuesto un sobrecoste de 23,2 millones de euros en 2011; la caída del ingreso medio por pasajero, de un 14,8% con respecto a 2008; y la depreciación del euro.

Salir de pérdidas

Con estas decisiones, Air Nostrum espera "aminorar el impacto negativo de la coyuntura económica y asegurarse su viabilidad futura", afirman desde la compañía valenciana.

Desde 2009, la compañía aérea ha ido incorporando aviones de mayor módulo, reduciendo costes y abandonando rutas deficitarias, medidas que le permitieron lograr en 2010 un beneficio de 18,3 millones de euros luego de las pérdidas de 16,2 millones en 2009 que llevaron a una anterior reestructuración.

En cuanto a trasladar su base operativa en Bilbao, tal y como anunció el año pasado, aún no hay una decisión definitiva. La compañía considera esta posibilidad ante la significativa reducción de ingresos y demanda en la ruta Valencia-Madrid y la caída de la demanda en otras rutas.

 

 

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.