Turistas tardan 12 horas en viajar de Canarias a Barcelona por cancelación de vuelo

Una cuarentena de turistas catalanes, entre ellos un bebé de dos años, realizaron ayer un viaje de doce horas de duración entre Lanzarote y Barcelona porque el vuelo 'charter' que tenían contratado ha sido anulado, según ha explicado a EFE uno de los afectados. "Teníamos que volver en un 'charter' que salía del aeropuerto de Lanzarote a las dos del mediodía y en tres horas estábamos en Barcelona y ayer (por el lunes), la minorista Horizontes, nos avisó de que lo habían cancelado porque éramos pocos", explica Roberto Jiménez uno de los indignados turistas.

Una cuarentena de turistas catalanes, entre ellos un bebé de dos años, realizaron ayer un viaje de doce horas de duración entre Lanzarote y Barcelona porque el vuelo 'charter' que tenían contratado ha sido anulado, según ha explicado a EFE uno de los afectados. "Teníamos que volver en un 'charter' que salía del aeropuerto de Lanzarote a las dos del mediodía y en tres horas estábamos en Barcelona y ayer (por el lunes), la minorista Horizontes, nos avisó de que lo habían cancelado porque éramos pocos", explica Roberto Jiménez uno de los indignados turistas. Todos los afectados contrataron telefónicamente una estancia de una semana en Lanzarote con vuelo de ida y vuelta desde Barcelona con Viajes Marsans y ayer martes debían volver con un vuelo 'charter' que Horizontes ha substituido por un viaje que incluye el traslado del grupo en ferry a Fuerteventura, donde han tomado un avión que ha hecho escala en Madrid antes de llegar a Barcelona a última hora de la tarde de ayer. Fuentes del servicio de calidad de Horizontes consultadas por EFE han explicado que "tuvimos que cancelar el 'charter' y luego fue imposible encontrarles un vuelo desde Lanzarote, lo único que hemos podido hacer es que volvieran a Barcelona desde Fuerteventura, con escala en Madrid". Las mismas fuentes han asegurado que "los turistas van acompañados en todo momento por un guía de la agencia para solucionar los problemas que puedan producirse y ya les hemos indicado que podrán presentar sus reclamaciones a la llegada a Barcelona". Estas afirmaciones se contradicen con lo que ha explicado Roberto Jiménez, quien asegura que les han tenido en el más absoluto abandono y "ni tan siquiera se han preocupado por una niña de dos años que tendrá que pasar un día con comida preparada fría y padecer un viaje de doce horas por tierra, mar y aire". "Nos han dicho que la comida era nuestro problema, nos han hecho levantar a las siete de la mañana, nos han subido a un autobús y nos han metido en un ferry rumbo a Fuerteventura por los pelos, sin nadie que nos acompañase", asegura Jiménez. Los afectados consideran que Marsans podía haber buscado una solución de retorno más rápida, vía Tenerife ya que les consta que habían plazas en diversas compañías aéreas de vuelos entre Tenerife y Barcelona. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.