En las terminales de Heathrow, Gatwick, Eurostar y puertos principales

Ébola: el Reino Unido toma control sanitario de sus fronteras

El Reino Unido ha elaborado un plan de control sanitario contra el ébola con medidas mejoradas y más estrictas en sus fronteras para pasajeros que lleguen al país procedentes de los países afectados, el cual implica a personal médico especializado. El control incluirá un cuestionario básico y una posible evaluación médica a diferencia de la proyección de temperatura que han adoptado los Estados Unidos. Finalmente el Gobierno británico toma las medidas adicionales que venían solicitando varios diputados, tras registrarse en el país un caso sospechoso del mortal virus.

El Gobierno anunció la noche del jueves que se realizarán las pruebas en las fronteras del Reino Unido específicamente a los viajeros procedentes de los tres países África occidental más afectados por el mortal virus -Liberia, Sierra Leona y Guinea-.

Un portavoz de Downing Street (oficina del primer ministro) dijo que “estos controles más intensivos han sido objeto de revisión en las últimas semanas y con el reciente asesoramiento del Jefe de Servicios Médicos, lo que supone que las medidas de detección del virus mejoradas y aplicadas en los principales puertos y puntos de entrada al Reino Unido a las personas que llegan desde las regiones afectadas ofrecerán un nivel adicional de protección al país”.

Ébola: el Reino Unido toma control sanitario de sus fronteras Ébola: el Reino Unido toma control sanitario de sus fronteras

Agregó que tales controles inicialmente serán implementados en las terminales de los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, de Eurostar, el túnel submarino que une el país con Francia, y en los principales puertos británicos, y consistirán en evaluar el historial de los viajes recientes de los pasajeros que han estado en contacto con personas en zonas afectadas, así como una posible evaluación médica, realizada por personal médico capacitado que liderará este plan específico en lugar del personal de la Guardia de Fronteras. También se le dará a los pasajeros consejos sobre qué hacer en caso de que desarrollen síntomas después".

Tales controles son anunciados después de que se informara de un posible de un caso sospechoso de ébola, el de un ciudadano británico que se alojaba en el Hotel Super 8 en Macedonia. El hombre de unos 57 años, cuya identidad no fue revelada, ingresó en el hospital con síntomas de vómitos, fiebre y hemorragia interna. Más tarde murió.

El Gobierno dijo que era "muy improbable" que fuera un caso de ébola
. Pero en un comunicado se indicó que las autoridades habían seguido el procedimiento establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el cierre del hotel en Skopje donde el hombre se hospedaba y la puesta en cuarentena de los demás huéspedes.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.