Los hosteleros de baleares dicen que ya ha habido cierres

La ley antitabaco resta competitividad a la hostelería

Las pérdidas llegan al 40%, dice Carbonell

Un centenar de representantes de los sectores de la hostelería, restauración y ocio se manifestaron, ayer por la tarde,  en Palma contra de la llamada Ley Antitabaco por considerar que genera pérdidas y resta competitividad turística a Baleares frente a otros destinos sin restricciones para fumar.

Empresarios contra la ley antitabaco.Empresarios contra la ley antitabaco.

La presidenta la de Asociación de Restauración Mallorca, integrada en la patronal CAEB, Pilar Carbonell, destacó que todas las asociaciones empresariales del sector "están juntas" en la protesta contra esta ley que prohíbe fumar en los establecimientos porque convierte a Baleares en "un destino turístico menos competitivo".

"El Gobierno nos ha mentido", acusó Carbonell, que señaló que la ley supone "una prohibición total que no tienen los demás países" y que solo se aplica en 4 de los 27 miembros de la UE. "No estamos como para perder clientes ni turistas".

La presidenta de los restauradores de Mallorca cifró las pérdidas ocasionadas por la reducción en la afluencia de clientes a los locales propiciada por la ley entre el 15 y el 40 % dependiendo de si son establecimientos pequeños o grandes, si cuentan o no con terraza y si están ubicados en el centro de Palma o en otros lugares.

"Nos consta que han cerrado bastantes locales y hubo 462 bajas de autónomos solamente en febrero, algo que no podemos atribuir a los hoteles sino al sector servicios y a establecimientos que han cerrado o han tenido que echar a sus trabajadores", aseguró la propietaria de los establecimientos Más Natural de Palma.

Carbonell, además, pidió al Gobierno central que escuche a las asociaciones empresariales y replantee o revise la ley "porque mucha gente está perdiendo dinero y esto está afectando a la economía de las islas".

La presidenta de Restauración de Mallorca remarcó que hay muchas opciones para responder a las demandas de los hosteleros, como la rectificación de la prohibición que ha llevado a cabo el Gobierno de Holanda para permitir a los establecimientos de menos de 70 metros cuadrados que no tienen trabajadores contratados elegir si dejan o no fumar.

Otras opciones son dar una moratoria a los establecimientos que habían hecho adaptaciones y divisiones en zonas de fumadores y no fumadores en 2005 para amortizar sus inversiones o flexibilizar la normativa en relación a las terrazas, según propone Carbonell.

Por su parte, el presidente de Restauración de PIMEM, Juan Cabrera, insistió en que los hosteleros tienen "motivos más que justificados" para protestar contra la ley y ha acusado al Gobierno central de "castigar al tejido empresarial" y abocar a las empresas al cierre.

En la cabecera de la manifestación figuraban también la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Marilén Pol, y el presidente de la Asociación de Salas de Fiesta, Discotecas y Similares de Baleares, Pedro Vidal, entre otros representantes de patronales.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.