Barcelona se sitúa al mismo nivel que Venecia como base de cruceros

Barcelona se ha convertido en uno de los principales puertos del Mediterráneo base de la salida y escala de cruceros, a un nivel semejante, por ejemplo, a Venecia, indicó a EFE el director de Crucemar, Mariano González Santiso.

Barcelona se ha convertido en uno de los principales puertos del Mediterráneo base de la salida y escala de cruceros, a un nivel semejante, por ejemplo, a Venecia, indicó a EFE el director de Crucemar, Mariano González Santiso. Para González Santiso, esta importancia de Barcelona, y la "futura" de Valencia, se debe a que España es el país europeo que ha experimentado el mayor crecimiento en usuarios de cruceros en los últimos años, con un ritmo de crecimiento anual de un 20 por ciento. A juicio de este especialista, si el ritmo se mantiene España "puede tener más de un millón de cruceristas en el 2011",porque "ya no es "tenido ni temido" como un "viaje de lujo", y abre muchas posibilidades al viajero español. Barcelona y Valencia son los puertos que más han visto crecer sus frecuencias en las entradas y salidas de barcos de cruceros "especialmente Barcelona que ha sido elegida por varias compañías, españolas y extranjeras, como puerto base de salida con frecuencias regulares". Entre estas compañías destacan las españolas Iberojet cruceros -con dos barcos, el Grand Latino, que sale de Barcelona y el Grand Voyager, desde Valencia- y Pullmantur Cruises con el buque Oceanic que también sale desde Barcelona. La italiana Costa Cruceros, de "importante implantación en España", dispone de los buques Costa Fortuna y Costa Romántica (que navega por el Atlántico) ambos con salida desde Barcelona y el Costa Classica, desde Valencia. La estadounidense Royal Caribbean tiene dos barcos, Brillance of the Seas y Splendour of the Seas, que también con salida desde Barcelona, navegarán por diferentes rutas durante este verano y la también estadounidense Celebrity Cruises realizará distintas salidas desde el puerto de Barcelona. En 2003 el total de cruceristas en España fue de 195.000, frente a los 145.000 de 2002, lo que supone un aumento superior al 34 por ciento un ritmo mayor del esperado y una progresión de ventas durante 2004 "que superan las previsiones más optimistas", según el director de Crucemar. El cierre del 2004, y aunque González Sentiso muestra su preocupación por el próximo otoño, cuando bajen bastante las ocupaciones por culpa "sobre todo" de una excesiva oferta, es "muy optimista, pues llegaremos, casi con toda probabilidad a los 250.000 cruceristas". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.