Diario 5407 20.10.2018 | 13:37
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Paco Nadal

La relación calidad-precio en los hoteles españoles

¿Son "demasiado baratos" los hoteles en España? 18 abril, 2011

A raíz de las declaraciones recientes de Joan Gaspart aconsejando a los hoteleros una subida de precios, lo que le ha valido un expediente por parte de Competencia, el bloguer de viajes de El País, Paco Nadal se pregunta si los hoteles españoles son demasiado baratos y compara sus precios -y calidad- con los de otros países vecinos. ¿Son "demasiado baratos" los hoteles en España?

La Comisión Nacional de la Competencia acaba de incoar un expediente sancionador a Joan Gaspart, vicepresidente de la patronal CEOE y presidente del grupo hotelero HUSA, por unas declaraciones hechas en el marco del último FITUR en las que manifestaba la necesidad de subir los precios de los hoteles en España en 2011.

“A pesar del riesgo que corro de que haya alguien de Competencia en la sala, tengo que decir que hay que subir los precios“, dijo el que también es presidente del consorcio Turisme de Barcelona.

"Con la calidad que damos y con los hoteles que hay en España de todos los niveles y destinos, los precios son muy bajos, un 20% más baratos que en 2007. Hay margen (para la subida)."..."Es muy malo ser una ciudad cara, mucho peor es ser una ciudad barata", son otras de sus "perlas"

Al margen de si sus palabras son merecedoras de sanción (él afirma que las hizo como presidente de un grupo hotelero privado, no como alto cargo de la patronal), el debate me parece interesante:

¿Son tan baratos los hoteles en España?

Personalmente y como viajero siempre he admirado dos cosas de este país:

1. España es el único lugar del mundo en el que te puedes tomar en un buen restaurante una buena botella de vino por 12 o 15 €.

2. España es, de todos los países que conozco, uno de los que tiene mejor relación calidad / precio en los hoteles.

Vale, sí. Hay cutre-hostales de carretera en los que no entraría ni la familia Monster. Y hoteles de playa que te quitan la líbido para un mes si tocas las cortinas o los muebles de pino.

Pero, ¿y qué decir de un tres estrellas en París? ¿O de algunos cuatro estrellas en Lisboa? ¿Y de los precios de un hotel decente en el centro de Londres?

Nada más lejos de mi intención que darle la razón al sr. Gaspart y sus colegas patronos, fomentando la subida de tarifas (tampoco creo que necesiten que yo les jalee para hacerlo). Pero creo que en general los precios de los hoteles en España son muy razonables si los comparas con otros países occidentales.

Según un estudio de Trivago, un portal comparador de precios de hoteles, España es el sexto país con los hoteles más baratos de Europa, con un precio medio por habitación doble de 89,25 € en 2010 . Solo Polonia, Bulgaria, Hungría, Rumanía y República Checa tiene precios medios por debajo del de España.

En el cuadro de arriba tenéis los precios medios en abril en varias capitales europeas.

¿Crees que los hoteles españoles tiene buena relación calidad / precio? ¿Te parecen caros? ¿Cual es el hotel más caro y cutre que recuerdas?

El mío, un motel de carretera en California el verano pasado: 165 € la noche, con muebles sacados de "Pesadilla en Elm Street". O del desván del mismísimo George Washington.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Oscar Fontan Oscar Fontan hace 7 años
Estamos de acuerdo en lo que se escribe, pero sólo en esto: «los precios medios españoles, en comparativa con otras ciudades son más bajos». Por el contrario, las instalaciones son más modernas. Por lo tanto de una mayor calidad-precio. Sin duda. www.hotel-innovador.com Sin embargo el asunto, es, un simple hecho de oferta y demanda. Hay más oferta que demanda; en nuestro país hay más hoteles a consecuencia de la burbuja inmobiliaria que todos conocemos. Ha sido fácil abrir un hotel, y las barreras de entrada para hacerlo han sido casi nulas. A esto ha que sumar que se ha especulado con muchos proyectos. Todo el mundo ha querido abrir un hotel y lo ha abierto. Las cadenas hoteleras han querido expandirse a toda costa, y se han expandido. Ahora disponemos de una planta hotelera espléndida, y además, a precios muy bajos. Porque tanto de lo mismo hace que acabe siendo lo mismo; y la cantidad se ha comido ventajas, en un momento en el que a un solo click de ratón el cliente puede ver: (1) precios y más precios por cada hotel en diferentes canales, y en disputa por ser el más bajo. (2) valor que promete dicho hotel por las opiniones de los clientes vs el precio. (3) situación de la infraestructura de dicho hotel (ya no es posible la creatividad ni la ingeniería fotográfica). Y esto es un problema porque los costes, sobre todo los fijos en personal, crecen. El caso es que yo daría la razón al Sr.Gaspar, sino fuera porque la cuestión de subir el precio no es más que un asunto de voluntad. Podemos poner el grito en el cielo avisando de los peligros que corre el sector y el turismo, pero el mercado es el que es. Nuestro sector hotelero es, además, un mercado tremendamente atomizado y commodity. Cada hotel es un átomo independiente y con poca diferenciación entre sus partes. Y, ni siguiera, muchas de las cadenas hoteleras pueden presumir de dicha diferenciación; sus átomos hacen moléculas, sí, pero sin mayores ventajas en este asunto, pues hoy el cliente decide principalmente por el precio, y no tanto por la marca. Veremos mañana… El cliente español ya se ha acostumbrado a esta situación. Difícil de revertir sino se incrementa la demanda, o desciende la oferta. Este mercado es un lugar donde los hoteleros se disputan al cliente “a cara de perro”. ¿A quién beneficia esto? Por supuesto al cliente. Y le quito la razón al Sr.Gaspar en cuanto al peligro que el turismo “low cost” pudiera generar. Al contrario, creo que la demanda de clientes por estos precios pudiera incrementarse. También hay que evaluar cada circunstancia y momento de demanda.