La Generalitat de Cataluña aprueba el Plan de Aeropuertos, que prevé la creación de 13 aeródromos

La Generalitat de Cataluña ha aprobado ayer el Plan de Aeropuertos, que prevé la existencia de 24 aeródromos en todo el territorio, de los que 13 serán de nueva creación, así como la puesta en marcha de una red de hidropuertos ubicados en nueve embalses catalanes y en seis puntos de la costa.

La Generalitat de Cataluña ha aprobado ayer el Plan de Aeropuertos, que prevé la existencia de 24 aeródromos en todo el territorio, de los que 13 serán de nueva creación, así como la puesta en marcha de una red de hidropuertos ubicados en nueve embalses catalanes y en seis puntos de la costa. Este Plan es una concreción de la Ley de aeropuertos de Cataluña -aprobada en diciembre de 2000- y prevé que el cielo catalán pase de registrar la actual cifra de 27 millones de pasajeros anuales a alcanzar los 90 millones. Las 24 instalaciones aeroportuarias que formarán parte de la red de transporte aéreo de Cataluña -que actualmente cuanta con 11- se repartirán entre aeropuertos comerciales, aeropuertos regionales, aeródromos de aviación general y deportiva y aeropuertos auxiliares. Una de las instalaciones de nueva creación prevista por el Plan de la Generalitat es el aeropuerto de las Terres de l'Ebre, un aeropuerto regional que como tal tiene como función principal dar acceso a los territorios más periféricos del sistema de transporte aéreo. Según la Generalitat, este nuevo aeropuerto "además de cubrir las necesidades del territorio y conectar la zona sur de Cataluña con el resto del país por vía aérea, está previsto que en un futuro se abra a operaciones comerciales de carácter regional", ha afirmado la Generalitat. Entre los aeropuertos de aviación general y deportiva que la Generalitat tiene previsto crear a través del Plan que ha aprobado hoy se encuentra la nueva creación del aeródromo complementario Barcelona-Sabadell, que permitirá complementar la actividad del aeródromo de Sabadell y actuar como infraestructura de soporte al aeropuerto de Barcelona. Según ha informado la Generalitat, este aeropuerto debería permitir derivar algunos vuelos del aeropuerto de Barcelona y fomentar el sector de la carga especializada. También serán de nueva creación y acogerán actividades de aviación general y deportiva los aeródromos de la Selva-Maresme, Osona, el Pla de l'Estany-Alt Empordá, Baix Empordá, Cervera y Tremp. La creación de estos aeródromos persigue el objetivo, según la Generalitat, de desarrollar la aviación general y deportiva además de dar apoyo a actividades de servicio público como el salvamento o la extinción de incendios. Por lo que respecta a la ampliación del número de aeropuertos auxiliares, hidropuertos y pistas forestales -instalaciones que dan soporte a las actividades de salvamento, extinción de incendios y evacuación sanitaria- el plan prevé crear una red de hidropuertos en nueve embalses catalanes (Boadella, Flix, Riba Roja, Sau, Terradets, Rialb, Santa Anna y Sant Antoni) y en seis puntos de la costa (Roses, Palamós, Bocana de Barcelona, Vilanova i la Geltrú-Cubelles, l'Ampolla y la bocana del Puerto de Tarragona). También dentro de este grupo se prevé la creación de los aeródromos auxiliares en Lladurs, Arnés, Isona-Conca Dellá, Castellar del Vallés y la Ribera d'Ebre. Este tipo de aeródromos canalizan actualmente el 2% del tráfico aéreo de pasajeros y carga, mientras que los grandes aeropuertos comerciales -como el de El Prat, en cuya ampliación también se está trabajando- canaliza el 98% de éste. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.