Diario 5433 20.11.2018 | 21:17
Hosteltur: Noticias de turismo

El turismo de sol y playa salvó la temporada estival en Granada

6 septiembre, 2004
El turismo nacional de sol y playa en el litoral granadino "ha salvado" la temporada veraniega en la provincia, donde el de interior, con una media de ocupación hotelera de en torno al 50 por ciento en julio y agosto, se ha "resentido", según ´ha afirmado la Federación Provincial de Empresas de Hostelería.
El turismo nacional de sol y playa en el litoral granadino "ha salvado" la temporada veraniega en la provincia, donde el de interior, con una media de ocupación hotelera de en torno al 50 por ciento en julio y agosto, se ha "resentido", según ha afirmado la Federación Provincial de Empresas de Hostelería. El presidente de la federación, Gregorio García, subrayó los buenos resultados arrojados por el turismo de sol y playa, especialmente en julio al alcanzarse el 95 por ciento de ocupación hotelera frente al 87 de agosto, pero alertó de las dificultades de competir en precios con otros destinos en el extranjero para ese tipo de turismo, que es el que eligen en vacaciones tres de cada cuatro veraneantes, según la Organización Mundial de Turismo. Esa circunstancia, unida al progresivo "desequilibrio" entre la oferta y la demanda en Granada, que en dos años ha aumentado en 3.000 el número de camas, por encima, a juicio de García, de la demanda turística que recibe la provincia, "preocupa" al sector. "No es que estemos en crisis pero sí preocupados", señaló el presidente de la Federación de Empresas de Hostelería, que sostuvo que, para competir, la provincia tiene que ofrecer un "turismo de calidad y excelencia, que es la que nos puede salvar", agregó. El "fuerte" crecimiento de la oferta en Granada y su provincia "ha pasado factura", especialmente al turismo rural, que se ha mantenido este verano con una ocupación hotelera del 50 por ciento, si bien se trata de un tipo de turismo que no da "estabilidad vacacional" en verano porque la duración de la estancia del que opta por el interior suele ser menor que la del turista de playa. A falta del cierre, este mes, de la temporada estival, García consideró "atípico" los resultados turísticos de este verano en la provincia, donde la media global de ocupación hotelera ha sido de en torno al 48 por ciento en julio y del 52 el pasado agosto. Julio fue un mes "malo" para el sector, que ha sufrido la merma de gasto por turista y visitante, según García. Aunque el turismo de sol y playa "ha salvado" la temporada veraniega en la provincia, García advirtió de las carencias del litoral granadino en el sector de servicios, entre las que citó la escasez de arena y aparcamientos en las playas de Almuñécar. El presidente de la federación dijo que los empresarios asumen su responsabilidad, que pasa por la "comercialización" de la oferta, pero instó a las administraciones a que hagan lo propio con la suya, que es la promoción de los atractivos turísticos de la provincia. "Que cada palo aguante su vela", dijo García tras precisar que la afluencia de visitantes, que en Granada empezará a crecer a partir de octubre, debe ir acompañada de infraestructuras y servicios.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.