Diario 5512 20.02.2019 | 08:06
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteles de Ibiza y Formentera podrían retrasar su apertura en temporada alta por la temprana Semana Santa

11 enero, 2005
El presidente de la Federación Hotelera de Ibiza y Formentera, Pedro Matutes, considera que el hecho de que la Semana Santa se celebre este año a finales de marzo podría hacer que los hoteles de ambas islas retrasen su apertura para la temporada alta turística.
El presidente de la Federación Hotelera de Ibiza y Formentera, Pedro Matutes, considera que el hecho de que la Semana Santa se celebre este año a finales de marzo podría hacer que los hoteles de ambas islas retrasen su apertura para la temporada alta turística. De hecho, Matutes indicó que podría darse el caso de que los hoteles abrieran en Semana Santa y luego cerraran hasta la llegada de la temporada alta turística, que en los últimos tiempos suele iniciarse a primeros de mayo, dado que un fuerte descenso en la ocupación en ese periodo intermedio podría hacer "inviable" la rentabilidad de los establecimientos. El presidente de los hoteleros pitiusos consideró que las campañas promocionales específicas para esos días no son necesarias ya que la Semana Santa incluye pocos días, por lo que se registra mucha demanda y se obtiene una buena ocupación. Así, a su juicio, el problema estará en el mes que va desde la Semana Santa hasta el inicio de la temporada alta turística, periodo al que debería dirigirse la promoción turística de estas islas. Por su parte, el responsable de Promoción de la Consejería de Turismo en las Pitiusas, Cándido Valladolid, pidió calma a los hoteleros y aseguró que la gente sale de vacaciones independientemente de la fecha en que caiga la Semana Santa, por lo que 2005 será muy similar al pasado año. El responsable de Promoción y edil de Turismo de Formentera explicó que continuarán desarrollándose campañas de promoción en el Este Peninsular y que se extenderán si es posible al País Vasco. En todo caso, recordó que la promoción debe verse acompañada por el trabajo de los hoteleros, que para cuando lleguen los turistas deben tener "la casa limpia y en perfectas condiciones". EL GOBIERNO PROMETE AYUDA Y COLABORACIÓN. El Gobierno balear ofrecerá toda la ayuda y colaboración necesaria para conseguir la desestacionalización de la temporada turística, según dijo el consejero de Turismo, Joan Flaquer, en alusión a la petición realizada por el presidente de la Federación Hotelera de Mallorca (FHM), Pere Cañellas, de campañas de promoción específicas para los meses de abril, mayo, junio, septiembre y octubre ante la preocupación del sector por la pronta llegada de la Semana Santa. Preocupación que es compartida también por los hoteleros de Ibiza y Formenterfa. Flaquer manifestó que el Ejecutivo continuará realizando acciones promocionales en los mercados emisores más importantes, aunque diferenciando los mensajes orientados a la temporada baja y a la temporada alta. "Intentaremos, de común acuerdo con el sector, realizar este tipo de campañas enmarcadas en los planes de marketing que se han elaborado con ellos", comentó y recordó que, en estos momentos, el turismo en Baleares tiene dos "grandes asignaturas pendientes", tales como mejorar la rentabilidad y prolongar la temporada turística. Aunque rechazó realizar una previsión sobre la temporada turística de este año, Flaquer confió en que en 2005 se podrán lograr unos resultados mejores que los conseguidos en 2004, siempre que se realice un buen trabajo en promoción exterior e interior.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.