Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Brasil: Suspenden control de estadounidenses que llegan a Río de Janeiro

13 enero, 2004
Un tribunal federal brasileño suspendió ayer lunes la sentencia judicial que obligaba a la policía aduanera a fichar a los ciudadanos estadounidenses en los puertos y aeropuertos de Río de Janeiro, informaron fuentes oficiales.
Un tribunal federal brasileño suspendió ayer lunes la sentencia judicial que obligaba a la policía aduanera a fichar a los ciudadanos estadounidenses en los puertos y aeropuertos de Río de Janeiro, informaron fuentes oficiales. No obstante, el control, decidido "en reciprocidad" por las medidas similares vigentes en Estados Unidos para los brasileños y otros ciudadanos de países a los que se exige visa, continuará en las otras ciudades del país. La medida fue suspendida en Río de Janeiro por solicitud de las autoridades municipales, que la semana pasada presentaron un recurso judicial alegando que los controles, consistentes en la toma de fotografías y de huellas dactilares, afectan el turismo y perjudican económicamente a la ciudad. El alegato de la municipalidad fue aceptado por el magistrado Catao Alves, presidente del Tribunal Regional Federal, con sede en Brasilia, quien consideró que el control puede provocar "millonarias pérdidas a la economía nacional" por una posible fuga de turistas. Desde el 1 de enero, por sentencia de un juez federal, la Policía Federal brasileña tiene la obligación de registrar en fichas, con fotografías y huellas dactilares, a todos los estadounidenses que lleguen a aeropuertos, puertos y puestos fronterizos de Brasil. La medida fue solicitada por un fiscal del estado de Mato Grosso do Sul como respuesta a otra similar que el gobierno estadounidense puso en marcha para controlar a todos los pasajeros que necesitan visa para ingresar a Estados Unidos. El juez federal que ordenó el control de los estadounidenses, Julier Sebastiao Silva, aseguró que su decisión se basó en el principio de reciprocidad del derecho internacional. La medida ha provocado largas filas de estadounidenses en los aeropuertos de Brasil, algunos de los cuales, en los primeros días, tuvieron que esperar hasta nueve horas para ser fichados. Según el magistrado que dejó sin efectos esa medida en Río de Janeiro, Estados Unidos tiene motivos de seguridad para imponer un control de pasajeros, mientras que Brasil no los tiene. "Si Estados Unidos tiene razones para adoptar las medidas cuestionadas por el fiscal de Mato Grosso do Sul, Brasil, sin motivo justificado -ya que el temor a atentados terroristas felizmente no forma parte de la vida nacional-, no puede hacer lo mismo alegando apenas el principio de reciprocidad", según la sentencia.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.