Diario 5324 16.07.2018 | 15:08
Hosteltur: Noticias de turismo

Ganaderos amplían negocio con la oferta de safaris fotográficos en fincas de toros bravos

21 agosto, 2006
Los propietarios de ganaderías de toros bravos han encontrado un nuevo filón con la oferta de visitas programadas por sus fincas que incluyen safaris fotográficos, una actividad que despierta el interés de turistas nacionales y extranjeros procedentes de Francia, Alemania y Estados Unidos, principalmente.
De esta opinión es el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Eduardo Miura, quien explicó a Efe que se trata de una actividad positiva para el gremio, ya que "supone dar a conocer la evolución del toro antes de llegar a la plaza y nuevos ingresos para el ganadero", al margen de los beneficios propios de la lidia. Miura hizo hincapié en la necesidad de dar a conocer una tradición de la tauromaquia y además reivindicó mayores ayudas económicas para los ganaderos, "ya que mantener al toro de lidia supone un gasto económico importante". En Castilla y León, la oferta de estos productos turísticos comienza a demandarse con mayor frecuencia en las oficinas de información a los viajeros, sobre todo en la provincia de Salamanca, que cuenta con la mayoría de las ganaderías de la región. El propietario del cortijo Tabera de Arriba en la provincia de Salamanca, Ramón Flores, señaló que comenzó a ofrecer visitas a su finca en 2001 y que la demanda se produce durante todo el año, aunque "suele incrementarse en otoño y primavera" y añadió que "sobre todo acogemos a grupos concertados con agencias de viajes y hemos llegado a tener visitas de hasta quinientas personas en una jornada". En algunos casos el 'safari' se realiza en el todoterreno del propietario de la finca y en otros desde el propio vehículo o autobús de los visitantes. El recorrido, con una duración de dos horas, comienza en el establo en el que las vacas amamantan a los terneros, a continuación se muestran los novillos, las yeguas y los toros de hasta 4 años, que son los que posteriormente se lidiarán en las plaza de toros de España y el sur de Francia. La visita a la finca puede terminar con un tentadero, en el que novilleros o matadores muestran a los curiosos los detalles del toreo, aunque alguna de las ganaderías también oferta como punto y final del recorrido un vino español, espectáculos de flamenco y paseos en tartana, entre otros.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.