España mantendrá en 2004 su segundo puesto como país más visitado, asegura la OMT

España mantendrá este año su segundo puesto en la lista mundial de los países más visitados del que relevó a los Estados Unidos tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, según cálculos de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

España mantendrá este año su segundo puesto en la lista mundial de los países más visitados del que relevó a los Estados Unidos tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, según cálculos de la Organización Mundial de Turismo (OMT). En declaraciones a EFE, el secretario general de la OMT, Francesco Frangialli, aseguró que España mantendrá el segundo puesto mundial, por detrás de Francia, pese a que el resultado de este año no será "excepcional", pero tampoco lo será para el país galo. Frangialli desvinculó la desaceleración del turismo español de los atentados terroristas perpetrados en Madrid el 11 de marzo y apuntó a la debilidad económica de los principales mercados emisores de turismo hacia España y al crecimiento de los mercados emergentes, entre las causas más importantes. A juicio del secretario general de la OMT, los atentados de Madrid no han tenido consecuencias significativas para el sector turístico español, mientras que Estados Unidos perdió, tras el 11-S, 15 millones de llegadas en dos años (2001-2003) que serán muy difíciles de recuperar. En cuanto a los ingresos por turismo, España seguirá ocupando también el segundo puesto, tras Estados Unidos y por delante de Francia, que tiene unos ingresos similares a los de España, por lo que no podrá de momento superarla. Sin embargo, pese a la caída del número de turistas sufrida por Estados Unidos tras el 11-S, el gasto medio por turista "está muy por encima de la media mundial y europea", gracias, en parte, a una mayor estancia media de los turistas que visitan el país. La OMT considera que España "no va a crecer mucho", pero tampoco lo harán Francia e Italia, frente a "una recuperación muy fuerte a nivel global", pero "tampoco se puede esperar que Francia, España e Italia crezcan como otros países si ya alcanzan casi 73 millones (Francia) y 53 millones (España) de llegadas internacionales anuales", indicó. Con estas cifras se puede subir como máximo un 4 por ciento, pero es muy difícil alcanzar un 10 por ciento, dijo, por lo que la estrategia de países como España y Francia "no es crecer más; lo que quieren es que el turismo genere efectos económicos y sociales más importantes en sus economías, en su sociedad y en su territorio". La idea ya no es de que lleguen 5 millones de turistas más, sino de lo que se trata es "cómo gestionar ese turismo para que genere más ingresos, más renta y mejor calidad de vida para todo el mundo" y que sea aprovechado por la economía y la sociedad, añadió. Frangialli explicó que Francia, que tiene muchos programas para mejorar la calidad del turismo para ser más eficientes en el manejo de las empresas turísticas y colaborar más con ellas, ha optado recientemente por "seguir el modelo español". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.