Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La OMT dice que el petróleo ya es un factor permanente de sobrecoste para el transporte aéreo

19 diciembre, 2005
El encarecimiento del petróleo "ya no es un fenómeno coyuntural", como a comienzos de los años 80 ó 90, sino un factor "permanente de costes suplementarios, en particular para el transporte aéreo", afirmó el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Francesco Frangialli.
El encarecimiento del petróleo "ya no es un fenómeno coyuntural", como a comienzos de los años 80 ó 90, sino un factor "permanente de costes suplementarios, en particular para el transporte aéreo", afirmó el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Francesco Frangialli. Según Frangialli, reelegido el pasado 29 de noviembre por la decimosexta Asamblea General de la OMT para su tercer mandato al frente de la organización, la subida del precio del combustible, junto a epidemias y choques exteriores, son fenómenos nuevos que incidirán en la evolución del turismo en los próximos años. Estos factores, sumados a los cambios en el comportamiento del usuario, como los viajes más cortos y más frecuentes o el uso de Internet, acelerados por los atentados terroristas del 11-S, "conducen a una visión diferente de futuro", aunque no impedirán el crecimiento del turismo, indicó. Las previsiones de la OMT apuntan este año a un resultado de 800 millones de desplazamientos turísticos en el mundo, cifra que se duplicará en 2020. En opinión de Frangialli, el incremento de los precios del petróleo se absorberá, aunque ejercerá una presión estructural sobre el conjunto del sector turístico. Por un lado, acentuará el desarrollo interregional de la demanda y, por otro, impulsará la concentración de hoteles, turoperadores, agencias de viajes y compañías de transporte. Además del encarecimiento del combustible, las aerolíneas se enfrentarán a los costos crecientes de la seguridad y las tasas aeroportuarias, pero, a medida que se endurezcan las medidas de seguridad, la influencia del terrorismo en el sector se irá desplazando del transporte aéreo al terrestre. El endurecimiento de dichas medidas varía de un país a otro y los que, como Estados Unidos, aplican políticas muy restrictivas, se encuentran con un enfriamiento de la demanda de los turistas extranjeros. De 2000 a 2004, la cuota correspondiente a Estados Unidos de turistas procedentes de Alemania se redujo del 20 al 16,7%, la de brasileños, del 42,4 al 30,4%, y la de franceses, del 15,8 al 10,5%, cambios que han beneficiado a países como Japón, que ha facilitado la entrada a los visitantes chinos, o a Europa, con turistas de Brasil. Cuatro nuevos mercados Medidas similares adoptadas por otras naciones podrían llevar a cambios significativos en la cuota de mercado de todo el turismo internacional en los próximos cuatro años, a lo que contribuirá también la aparición de cuatro mercados emergentes: China, India, Rusia y Polonia, que serán uno de los principales motores de la expansión de los viajes mundiales durante el mismo período. Hasta un 19% de los 1.300 millones de habitantes que tiene China puede clasificarse ya como clase media y tiene, por tanto, medios para viajar al exterior, mientras que en India, con 1.200 millones, se observa que más de la mitad de los viajes al extranjero de su población se realizan fuera de Asia, lo que establece una clara diferencia con casi todos los mercados turísticos del mundo, en los que predominan los viajes de corta distancia. Por otro lado, en la última década, los viajes al extranjero desde Rusia crecieron un 24% y los de larga distancia un 55%, en tanto que la integración de Polonia en la UE ha generado un mayor potencial de crecimiento económico, que se ha visto reflejado en el incremento de los viajes al exterior a un ritmo superior al 8% anual durante el mismo período. Otro factor que determinará el futuro camino de la industria turística son los cambios demográficos, marcados por el envejecimiento de la población en muchos países industrializados, lo que significa un mercado creciente de personas con rentas discrecionales más altas y más disponibilidad para viajar. Por su parte, el mayor acceso de los consumidores a Internet está desplazando el centro de poder de las empresas a los viajeros, hace más frágil la fidelidad a los proveedores y a las marcas, más transparentes los precios y más universal la distribución barata. Ante esta situación, la buena investigación y la mercadotecnia adquieren mayor importancia que nunca, lo que llevará a una colaboración aún más estrecha entre el sector privado y el público en el campo de la promoción turística, especialmente en los países más desarrollados, aseguró Frangialli en declaraciones a EFE.
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.