Diario 5610 17.06.2019 | 02:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Sobre todo hacia la matriz Teinver

La desviación de fondos provocó la insolvencia de Marsans

Según la Administración Concursal 27 febrero, 2012

Las continuas salidas de fondos de la tesorería de Viajes Marsans a otras sociedades fueron determinantes en la insolvencia de la empresa, según la Administración Concursal.

Las fugas se produjeron sobre todo hacia la matriz Teinver, que adeuda a la compañía de viajes unos 260 millones de euros.

De acuerdo con el informe de calificación remitido por la misma al Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid y al que ha tenido acceso Efe, las sociedades del grupo adeudan 296 millones a Viajes Marsans -el 88 % a Teinver-, mientras que el saldo acreedor de Viajes Marsans con el resto de empresas es de 45 millones.

Según refleja el documento, que recuerda que los activos son insuficientes para atender las deudas de los acreedores, desde las cuentas de Viajes Marsans se realizaron pagos a otras empresas del grupo e incluso a algunas no vinculadas al mismo, cuya deuda era asumida por Teinver sin ser cancelada.

Para solicitar la culpabilidad de los antiguos gestores de la compañía, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, la Administración Concursal señala también las irregularidades contables, las "graves inexactitudes" documentales aportadas, la falta de colaboración y o el retraso a la hora de presentar el concurso.

Los administradores concursales sostienen que ha quedado "sobradamente justificado" que el valor que atribuyó la compañía a sus activos cuando solicitó el concurso (40,8 millones), era muy superior a la que se recogía en la solicitud de liquidación anticipada (12,1 millones).

Además, subrayan la "gravísima" falta de liquidez de la compañía en el momento de declararse insolvente, que arrojaba pérdidas por 22,6 millones, y que contrarrestaba con los "importantes" gastos de la empresa, a los que se sumaban las elevadas nóminas que recibieron por adelantado Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual en una situación "absolutamente crítica".

A pesar de este escenario, ambos empresarios trataron de "imponer" una "ficticia normalidad patrimonial a fin de seguir apropiándose de los anticipos de los consumidores", aún a sabiendas de que no podrían atender los servicios contratados.

La Administración Concursal subraya además que los dueños de la compañía dieron indicaciones para que los ingresos por la venta de servicios se dejaran de ingresar en las cuentas del Banco Santander y se pasaran a una a nombre de "Marsans Shopping" con la finalidad de evitar posibles embargos.

Del total de ingresos recibidos en esta cuenta, más del 46 % se destinaron a asuntos que no tenían relación con los servicios que contrataban los clientes.

Los administradores concursales piden que los antiguos dueños de Marsans sean declarados culpables por agravar de forma continuada y "dolosa" la insolvencia de la compañía, que sean inhabilitados para administrar bienes ajenos por un plazo de 2 a 15 años y que pierdan sus derechos como acreedores y, en su caso, sean condenados a indemnizar por daños y perjuicios.

Los antiguos gestores del grupo se enfrentan ya a varias querellas por su gestión al frente del conglomerado y a otros procesos penales por la presunta apropiación indebida de fondos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.