Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Las compañías aéreas no podrán camuflar las tarifas reales en su publicidad

19 julio, 2006
Los suplementos ocultos detrás de los precios nominales de los billetes aéreos en apariencia "baratos" tendrán que ser publicados en su totalidad por las líneas aéreas, conforme al nuevo proyecto normativo que impulsa la Comisión Europea para protreger al consumidor de la publicidad engañosa, así como de la diferenciación de tarifas con base "en el domicilio o la nacionalidad del pasajero, o del lugar de ubicación de la agencia de viajes".
Entre distintos aspectos, la propuesta de regulación que prepara la Comisión de Transporte se ocupa especialmente de garantizar la transparencia en los precios de los pasajes aéreos estableciendo que deben clarificársele al usuario todos los conceptos que son aplicables, cargas e impuestos incluidos. Esta disposición que entrará en vigencia en 2007, aplicada en combinación con la directiva sobre prácticas comerciales desleales, adoptada el 11 de mayo de 2005, evita que las líneas aéreas 'engañen' a los consumidores anunciando sólo los precios, excluyendo los impuestos, cargas y honorarios por servicios que sólo se agregan en el momento de la reserva efectiva o el pago. Este proyecto presentado ayer en Bruselas y difundido por el comisionado de Trasnporte de la Comisión Europea, Jacques Barrot, permitirá a los usuarios comparar precios equivalentes forzando a las líneas aéreas a incluir todos los conceptos que deben pagar dentro del precio nominal, incluyendo tasas de aeropuerto, primas especiales como transporte de silla de ruedas por ejemplo, la tarifa de equipaje, servicios y los suplementos por combustible. Barrot ha destacado que "demasiado frecuentemente los pasajeros son confundidos por tarifas en apariencia atractivas que resultan ser mucho más altas en el momento de la compra". Tanto las compañías regulares en sus distintas ofertas y varias líneas aéreas low cost han sido criticadas por la práctica de promover precios de introducción o "increíbles ofertas" en sus web para luego los consumidores descubrir que la tarifa que en realidad pagan es mucho más alto debido a la imposición de varios "fees" adicionales. Prohibida la discriminación tarifaria Otro aspecto importante de la resolución en proyecto es que establece la tasación no discriminatoria y transparente de los servicios aéreos. En este sentido, prohíbe expresamente la diferencia de precios en los pasajes aéreos con base en el domicilio, la nacionalidad o el lugar de ubicación física de la agencia de viajes. En términos prácticos, esto significa que para un mismo producto, como por ejemplo, el mismo asiento en el mismo vuelo reservado en el mismo momento no tiene por qué haber diferencias en el precio basadas en el domicilio del pasajero. Explican las autoridades europeas que tales diferencias se han observado a menudo en las web de las líneas aéreas. "Los residentes de un Estado miembro han tenido que reservar en la web especiífica del país de la aerolínea, debido a que los precios eran distintos en las web de la empresa pero en otro país. El domicilio del pasajero era establecido por el número de la tarjeta de crédito de consumidor". Las líneas aéreas deberán enfrentar esta prohibición: no cobrar a los pasajeros tarifas diferentes en países europeos distintos. Las nuevas regulaciones entrarán en vigencia en el otoño 2007, tras ser aprobadas en el seno del Parlamento Europeo y por los 25 gobiernos nacionales de cada uno de los países comunitarios. Diana Ramón (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.