ITB cierra con récord de visitantes y optimismo

La Bolsa Internacional del Turismo (ITB) cerró ayer domingo sus puertas con récord de visitantes y aires optimistas, pese a la adversa climatología en Berlín y la preocupación por el impacto de la gripe aviar en el sector turístico alemán.

El número de visitantes superó, con 160.000, los 142.000 del año anterior, desafiando las nevadas de los cinco días de la feria. Los anfitriones alemanes confían, además, en tener un año extraordinario, gracias al imán del Mundial de Fútbol, del 9 de junio al 9 de julio. "El sector turístico alemán está en alza. Esperamos un año de éxitos", dijo al cierre de la ITB el presidente de la Federación Alemana de Agencias de Viaje, Klaus Laepple. El optimismo se fundamenta tanto en el turismo interior como en la llegada de visitantes extranjeros para el torneo futbolístico, que se celebrará en 12 estados de todo el país. Se confía también en mantener bajo control los focos de gripe aviar detectados hasta ahora mayoritariamente en el noreste del país, sobre todo en la isla de Rügen, gran destino del turismo doméstico. La ITB, la feria más importante del mundo del sector turístico, se abrió el miércoles con un éxito por anticipado de participación: 10.500 expositores de 180 países en una superficie de 150.000 metros cuadrados. Ocho de cada diez eran extranjeros. Los países afectados por el tsunami de diciembre de 2005 -Sri Lanka, Tailandia, Indonesia, la India y las Maldivas- tuvieron una abultada presencia en esta edición, decididos a levantar cabeza tras el complejo ejercicio anterior. Grecia, país invitado, fue la estrella oficial de la ITB, aunque España sigue siendo el lugar preferido por los anfitriones germanos para sus vacaciones en el extranjero. Las islas Baleares y las Canarias se defendieron asimismo como los lugares favoritos de vacaciones en España de los ciudadanos alemanes, que el año pasado emprendieron 79,5 millones de viajes de turismo de más de cinco días en todo el mundo. Ello demuestra que el afán viajero de los alemanes mantiene su vitalidad, según Laepple, pese al temor a la gripe aviar, las consecuencias del tsunami en Asia y el conflicto generado en países islámicos por las caricaturas sobre Mahoma. Junto a los destinos en alza latinoamericanos, Caribe y de otras regiones del mundo, presencias plenamente consolidadas en la ITB, acudieron asimismo a la feria berlinesa regiones conflictivas como Afganistán o Irán. Pese a las recomendaciones de los ministerios de Exteriores occidentales, que advierten de los peligros de visitar zonas en conflicto o pos-bélicas, estos países buscaron también su parcela de ingresos turísticos entre los visitantes aventureros y apasionados de los destinos no "convencionales". Asimismo y con la intención de abrir mercado, estuvo en la ITB un experto en viajes espaciales, Robert Alexander Goehlich, de la Universidad de Ykohame, según el cual en los próximos 15 a 25 años habrá una expansión del turismo masificado en esa órbita. De la fase experimental de ahora se pasará a la "realidad cotidiana", afirmó. Corroboró sus palabras el astronauta alemán Ulf Merbold, quien recordó que hace apenas 80 años se hizo el primer vuelo trasatlántico y que ahora se cuentan por millones las personas que anualmente cruzan en avión el océano. Hoy por hoy, sin embargo, la oferta se limita a los viajes a la estación espacial ISS, organizados por las autoridades rusas, a un precio disuasorio para el común del consumidor turístico: 20 millones de dólares (16 millones de euros). 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.