También presentes en el alquiler vacacional

Los fondos inversores refuerzan su interés por los activos hoteleros

Los fondos de inversión y de capital riesgo están mostrando un fuerte interés por los activos hoteleros, con la aparición de nuevos actores tanto en España como a nivel internacional.

En territorio español cabe señalar la presencia de la compañía Hispania. Debutó en Bolsa en marzo de 2014 y entre sus inversores iniciales se encuentran Quantum (de George Soros), Paulson & Inc., Moore Capital, Canepa, Cohen & Steers y APG, y su objetivo es invertir principalmente en los sectores residencial, hotelero y de oficinas. De momento ha entrado en tres hoteles: el Hotel Guadalmina Spa & Golf Resort de Marbella, que compró en abril por 21,5 millones de euros, y en julio anunció la de dos establecimientos de NH Hotel Group que eran de IDL. Su estrategia, según ha explicado la compañía en la última presentación de resultados, es “ invertir en activos de alta calidad en los que exista además un claro potencial de creación de valor a través de un plan de inversión y de gestión que permita el reposicionamiento del activo en el mercado”.

Otro fondo que podría dar mucho que hablar es el creado por Meridia Capital junto con Patron Capital, un fondo de 400 millones de euros destinado principalmente a invertir en inmuebles españoles. El propietario de Meridia, Xavier Faus, fue intermediario en la venta del Hotel Arts en 2001.

El Hotel Vela de Barcelona ha sido uno de los activos adquiridos en España. El Hotel Vela de Barcelona ha sido uno de los activos adquiridos en España.

También hay presencia a nivel internacional el ámbito de alquileres vacacionesl. Así Airbnb ha captado 290 millones de euros en su última ronda de financiación, tras la que se encuentra la firma de capital riesgo TPG Capital Management LP.

Siendo del mismo sector, HomeAway, por ejemplo, está participada por Austin Ventures, Redpoint Ventures, Institutional Venture Partners, Technology Crossover Ventures, Trident Capital y Google Ventures.

Igualmente la alemana Wimdu recibió el respaldo de los fondos Rocket Internet, también germano, y el sueco Kinnevik, con 68 millones de euros. La también alemana 9flats culminó en enero de 2012 su tercera ronda de financiación liderada por T-Venture (el fondo de Deutsche Telekom), Redpoint Ventures y E-Venture Capital Partners.

Cabe recordar que algunos grupos inversores ya estaban aquí antes de empezar la crisis, como es el caso del inversor de origen libanés Boutros El- Khoury quien, a través de su fondo Continental Property Investments (CPI), compró a Metrovacesa por 90 millones el Triángulo de Princesa en la capital, que incluye el hotel Husa Princesa, que en unos meses pasará a ser gestionado por Marriott con su marca Courtyard, además de oficinas y locales comerciales. A este complejo se sumaron después los hoteles Miramar y La Florida de Barcelona, y el Meliá Valencia, así como un edificio de oficinas en la madrileña calle de Serrano, que actualmente es su sede en España.

Hoteles trofeo

Prueba de ello son las recientes operaciones del fondo inversor Emin Capital en Barcelona, donde ha comprado la Torre Agbar por un importe aproximado de 150 millones de euros para convertirlo en un hotel de lujo Grand Hyatt, tras invertir 35 millones más para adaptarlo a usos hoteleros. El futuro establecimientos contará con 417 habitaciones y el tercer mayor centro de convenciones de la capital catalana.

También en la Ciudad Condal esta sociedad de inversión, presidida por el andorrano Jordi Badia y muy activa en Latinoamérica, ha adquirido el edificio del Deutsche Bank por 90 millones de euros, que para 2017 se transformará en un hotel Four Seasons de 5 estrellas y 150 habitaciones después de otros 60 millones que el fondo destinará a su reconversión, por lo que la inversión total ascenderá a 150 millones de euros.

Por su parte, Qatar se ha convertido en uno de los principales compradores de activos en España. Sus fondos de inversión, todos bajo el control de la familia del emir, los Al-Thani, se han hecho con el hotel Renaissance por 78,5 millones de euros, que continuará siendo gestionado por Marriott, su hasta ahora propietario (en este caso el comprador ha sido un afiliado de la cartera de inversiones del ejército del Emirato); y el hotel Vela, por 200 millones de euros aportados por el fondo qatari Diar, ambos en Barcelona; además del puerto Marina de Luxe Tarraco (64 millones de euros) y el complejo hotelero Park Hyatt Canyamel (100 millones de euros) en Mallorca.

Y por otra parte en Madrid, Katara Hospitality, sociedad hotelera controlada por el fondo soberano de Qatar, ha comprado el Hotel InterContinental de Madrid por unos 70 millones de euros, aunque aún está a la espera de la aprobación de la Comisión de la Competencia europea porque la operación incluye otros cinco establecimientos en el Viejo Continente.

El reportaje completo se puede descargar como documento pdf a través del siguiente enlace: El capital riesgo sube su apuesta por el turismo.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.