Diario 5324 16.07.2018 | 20:47
Hosteltur: Noticias de turismo

La OMT pide que no se cree una alarma "innecesaria" sobre la gripe aviar, ya que afectaría al turismo

20 octubre, 2005
La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha pedido prudencia a los Gobiernos para que no creen una alarma social "innecesaria" sobre los efectos de la gripe aviar y, por consiguiente, se vea afectado el turismo de los países donde se han detectado casos de esta enfermedad, como ya ocurrió en 2003 con la expansión de la neumonía atípica (SRAS) en sureste asiático.
La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha pedido prudencia a los Gobiernos para que no creen una alarma social "innecesaria" sobre los efectos de la gripe aviar y, por consiguiente, se vea afectado el turismo de los países donde se han detectado casos de esta enfermedad, como ya ocurrió en 2003 con la expansión de la neumonía atípica (SRAS) en sureste asiático. Así lo ha puesto de manifiesto el secretario general de la OMT, Francesco Frangialli, quien anunció que se reunirán próximamente con la Organización Mundial de Salud (OMS) para combatir que la amenaza sobre una epidemia de gripe aviar tenga un efecto "serio" sobre el turismo internacional. El objetivo del encuentro es ayudar a la industria turística a estar mejor informada y preparada respecto a la gripe aviar. Asimismo, subrayó que todavía se desconocen muchos aspectos sobre la enfermedad, como su posible transmisión al ser humano. En este sentido, señaló que la OMT está trabajando para que los ciudadanos no sean disuadidos de viajar sin una buena razón, y añadió que una alarmismo "innecesario" sobre casos como la gripe aviar puede afectar negativamente al turismo, y por lo tanto a las economías, especialmente en aquellas naciones en desarrollo, y a los trabajadores de este sector. "Sabemos que es probable que haya una epidemia por la gripe aviar, pero desconocemos qué regiones se verán afectadas y durante qué periodo", matizó Frangialli, quien afirmó que lo que conocen es el efecto sustancial que tendría una epidemia en el turismo, tras el caso de SRAS, ya que, según explicó, los ciudadanos cancelarían sus viajes a los destinos amenazados por esa epidemia. "Nuestro mensaje no es crear pánico, pero tampoco sobreestimar el problema", explicó Frangialli, quien recomendó a los Gobiernos que sólo distribuyan a los ciudadanos consejos relacionados con la gripe aviar ante un viaje como último recurso, y que los modifiquen tan pronto como la situación mejore. Según datos de la OMT, la expansión del virus SRAS redujo la llegada de turistas extranjeros en un 9% en el noreste de Asia y un 14% en el sureste de la zona en 2003. En este sentido, Frangialli señaló que los efectos de este virus fueron mayores, debido a la difusión de noticias, la mayoría de ellas "especulativas" e "insustanciales".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.