Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El control de Varig cambia de manos cuatro veces en una semana

17 diciembre, 2005
El control de la aerolínea brasileña Varig cambió de manos por cuarta vez en una semana al devolver un juez los poderes políticos y administrativos que había perdido la Fundación Rubén Berta, propietaria del 87% de su capital.
El control de la aerolínea brasileña Varig cambió de manos por cuarta vez en una semana al devolver un juez los poderes políticos y administrativos que había perdido la Fundación Rubén Berta, propietaria del 87% de su capital. El Tribunal de Justicia de Río de Janeiro informó ayer de que la decisión del juez Ciro Darlán de devolver a la Fundación el control de Varig dejó sin efecto el anuncio hecho poco antes por jueces de la sala Empresarial de la misma corte. El principal accionista de Varig fue apartado el jueves del control de la compañía por intentar suspender el proceso de recuperación judicial en el que se encuentra. Con la separación anunciada por los jueces de la sala Empresarial, el control pasaría al Consejo de Administración de Varig, que el 7 de mayo cumplió 78 años desde su creación. El embrollo judicial comenzó el lunes pasado, con el anuncio de la compra del 25% de las acciones de la aerolínea por parte del grupo Docas Investimentos, del empresario Nelson Tanure, propietario de los diarios Jornal do Brasil y Gazeta Mercantil. Tanure y su grupo se disponían a pagar 112 millones de dólares por las acciones con derecho a voto y también recibirían de la Fundación Berta en usufructo por 10 años de otro 42% de los títulos. El Ministerio Público del estado de Río de Janeiro suspendió el martes la negociación por considerar que la aprobación final tendría que contar con el voto de los acreedores, la Justicia y el Departamento de Aviación Civil. Con esta decisión, el suspenso se trasladó para este lunes, fecha de la próxima asamblea de acreedores compuesta por una larga lista de empresas oficiales y privadas.De esta forma, el control de Varig, que había sido reivindicado por el grupo Docas Investimentos volvió a manos de la Fundación Rubén Berta, que el jueves intentó suspender el amparo de la Ley de Quiebras, para eludir los rígidos controles de los tribunales. La resolución judicial que retiró el poder a la Fundación buscaba proteger a la aerolínea contra eventuales interferencias de los controladores en su proceso de recuperación judicial. La determinación contraria adoptada por el magistrado Siro Darlán aclara que la decisión sobre el futuro de Varig y de sus controladores es incumbencia de los acreedores, que deben pronunciarse en su asamblea del próximo lunes. Varig acumuló hasta septiembre una deuda de 2.062 millones de euros (unos 2.478 millones de dólares) y al cierre del tercer trimestre su patrimonio líquido era negativo en 2.611 millones de euros (unos 3.140 millones de dólares).
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.